Trabajando independiente con nuestros deseos

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Tengo que estar activamente incorporado en los sufrimientos de los demás y también sufrir como resultado de esto?

Respuesta: Por supuesto, deben identificarse con el sufrimiento de los demás como si ustedes realmente sufrieran, es decir estar incorporados en los demás. Nosotros no debemos tener miedo de permanecer en estos sufrimientos corporales, como la sociedad misma. De hecho, existe tal riesgo cuando empezamos a ayudarles a los demás de que nos ahogaremos en sus sufrimientos y nos sentiremos como ellos. Pero debido a que tenemos una cuerda que nos conecta con el grupo, no hay nada que temer.

Sólo debemos reforzar la conexión con el grupo, entonces, cuanto más desciendan a la opinión pública y penetren en sus deseos, más alto será capaces de ascender. Se nos dice: “Yo habito en medio de mi pueblo”, porque cuando elevamos los más bajos deseos al Creador por medio de nosotros, les damos la forma adecuada para su corrección.

Entonces ustedes comienzan a ver que todo el mundo es un deseo, que el mundo entero son ustedes y que los deseos corporales más bajos que gritan en las personas son sus deseos personales. Es muy bueno que los perciban como ajenos ahora, mientras ustedes no están corregidos, no aman a todos como a sí mismos, y no puede atar toda la realidad a una sola cosa.

Si ustedes hubieran sentido estas necesidades como propias, entonces no serían capaces de preocuparse por ellas, no serían capaces de relacionarse con ellas de forma objetiva, se sentirían demasiado interesados en ellas, no serían capaces de elevarse por encima de esos deseos, ni serían capaces de pedir su corrección en vez de la sensación de placer.

Si ustedes se meten en los zapatos de estas personas y sienten sus sufrimientos como ellas los sienten, entonces podrán enfocarse en el dolor como todos los demás, o llorarle al Creador para que Él los salve a ustedes; no serían capaces de relacionarse con estos deseos con el propósito de utilizarlos sólo para darle contento al Creador, sino que sólo pensarían en sí mismos.

La división del alma general en muchas partes nos permite trabajar con estos deseos, como si fueran externos e independientes. Nosotros podemos incorporarnos gradualmente en estos deseos y sentirlos como si fueran nuestros, pero sólo en la medida en que estemos protegidos suficientemente por un Masaj (pantalla), podemos estar impresionados por ellos como si fueran nuestros, y pedir la corrección adecuada para ellos.

Esto significa que no debemos pedir el deshacernos de los problemas, sino que debemos utilizarlos como ayuda para acercarnos al Creador, para darle contento. Entonces seremos capaces de darle gracias por las malas sensaciones, ya que es gracias a ellas que nuestro deseo de recibir placer es impulsado hacia el otorgamiento.

(114794De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 14 de agosto del 2013)

Material Relacionado:

La cabalá práctica está cumpliéndose en nuestra generación
El mundo a mi alrededor soy yo bajo una lupa
“Todo aquel que llora por jerusalen es recompensado al ver su alegría

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta