¿Por qué sufrimos?

Dr.MichaellaitmanBaal HaSulam, “Arvut” (Garantía mutua): Pero, debido al descenso de la naturaleza humana al grado más bajo, que es el amor a sí mismo que rige de manera irrestricta sobre toda la humanidad, no hubo manera de negociar con ellas y persuadirlas para que aceptaran tomar sobre sí mismas, ni siquiera como una promesa vacía, el salir de su estrecho mundo hacia los amplios espacios del amor por los demás. La excepción fue la nación de Israel, dado que ellos fueron esclavos en el reino salvaje de Egipto durante 400 años de horribles tormentos.

Nuestros sabios dijeron: “Así como la sal endulza la carne, la agonía pule los pecados del hombre”.

Pregunta: El pueblo de Israel sufrió a lo largo de su historia y no veo cómo ayudó eso. Después de todo, la corrección la realiza la Luz, ¿qué nos aportan los tormentos?

Respuesta: De hecho, así es como esto se presenta y nosotros somos guiamos por medio de lo que vemos. Cada uno de nosotros tiene sus propios “anteojos”, y nada puede hacerse.

Ustedes creen que el exilio de Egipto fue un período de sufrimiento físico, pero ante mis ojos fue una revelación espiritual del mal. Lo consideran como el ataque de Faraón, pero yo lo considero como un brote de la inclinación al mal. Los egipcios los atormentaron a ustedes externamente, y a mí internamente. Bajo una lluvia de golpes, ustedes escaparon del Egipto geográfico, y yo del Egipto interno. El aspecto espiritual es tan fuerte que he experimentado el exilio de Egipto, no externamente, sino principalmente como problemas internos. Fui sacado de Egipto para alcanzar el mundo de Atzilut. Para ustedes, fue suficiente con deshacerse de la opresión física de Faraón, de la esclavitud externa.

La misma distinción es característica del mundo contemporáneo. En las dificultades y los problemas actuales, yo veo un atractivo, un detonante necesario para que nos movamos hacia la meta. Ustedes los perciben como una maldición, más que como un medio para el avance. Quieren evitarlos, y yo, por el contrario, digo que no debemos huir de ellos, sino que debemos corregirnos a nosotros mismos para que en vez de desgracias, podamos sentirnos cómodos, benevolentes, y seguros en el mundo futuro.

Hoy, cuando el proceso nos obliga a alcanzar la redención en general, se hace aún más claro que no hay lugar hacia el cual podamos correr. Esto significa que si el pueblo judío no inicia el proceso de auto corrección, enfrentará miserias por todos los lados, apuros económicos, emocionales y físicos, de todo, en Israel, en los Estados Unidos y en otros lugares.

El lugar más seguro es la tierra de Israel. Sus habitantes tendrán que luchar físicamente, pero sobre todo internamente. Es por eso que nosotros tenemos que difundir el conocimiento cabalístico en Israel, y principalmente tenemos que difundir la metodología de la educación integral. Después de todo, esto depende de la medida en que seamos capaces de transferir al pueblo judío que enfrenta problemas como batallas convencionales hacia las batallas espirituales.

Las personas deben entender que si luchamos internamente por unirnos, “suavizaremos” y “endulzaremos” las fuerzas negativas. Éstas no las destruyen, lo cual es imposible, sino que las convierten en buenas y útiles. La unidad nos permitirá ser más fuertes, haciendo que de esta forma nuestros enemigos se retiren. Nosotros no vamos a tener una lucha con ellos y ellos dejarán de luchar con nosotros. Por el contrario, ellos vendrán a nosotros para aprender las maneras de unirse.

Después de todo, la separación los afectará incluso peor que a nosotros. En Israel, esto lleva a conflictos políticos; en otras áreas, cada día pierden la vida decenas y cientos de personas, y el caos sólo seguirá creciendo.

Por lo tanto, si queremos armonía y paz, tenemos que empezar por aquí. No tenemos otra opción. Y no tiene sentido que nos detengamos en las aflicciones físicas de los judíos en Egipto. En este caso, ustedes no entienden esto, ni todas las demás catástrofes que les ocurrieron a los judíos a largo de la historia, ya sea que se trate de la Inquisición, los pogromos, o del Holocausto. Por supuesto, esto no puede explicarse desde nuestro nivel actual, puesto que nosotros no vemos toda la realidad o el sistema entero, como para entender lo que está pasando, o sus causas.

En resumen, se trata de una deficiencia cualitativa y nosotros estamos en una fase muy importante, crucial.

En general, inconscientemente las naciones del mundo, presionan al pueblo de Israel para que éste les enseñe la metodología de la corrección. Y la presión puede tomar varias formas.

Pero lo que es sorprendente: Antes de que las naciones del mundo vengan a Israel, ellas pelearán y tendrán conflictos entre sí. Sin embargo, nosotros ya podemos ver en torno a quién gira toda la “trama”. Israel es casi invisible en el mapa, sin embargo, es el verdadero centro de los acontecimientos, y con el tiempo, este hecho aparecerá con mayor claridad.

En última instancia, los procesos actuales obligan a los judíos a unirse, a darle un ejemplo al mundo, a llevarlos a todos hacia la unidad global, y a elevar a la humanidad.

Este es el “esquema” simple. Sin embargo, en nuestro mundo, éste es implementado en inversiones de miles de millones de dólares, requiere de enormes recursos, y afecta directamente a millones de personas, convirtiendo este mundo en un escenario de comercio incontrolable.
(108016)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta