¿Quién está proyectando la película de nuestra vida?

thumbs_laitman_423_02A cada uno de nosotros se le dio un punto en el corazón, Reshimo (gen espiritual) del siguiente nivel, y entonces nosotros comenzamos a realizarla. ¿Pero cómo podemos realizarla? Después de todo, por una parte, existe un deseo que se enfoca en el Creador, pero por otra parte, parece haber muchas fuerzas y factores, y somos atraídos hacia un cierto lugar, sin saber qué hacer y cómo hacerlo.

En cada nivel tomamos decisiones sin saber hacia dónde somos atraídos, qué nos está sucediendo, o de dónde vienen todos los atributos y los nuevos deseos que hay en mí, etc.

El resultado es que yo tengo un problema para unirme con la fuerza superior. El mundo que hay a mi alrededor, es decir los diferentes factores, personas, animales, la naturaleza vegetativa e inanimada que influyen en mí, no son objetos corporales sino fuerzas que nos influyen. Yo tengo que atribuírselas al Creador y entender que Él es el único que está detrás de ellas, el comandante en jefe, el director, y el operador. Así es en cada nivel y en cada estado.

Pero hay un problema: ¿Cómo alcanzo la revelación del Creador? Revelar al Creador significa determinar que sólo Él maneja al mundo.

Él ha creado un Masaj (pantalla) a mi alrededor en forma de una esfera sobre la cual Él proyecta una película perpetua llamada “nuestro mundo”, “mi mundo”. Yo tengo que llegar a saber quién está proyectando esta película para mí. Es con este propósito que se me muestra en la pantalla la película en la que estoy. Cada vez me proyectan diferentes personas, eventos, y sensaciones y todo ocurre con el único fin de que yo revele al que manejada detrás de ellos, y que me enfoque sólo en Él, a través de todos los problemas. No existe nadie más aparte de Él.

 Quién es la proyección de la película de nuestra vida

Pero todo lo que me influye niega la unidad con el Creador y me proporciona sensaciones e información que son totalmente opuestas a Él. Por lo tanto me siento disociado. Por una parte, tengo la sensación de este mundo, de una multitud de causas y dioses (sin importar como lo llamen). Por otra parte, sólo hay una fuerza.

Mi meta es salir del estado de múltiples causas, del estado de sentirme disociado, dado que no entiendo por qué encuentro tantos problemas por todos lados. Es más, de pronto me encuentro en un estado de crisis. No sentía eso antes, no se trataba de la revelación de este sistema, dado que no había nadie a quien revelarlo.

La crisis me empuja a cuestionarme acerca de las múltiples causas: ¡¿Qué está sucediendo en este mundo?!  Soy asolado por un miedo animal hacia el futuro: ¿Cómo vivir y qué hacer?

El problema incrementa. Las preguntas que vienen y la crisis, se complementan entre sí y me ponen en un dilema (Δ): “¿Qué debo hacer en este mundo? ¿Cuál es la razón por la que todo sucede?” Yo tengo que entender la razón de la crisis.

En el momento en que sepa qué es, yo seré capaz de lidiar con ella de alguna manera. Ésta me impulsa a buscar; puede tomar años, y puede pasar por una tercera y cuarta guerra mundial. Todos esos son procesos históricos y pueden ser muy largos y durar por décadas.

Finalmente tras una larga búsqueda, me doy cuenta de que existe un Creador, la fuerza que evoca todo esto, que lo maneja y lo determina todo. La persona comienza a preguntarse por qué el Creador lo hace todo. Pero se pregunta como nosotros, como personas con un punto en el corazón. En el momento en que la persona siente que existe una cierta causa que debe descubrir, eso ya es el punto en el corazón.

Entonces la persona llega a un grupo de cabalistas, y se involucra en el estudio y la educación integral y gradualmente alcanza la corrección. Nosotros ya estamos en el estado, en el que, después de haber logrado la conexión correcta en el grupo (es decir la educación y formación integral, también para nosotros), realizamos la metodología espiritual (“la realización del grupo”) y alcanzamos la corrección.

Así que, la meta principal es como dice Baal HaSulam en el artículo “No existe nadie más aparte de Él“, que aun cuando sentimos una multitud de causas, debemos determinar que sólo hay una causa para todo lo que sucede. Este es nuestro trabajo, nuestra aclaración, y lo es todo.

El Creador nos envía muchos problemas que nos hacen pedazos, y nosotros tenemos que enfocarlos sólo en la causa. Esto se debe a que los muchos problemas que vemos, en realidad todos son un solo problema, nuestra falta de entendimiento, nuestra oposición. Dado que estamos hechos de diferentes atributos, nuestra oposición a Él se revela en forma de diferentes contradicciones.

(113265 – De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 7/21/13, Shamati # 59 “Acerca de la vara y la serpiente”)

Material relacionado: 

Cumpliendo con tu destino
Equipados con la fuerza de la luz
Construyendo un “firmamento celestial” por encima de nosotros

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: