Trabajando con las decenas: Un umbral permanente de comprensión

Dr. Michael LaitmanPregunta: Si la decena no está lo suficientemente conectada, ¿cómo es posible añadir más conexión en ella?

Res puesta: Habrá más conexión en la decena si yo la uso con el fin de anularme mí mismo.

En general tengo que usar al mundo entero para esto. Porque el mundo fue creado para mí: los amigos, la decena, toda la humanidad, todo lo que sucede, todo el cuadro que está comprendido en mi conciencia, el cual se divide en inanimado, vegetativo, animado, y humano. Toda mi comprensión de la realidad está diseñada para mí, para que yo transforme mi comprensión de la realidad en una sola fuerza, en el Creador, en el hecho de que no existe nadie más aparte de Él.

Ahora toda mi comprensión de la realidad está dividida ante mis ojos en cuatro fases del inanimado, vegetativo, animado, y hablante, y miles de millones de partes, sólo porque mi deseo de recibir se rompió. Específicamente, esta ruptura desintegró el mundo en partes separadas, y por lo tanto oculta a la fuerza única. El medio más útil que hace posible que yo comprenda esta fuerza, es el grupo.

El grupo debe unirse y tomar ciertas medidas para proporcionarles a todos la oportunidad de sentir tal una unidad, para sentir qué es la conexión. Cuanto más se conecten las personas, más nos elevamos de un nivel a otro. En cada uno de los niveles primero comprendemos que es una forma dispersa, fragmentada, rota  y después de esto la traemos al concepto de un todo único.

Esta es la forma en que yo termino el nivel actual y puedo elevarme a un nivel superior en el que recibo de nuevo un ego adicional, el deseo adicional de recibir. Entonces veo nuevamente una imagen confusa del mundo, la cual es caótica y está rota de un extremo del mundo al otro, y otra vez tengo que recoger y reunir sus partes, atribuyéndolas a una ferza de acuerdo a los principios de “Israel, la Torá, y el Creador son uno”, “No existe nadie más aparte de Él”, “El Bien que hace el bien”.

Y así es como avanzamos siempre, paso a paso. Y con el fin de hacer todo el proceso más fácil para mí, yo me encuentro dentro de un pequeño grupo, en una decena. Porque en nuestro grupo hay varios cientos de personas, y es imposible que estemos conectados con todos, es como si quisieras estar conectado con el mundo entero. La persona no comprende más de diez “imágenes” reales; es decir cómo están construidas. No es casual que en varias lenguas primitivas se cuenta solo hasta diez y después de eso viene la amplia definición de “muchos”.

Pero en esencia esto no es primitivo, sino más bien el resultado de nuestra comprensión. De hecho, todo lo que es más de diez, aunque sea quince e incluso un millón, no hace ninguna diferencia para mí, porque esto va más allá de los límites de mi comprensión. Por ejemplo, si vertimos en una taza más de lo que puede contener, no importa cuanto más pongamos en ella. Incluso si derramamos unas gotas o unos pocos metros cúbicos, es la misma cosa.

Por lo tanto, nosotros dividimos nuestra sociedad en decenas en la cuales será fácil que la persona se incluya en su entorno, se dedique  a los amigos, se prepare para un estado en el que ella será devota al mundo entero, es decir, se dedicará al poder superior, al Creador. Sobre esto se nos dice, “Yo me siento entre mi pueblo”; así es como preparamos nuestros Kelim; así es como se expresa por parte de ellos.

Pero esto no quiere decir que yo tenga la intención de estar encerrado dentro de mi decena en absoluto, de aislarme en su interior e ignorar al resto. Un enfoque como éste ya es una Klipá, una cáscara. Porque si antes yo era una simple egoísta, ahora quiero obtener un beneficio con mi deseo de recibir de la conexión con los demás, de mi devoción hacia ellos. Específicamente de esta forma, se “chupan” las fuerzas los jugos del otorgamiento. En este caso se nos dice: “La dispersión de los malvados, es buena para ellos y buena para el mundo. Es buena para ellos para que ellos no estén en la Klipá y es buena para el mundo, para que ellos no vengan al mundo entero con su método”.

(115063)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/20/13, Charla acerca de las decenas

Material relacionado:
Reenfocando el trabajo en la decena
El grupo de diez es la clave para sentir el mundo superior

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: