Un juicio verdadero

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “La paz”: “Ahora que hemos aprendido todo lo anterior, podemos entender una confusa frase en “Masejet Avot” (capítulo 3, ítem 16). Dice lo siguiente: “Él (Rabí Akiva) diría, “Todo está en depósito, y una fortaleza se extiende sobre toda la vida. La tienda está abierta y el tendero vende mediante pago diferido, el libro está abierto y la mano escribe. Y Todo el que desee tomar prestado puede venir y tomar prestado, y los recolectores regresan regularmente, día con día, y recolectan de la persona con su conocimiento o sin que ella se dé cuenta. Y tienen en qué basarse, y el juicio es verdadero, y todo está dispuesto para el festín”.

Pregunta: ¿Qué es un “juicio verdadero”?

Respuesta: El juicio va de acuerdo a las relaciones de las Luces y las vasijas. Existe una ley que aunque la Luz (+) y la vasija (-) sean opuestas una de otra y exista una enorme brecha entre ellas que está dividida en 125 grados, la vasija aún tiene que moverse con sus atributos hacia la Luz, a través de todos esos niveles. Este es el primer principio, la equivalencia de forma.

Se nos dieron 6000 años en los cuales podemos ir por dos caminos con el fin de alcanzar la equivalencia de forma.

En adición, la humanidad está dividida en dos grupos:

  • Israel (GE), que anhela alcanzar al Creador por su cuenta.
  • Las naciones del mundo (AHP), a las cuales no se les entregó este anhelo.

Esas son las reglas, las cuales no determinamos nosotros. En este mundo, no elegimos nada; todos nuestros deseos son manejados desde arriba. La Luz viene y evoca una cierta deficiencia en el deseo y no nos deja elección sino tratar de llenarla ¿Por qué? No se nos pregunta.

El deseo viene primero, y la mente y las diferentes cuentas son el resultado. Estos son los medios que nos permiten escapar de los sufrimientos, dado que una deficiencia que no se satisface y los sufrimientos son la misma cosa. Sólo después adquirimos deficiencias que sentimos como placeres gracias al anhelo por el amor.

Este desarrollo puede compararse con el rodillo que se mueve hacia nosotros desde atrás y que nos fuerza a correr hacia adelante. Esta es la Luz Circundante (Ohr Makif) del primer tipo (OM I), que brilla sobre todos, protegiéndonos y haciéndonos avanzar a todos, de forma obligatoria. Pensamos que el mundo es gobernado por políticos, por la élite, etc., pero en realidad, como está escrito, “Los corazones de los ministros y los reyes están en las manos del Creador”.

Pero en adición, está la Luz Circundante del segundo tipo (OM II). Esta es nuestra Luz; se aplica a aquellos que tienen el punto en el corazón (•). Esta nos afecta, nos mueve hacia adelante, hace que nos levantemos a estudiar a las 3 de la mañana para cambiarnos, para ayudar a la humanidad, etc.

 Dr. Michael Laitman

La ley opera aquí también, dado que no se nos preguntó si queríamos ser despertados o no. En la introducción al Estudio de las Diez Sefirot, ítem 4, Baal HaSulam dice: “El Creador mismo pone la mano de uno en el buen destino”.

Lo cual significa que Él lleva a la persona a elegir el entorno y dice: “Elige para ti mismo una buena porción en Mi tierra”. Él lo coloca en la buena porción y le dice: “Elige esto por ti mismo”.

Ustedes reforzarán la Luz Circundante al incorporarse en el grupo. Esta ya es una Luz muy personal que la persona puede provocar por sí misma, creando así el comienzo de su conexión con el Creador.

Entonces, cuando yo hago grandes esfuerzos en el grupo, comienzo a establecer la relación con Él sólo dentro del grupo, puesto que no puedo hacerlo por fuera del grupo. Sólo aquí puedo conectarme con la fuente de la Luz. Esto significa que no se trata de la Luz o de los cambios que ésta evoca, ni siquiera se trata del grupo, y ciertamente no se trata de mí. Lo único importante es que ésta me enlaza con la fuente, con el Creador. Todo lo demás son sólo los medios.

Entonces, si construyo una cadena, hago todo lo que se requiere: evoco la Luz, me incorporo en el grupo, y me anulo ante los amigos. Lo más importante es que yo me desarrolle constantemente y que refuerce mi conexión con la fuente de la Luz. Así trabajo con la Luz Circundante privada, de acuerdo al arreglo privado que está en concordancia con el grupo y el desarrollo general global.

Pregunta: ¿Esto significa que yo tengo que justificar totalmente el juicio y entender que es correcto?

Respuesta: No hay juicio desde arriba. El Creador los lleva al grupo y les dice “Elijan ustedes mismos”. En otras palabras, ganen fortaleza en éste, trabajen con los amigos, y continúen avanzando.

Él “coloca la mano de ustedes en la buena porción”, ¿entonces la elegirán o no? Si no lo hacen, entonces, en el mismo grado en que ignoran su papel, inmediatamente convocan problemas sobre sí mismos. No se trata sólo su falta de compleción lo que se toma en cuenta aquí, sino también del resultado negativo que los afectará a todos. Todo esto regresa a ustedes como un bumerang y comienza a presionarlos. Entonces no es el Creador quien nos envía todos los problemas. De Él sólo surge amor. Ustedes descubren esto más tarde.

¿Entonces por qué se sentiste tan mal? Porque no cumplieron con su papel consigo mismos y con los demás, entonces sintieron el resultado de sus fallas. A causa de su falta de entendimiento, pensaron que esto surge de Él, pero en realidad son ustedes quienes causaron sus propios problemas por sí mismos. Cuando eventualmente ven eso, no tienen ninguna queja hacia el Creador.
(111061)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 6/28/13, Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado:
El camino para el alcance espiritual
Si no se han desprendido de lo viejo, no obtendrán algo nuevo
El lenguaje de comunicación con el Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: