entradas en '' categoría

Soy feliz al estar en las manos del superior

Dr.MichaellaitmanPregunta: ¿Cómo puede una persona “manejar” su estado, cuando ella es lanzada de un lado a otro?

Respuesta: El hombre no tiene timón, él está dirigido desde arriba, y solo debe cambiar su actitud hacia lo que se hace con él. En esos estados no tenemos ningún poder sobre nosotros mismos, solo hay que entender esto y estar de acuerdo, querer que el Creador haga Su trabajo sobre nosotros. Por eso este trabajo es llamado  el “trabajo del Creador” (Avodat HaShem).

Y nosotros tenemos que anularnos y alegrarnos de que el superior se preocupe por nosotros, como niños de los cuales se ocupa una madre. Esto es suficiente. Y si hacemos esto bien, entonces puede ser que después revelemos cómo podemos participar nosotros mismos en este trabajo. Nuestra participación principal es estar alegres; cuando yo estoy alegre porque el superior se ocupa de mí, ¡no me importa que esté haciendo Él conmigo!
(116233)
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 9/3/13

¿Avanzamos o arrastramos una existencia miserable?

_Laitman_Nuestra actitud hacia la realidad la define nuestro nivel de avance. Tenemos que examinar y cultivar nuestro enfoque hacia la realidad, porque de lo contrario nos quedaremos en un nivel animado y no alcanzaremos el nivel hablante. Comenzamos a formar el nivel hablante al hacernos una pregunta: ¿Cómo nos relacionamos con este reino?

O bien percibimos sólo lo que vemos a nuestro alrededor, la naturaleza física, o nos damos cuenta de que la naturaleza tiene una voluntad, un deseo propio de traer la benevolencia a la creación; además tiene también un programa y una meta. ¿Nos damos cuenta que la naturaleza metódica y deliberadamente nos influye? En este caso, nosotros estamos obligados a actuar de acuerdo a sus leyes y a “cumplir” con ellas. Nos hacemos responsables de nuestro destino, de nuestro futuro, el cual depende directamente de las condiciones y estados que organizamos para nosotros mismos.

Aquí es donde comienza nuestro trabajo en este mundo: “¿Voy a arrastrarme a través de una existencia miserable haciendo intentos por evitar los sufrimientos hasta que me muera? ¿O quiero aprender el programa, la meta, el proceso y ser capaz de participar en el curso de los acontecimientos de manera pensante, racional, y convertirme así en una persona que pueda causar un impacto? ¿Puedo influir en el entorno y recibir las reacciones correspondientes?”. Entonces, empiezo a trabajar voluntariamente con la naturaleza, con la fuerza que se encuentra justo frente a mí.

Ese es todo el asunto. Aquel que quiera conocer esta fuerza es llamado el ser humano (Adam), similar a ésta. Después de todo, estas personas, de acuerdo a su misión, se construyen a sí mismas en semejanza a esta fuerza superior que creó y estableció las leyes. Nosotros queremos conocer sus leyes y actuar de acuerdo a ellas, a la par con ellas. Esa es nuestra meta, y nos volvemos socios en el camino hacia ella.

Por el contrario, aquellos que no la revelan, a pesar de sus puntos de vista sobre la naturaleza y de sus elevados estados, permanecen en el nivel “animal”.
(116099)
De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 9/3/13, “La Paz”

Un amplificador 600 mil veces más potente

Dr. Michael LaitmanPodemos influir en nuestros estados emocionales e incluso en los espirituales por medio de acciones corporales. Todo está basado en este mundo y se deriva de él, de esta tierra actual. En realidad esto es lo que puede ayudarnos a determinar nuestros estados espirituales. En primer lugar todo se revela en el nivel más bajo, y luego yo penetro gradualmente, de manera más profunda en la tierra, en las bases, en el deseo.

A medida que el deseo se revela gradualmente y podemos penetrar más profundamente en la tierra, nosotros tenemos la oportunidad de convertir el deseo en otorgamiento y elevarlo hacia arriba. De esta manera la tierra (Adamá en hebreo) se convierte en Adam, que se asemeja, Domeh, al Creador.

Entonces tenemos que respetar nuestras acciones corporales y valorar su influencia en nosotros. Vemos hasta qué punto dependemos de las diversas formas, imágenes, y rumores. Se necesitan habilidades especiales para usarlas correctamente y, de hecho, esto es lo que tenemos que enseñarle a la humanidad. Todo lo que hay por encima de la tierra, por encima de este mundo, es parte de nuestro trabajo. Nosotros realizamos el trabajo de este mundo, en este nivel, en el deseo de recibir, junto con el público, y nuestro AHP está siempre en ellos.

Por lo tanto, trabajamos mutuamente al aprender cómo estar en contacto con el público y el público aprende de nosotros cómo convocar a un cambio interno y acercarse unos a otros por medio de acciones corporales simples. La variedad de acciones que realizamos con el fin de acercar a las personas, es llamada educación integral. Para nosotros, lo mismo se convierte en la sabiduría de la Cabalá en nuestro nivel y no en la tierra corporal, en el deseo corporal común, sino por encima de él, en nuestras vasijas, en GE, en el que operan vasijas, Luces, Partzufim y acoplamientos y la Luz es transmitida a todo el sistema.

Esta es la forma en que tenemos que trabajar con toda la humanidad. Las personas comienzan a trabajar en su propio deseo, mientras que nosotros elevamos su esfuerzo a los niveles espirituales. Es entonces que revelamos cómo, lo que parece un trabajo trivial, egoísta, sencillo en los niveles inferiores, se convierte en un gran trabajo cuando pasa a través de este gran amplificador, a través de toda la escalera espiritual.

Un ejemplo de ello es Maljut, la cual se corrige mediante su incorporación en Zeir Anpin, en sus 60 Sefirot HGT NHY propias, y por medio de este trabajo común, ellas se elevan juntas hasta el nivel de Arij Anpin, a medida que crecen 600.000 veces más. Por medio de eso debemos entender que se trata del más leve trabajo del público que convoca la respuesta más potente y más importante desde arriba
(116208)
De la 1º parte de la Lección diaria de Cabalá del 8/28/13, Escritos de Baal HaSulam

Un pago inicial que debemos justificar

Dr.MichaellaitmanEl mundo está dividido en dos partes con respecto al ascenso espiritual. Una parte son las personas en quienes el punto en el corazón ya se ha despertado (la parte amarilla del dibujo), entonces ellas sienten un anhelo por el ascenso espiritual.

Ellas están interesadas ​​en el significado de la vida, en el deseo de alcanzar directamente su fuente.

kabalah

Estas personas vienen a nosotros. Algunas se quedan con nosotros y algunas se van y vuelven después de un tiempo.

Ambas son sacudidas constantemente ya que sin eso, ellas no pueden avanzar.

Al igual que una bomba que bombea aire de un lugar a otro, como un pistón en un coche, así avanzamos en nuestro movimiento hacia adelante, vamos hacia atrás y hacia adelante, atrás y adelante.

Esto no quiere decir que nos vamos hacia cualquier parte. Nosotros nos movemos un poco más arriba y un poco más abajo mientras nos elevamos cada vez más.

De tal manera que siempre avanzamos, “recogemos” el ego de abajo, lo elevamos, y lo corregimos; lo recogemos aún más profundamente, lo elevamos y lo corregimos. Por lo tanto, avanzamos gradualmente, como en una espiral, pero esta espiral se ensancha poco a poco hacia arriba y hacia abajo, arriba y abajo.

La persona que no desciende no tiene nada que sacar; mientras estudiamos en la sabiduría de la Cabalá, se ha producido una ruptura del deseo del ser creado, y todos los deseos se han dispersado en lo que se llaman los mundos de Beria, Yetzira y Assiya, incluyendo nuestro mundo.

Entonces, todas las personas que tienen un punto en el corazón (Maljut de Atzilut) deben descender y elevar la vasija, y luego descender de nuevo y sacar una vez más una vasija aún mayor, y repetir así esta acción una y otra vez.

kabalah 2

Todo esto son todos nuestros Kelim (vasijas), nuestros deseos. Entonces, hasta el final de la corrección (Gmar Tikkun completo), siempre habrá el movimiento hacia abajo que comienza y se detiene de manera alternada y vuelve gradualmente al lugar donde están los Kelim sin corregir (vasijas), es decir que siempre habrá un menos (-) opuesto al más (+).

Por lo tanto, nosotros atraemos los deseos. Los elevamos, y los corregimos. Corregimos la mayor parte de los deseos que hay abajo, sin siquiera saberlo.

En cada persona en el mundo ocurren diversos cambios, y nosotros estamos constantemente ocupados con la corrección.

Todos los cambios, todo lo que ocurre en este mundo y en cada persona, suceden sólo gracias al descenso y al ascenso, un decente y un ascenso.

Por lo tanto, todas las personas en el mundo inconscientemente trabajan por la corrección, lo quieran o no.

Nosotros estamos trabajando conscientemente, ya que tenemos el punto en el corazón, que ya pertenece a la vasija superior. Cuando salimos de ella, comenzamos nuestro recorrido hacia abajo y hacia arriba, abajo y arriba, constantemente, como una espiral.

Hay una gran diferencia entre el trabajo consciente y el trabajo inconsciente. Después de todo, aquellos que trabajan inconscientemente experimentan dolor. Ellos son empujados hacia delante por la presión proveniente de atrás y no sienten que estén avanzando. Ellos simplemente deben moverse bajo la influencia de las diferentes circunstancias de la vida, del dolor y el sufrimiento.

Nosotros no. Nosotros tratamos de hacer esto de manera consciente y mucho más eficaz. Después de todo, tratamos de añadir la fuerza positiva que nos empujará desde el principio a este vector negativo, más allá de los sufrimientos que nos empujan desde abajo como empujan a todos los demás.

A fin de avanzar con la ayuda de la fuerza positiva, nosotros debemos conectarnos en un grupo. Además, tenemos que estudiar juntos y crear de antemano en el grupo todas las condiciones que existen en el mundo superior.

Los reglamentos del grupo, todas las leyes de grupo, son las leyes del mundo superior, que estamos tratando de cumplir al menos hasta cierto punto, mientras que aún estemos en nuestro egoísmo. Entendemos que todo esto es un juego.

Nosotros sólo actuamos como si nos amáramos unos a otros, y anheláramos a los demás, la unidad y la conexión. Jugamos un juego, y no tenemos nada de qué avergonzarnos. Algunas personas dicen: “Si esto no es verdad, no lo haré”. Esto está mal. Miren a los niños. Jugar es una cosa muy seria para ellos. Cuando yo trato de formar el mundo espiritual en mi contacto con los demás, este es un asunto muy serio.

En la medida en que anhele eso, yo desarrollo en mí un nuevo vector (la flecha roja en el dibujo), y comienzo a sentir la atracción hacia adelante, no bajo la presión de atrás. Yo no espero que las diversas circunstancias me empujen, como la crisis que empuja al mundo hacia adelante y de la misma forma que los diferentes problemas personales empujan a cada uno de nosotros. Estoy equipado con el poder del grupo y éste atrae sobre sí mismo una gran Luz desde arriba.

Esta gran Luz crea realmente una estructura espiritual de nosotros, y, esta vez, es real. Cuando todos nosotros nos convertimos en uno, nos volvemos iguales a la Luz, dado que ella también es una.

La Luz entra en nosotros de acuerdo a la conexión de los atributos, a la equivalencia de forma, y recibimos la revelación del mundo superior, el siguiente estado, el siguiente nivel, la siguiente dimensión. Esta es la diferencia entre las personas que reciben el deseo de avanzar por sí mismas y al resto de la humanidad.

La primera parte (la parte amarilla en la figura 1) somos nosotros, las personas con el punto en el corazón, mientras que la otra (la inferior) es el resto del mundo.

En estos días, se revela la interdependencia de estas dos partes, puesto que la segunda parte se ha atraído inconscientemente en esta y así, inconscientemente, ha corregido muchos de sus deseos a lo largo de la historia humana.

Las personas sin un “punto en el corazón” han pasado por diferentes estados a lo largo de la historia y por lo tanto han llegado al punto en que hoy se conectan a nosotros. Recibimos un movimiento hacia arriba, un tirón hacia arriba, y ellas están muy cerca de nosotros, a nuestro alrededor, y todos juntos estamos en una crisis. Esta es exactamente la misma crisis, la crisis de la ausencia del Creador, de la ausencia de la revelación de la Providencia Superior. Sin embargo, para nosotros, esta deficiencia de la Providencia Superior es un asunto serio, y somos atraídos hacia adelante, al desear descubrirlo a Él. Para ellos, sin embargo, se trata de un empujón muy desagradable desde atrás, puesto que vemos en qué condición está el mundo en la actualidad.

Esta es exactamente la única oportunidad para todas las personas que sienten la atracción hacia la meta de la creación, la revelación de la Luz en la vasija. Su ventaja es que, si trabajan para la corrección de la parte del mundo que no tiene ninguna conexión con la Luz, ellas tendrán la oportunidad de acercarse rápidamente a la Luz dado que la Luz pasa a través de ellas hacia los demás.

¿De qué manera cada uno de nosotros es especial? ¿Qué cosa especial hemos hecho en la vida? ¿Qué atributos especiales tenemos? No hay nada especial en nosotros, ni en mí. Hemos recibido un punto en el corazón, el deseo de revelar la Luz Superior, como condición previa, como pago inicial. Si trabajamos para el resto de la humanidad, con toda certeza la Luz Superior se nos revelará, de tal manera que pasará a través de nosotros hacia toda la humanidad.

Por lo tanto, podemos entender cuáles son las condiciones: “Ama a tu prójimo como a ti mismo” y “como un hombre con un corazón”, alcanzar la conexión entre nosotros, y así sucesivamente. Estas son las condiciones exactas para la revelación de la Luz, para la corrección de las vasijas, pero se expresan en un lenguaje diferente.

Los cabalistas de las generaciones anteriores adaptaron la sabiduría de la Cabalá a la corrección de ellos y la describieron en sus libros a fin de prepararla para nosotros, se tal forma que seamos capaces de utilizarla ampliamente en todas partes. Por lo tanto, sus escritos están destinados a nosotros, ya que en todas las generaciones anteriores sólo hubo unos pocos cabalistas, en realidad sólo unas pocas docenas. El Arí, por ejemplo, un gran cabalista del siglo XVI, tenía sólo seis o siete estudiantes. Más tarde, en Padua, Italia, hubo otro gran cabalista, Ramjal, que también tuvo sólo unos pocos estudiantes.

Hoy en día, miles de personas por todo el mundo están interesadas ​​en la sabiduría de la Cabalá y la necesitan, dado que, sin ella, la vida no es más que una vida corporal. De hecho, yo no creo que haya muchas personas que estudien la Cabalá, un pequeño grupo de diez a veinte personas en relación a toda la humanidad.

La Cabalá es la sabiduría de atraer la Luz sobre nosotros mismos. Para hacer eso, debemos aprender la estructura del mundo superior y cómo están organizadas todas sus partes, cómo se elevan los deseos egoístas a la corrección de Maljut de Atzilut y cómo se incorporan y luego se elevan a los Partzufim de YESHSUT, Abba ve Ima, Arij Anpin, Atik, y así hasta llegar al mundo de Ein Sof.

Sin embargo, esto es así para nosotros. Necesitamos la sabiduría de la Cabalá con el fin de atraer la Luz Superior, y trabajar mutuamente con ella, volvernos hacia ella, y recibir de ella.

Las masas no necesitan la sabiduría de la Cabalá a fin de recibir la Luz Superior, puesto que ellas no trabajan mutuamente entre sí con la Luz, sino que todavía tienen que unirse. Ellas deben entender que hay un estado de unidad en el que se desharán de todos los problemas que los presionan por todas partes. Ellas sólo tienen que saber una cosa: Nos desharemos de todos nuestros problemas, de todos los estados negativos (-) si estamos unidos.

La sabiduría que está destinada a las masas se llama educación integral. Ésta habla acerca de la necesidad de la unidad para que la fuerza que neutraliza los efectos negativos se revele en ellas. Por lo tanto, las masas también necesitan un grupo, pero un grupo de un estatus diferente, de una forma diferente, de un estilo diferente, un anhelo distinto, simplemente, de la unidad de las personas.

Esto sucederá cuando entiendan que, si se unen, ellas se sentirán mejor, y todos los diferentes efectos negativos desaparecerán. Esta es la diferencia entre la sabiduría de la Cabalá y la educación integral.

En general, se trata de dos partes de la misma sabiduría de unidad de todos los pueblos de la tierra; ellos hablan de la misma cosa. Sólo las personas que pueden atraer la Luz Superior y trabajar mutuamente con ella porque tienen un punto en el corazón, pueden explicar la estructura, el trabajo mutuo, el mundo superior, los niveles por los que se eleva su demanda por la Luz y desciende la Luz. Ellas necesitan esto a fin de estimular la Luz Superior sobre sí mismas.

Los demás no necesitan eso. Ellos simplemente tienen que saber que sólo por medio del anhelo de unidad, adquirirán la paz y la buena vida. Esto es lo que ellos sienten en sus deseos. Con el tiempo, ambos alcanzarán el mismo estado, puesto que todos los deseos que están bajo la Parsa se elevan, es decir que están incorporados en la Luz que está por encima de la Parsa (figura 2).

Esta es nuestra existencia futura, nuestra siguiente dimensión, el mundo superior. De esta manera la humanidad está dividida en dos partes, y cada parte tiene su propio método de conexión.

Por una parte, es el método de unidad el que aumenta el anhelo hacia arriba con el fin de atraer la Luz Superior y descubrir claramente la Luz Superior, al Creador. La otra parte de la humanidad que simplemente anhela una vida mejor y escapar de los sufrimientos, debe disponer de un método de unidad que ésta pueda cumplir, para que las dos partes lleguen a un todo.

Entonces, la unidad, la aceptación del método integral y el cumplimiento de él, es muy importante para el mundo de hoy. Nosotros debemos entender cuánto lo necesita la humanidad y difundir las partes más destacadas de la sabiduría de la Cabalá que sean adecuados para las masas. Debemos enseñarles de la misma manera que enseñamos a los niños. Después de todo, nosotros no les enseñamos a los niños la sabiduría profunda, sino dándoles ejemplos, nosotros les mostramos qué es bueno para ellos, según la medida en que puedan entenderla y utilizarla.

El método de la unidad de la creación está destinado a que el Creador sea revelado en ésta. Él se revelará en las masas a través de nosotros.

Es a través de nosotros (flechas rojas en la figura 1) que la Luz Superior será transmitida a ellos. Esto es lo que nos dice el “Prefacio al Libro del Zóhar”.

La difusión del método integral también es necesaria en Europa, un continente que ha atravesado tanta tensión,  puesto que está más desarrollado que otras partes del mundo, y la presión de la crisis multilateral se siente muy en serio en esta.

Si somos capaces de corregir la crisis aquí y de alguna manera promover la sabiduría de la unidad humana de una forma adecuada para las masas, es decir en forma de educación integral y de cooperación integral, ésta, en primer lugar, nos ayudará a avanzar.

Por lo tanto, nosotros le daremos gran contento al Creador, ya que corregiremos sus vasijas rotas, y Aquel que es la meta de la creación podrá revelarse en estas vasijas corregidas. Entonces, el método integral es muy importante para todos. Nosotros lo desarrollamos para niños, adultos y personas mayores. Damos cursos y hacemos talleres, y diferentes eventos para el público en general. También creemos que es muy importante para nosotros, dado que si no nos involucramos en ella, a nosotros, a Bnei Baruj, no se nos permitirá avanzar, ya que sólo la hemos recibido como pago inicial, a condición de que pensemos en el resto del mundo.
(104591)
De la 2° lección de la Convención Europea en Alemania del 3/22/13

¿Cómo deberíamos arreglar el planeta?

thumbs_Laitman_077Opinión (Bill Gates, presidente de Microsoft): “Para la élite mundial las matemáticas son simples: la superpoblación humana está provocando el cambio climático, por consiguiente la solución para el cambio climático es el control de la población…”

“¿Qué haría falta para acelerar el descenso de la fertilidad en los países menos desarrollados?”

“El mundo hoy en día tiene 6.800 millones de personas. Es decir se dirige a los nueve mil millones. Ahora, si nosotros hacemos en realidad un gran trabajo con respecto a nuevas vacunas, al cuidado de la salud, servicios de salud reproductiva, podríamos bajar quizás un 10 o un 15 por ciento”.

Opinión (John P. Holdren, principal asesor científico de Barack Obama): “Un programa de esterilización de mujeres después de su segundo o tercer hijo, a pesar de la relativa mayor dificultad de la operación de vasectomía, podría ser más fácil de implementar que tratar de esterilizar a los hombres”.

“El desarrollo de una cápsula de esterilización a largo plazo que podría implantarse bajo la piel y retirarse cuando se desee el embarazo, abre posibilidades adicionales para el control de la fertilidad coercitiva. La cápsula podrías implantarse en la pubertad y podría extraerse con un permiso oficial para un número limitado de nacimientos”.

Mi comentario: Nuestro planeta puede alimentar muchas veces más a su población actual. Si las personas se sienten como familiares, ellas no sentirán que son muchas, si se aman, no hay miembros innecesarios en la familia y la naturaleza, el Creador nos proporcionará todo lo necesario según la ley de equivalencia de forma.

El problema no está en la reducción  de la población por la fuerza, sino en la educación y formación de la población. Al comenzar a ser similares al sistema de dirección más elevado, nosotros consumiremos y nos reproduciremos correctamente, de forma natural, debido a nuestra adhesión con la naturaleza, con el Creador.
(116203)

La verdad en muletas

Dr.MichaellaitmanBaal HaSulam, “Paz en el mundo”: … por naturaleza, el poder para trabajar no es igual en todas y cada una de las personas. Una persona realiza muchas más labores sociales durante una hora de trabajo, debido a su debilidad,  que su amigo que trabaja dos horas o más.

Aquí también hay un asunto psicológico, porque aquel que es muy perezoso por naturaleza, en una sola hora se agota más que su amigo en dos horas o más. Y de acuerdo a la perspectiva de la verdad evidente, nosotros no debemos obligar a una parte de la sociedad a trabajar más que la otra parte para cumplir con las necesidades de la vida. De hecho, la parte de la sociedad que por naturaleza es fuerte y ágil, se beneficia del trabajo de los demás y los explota maliciosamente contra el atributo de la verdad, porque ellos trabajan muy poco en comparación con los débiles y perezosos en la sociedad.

¿Podemos nosotros evaluar a las personas desde la perspectiva de la verdad o de acuerdo a la categoría de veracidad? En sí misma, esta es una categoría maravillosa y verdadera. Ella atestigua una cosa muy simple: uno merece en la misma medida en da, es decir que todos deben ser valorados correctamente y con justicia sobre la base de la contribución propia a la estructura general. Esta es una ley de la naturaleza. Nosotros podemos diseñar muchas otras regulaciones, pero en realidad esto es exactamente así.

Nuestras recompensas son iguales a nuestros esfuerzos, a pesar de que los esfuerzos no deben evaluarse a través de números absolutos. Más bien, deben calcularse utilizando medidas específicas relativas. Por ejemplo, es muy difícil para mí levantar un peso de diez kilos y llevarlo a lo largo de diez kilómetros. Sin embargo, para otra persona, podría ser sólo un paseo. Ella ni siquiera notará este peso. Yo necesitaría descansar un par de horas para reponer la energía que perdí y comer algo nutritivo, mientras que la otra persona podría no cansarse en absoluto. Por el contrario, ella se sentiría mucho mejor que antes.

Por lo tanto, esto significa que nosotros simplemente no podemos utilizar la categoría de la verdad, ni tenemos ningún criterio para hacer cálculos exactos aquí. Por lo tanto, ¿es posible llevar una vida verdadera en nuestra sociedad?

Ustedes no encontrarán este problema en la naturaleza inanimada, vegetativa y animada. Allí todo existe en concordancia con el atributo de verdad, aunque nosotros no comprendamos toda la imagen. Cada especie ocupa un nicho propio. Todos están conectados, todos se guían por instintos naturales. Por lo tanto, todo es correcto.

No sabemos qué significa que ser gobernados por la veracidad, dado que, en el nivel hablante, la naturaleza nos deja ir, nos suelta las riendas, nos abandona, y nos permite establecer por nuestra cuenta relaciones con ella, no como individuos, sino más bien como sociedad. La integración y las relaciones sociales son, de hecho, los principales problemas que enfrentamos en este momento.

Anteriormente, cuando la humanidad se encontraba todavía en una etapa de formación primitiva, el mundo era como un rebaño, y como una familia. Por lo tanto, ésta no requirió ninguna aclaración especial. En ese momento, la participación de todos era definida como una familia, un sentido tribal de la comunidad, y se correspondía con las leyes de la naturaleza.

Sin embargo, cuando los vínculos entre los humanos perdieron su base familiar y se trasformaron en un campo de intercambio de servicios profesionales, cuando las personas dejaron de ser sólo partes de sus familias, tribus, clanes y aldeas, cuando comenzaron a desarrollarse por sí mismas, allí fue que surgió el problema. Después de todo, ahora la gente se compara con los otros y tienden a darles tan poco como pueden a sus vecinos y, al mismo tiempo, reciben tanto como les sea posible. Nosotros y las personas que nos rodean ya no somos un sistema unificado. Esto explica el por qué no tenemos ninguna pista con respecto a cómo llevarse bien con los demás. La categoría de la verdad entre nosotros es vaga, y por eso no sentimos o entendemos a los otros.

“Yo trabajé en tu bota durante una semana”, dice el zapatero.

¿Cómo sé si está mintiéndome o si realmente ese tipo necesita tanto tiempo y esfuerzo para reparar mi zapato? ¿Tal vez, simplemente él es poco profesional? Hace un mes, en otra tienda, les tomó sólo un día repararle a un compañero una bota parecida, y le cobraron centavos. ¡Ahora, yo estoy pagando cuatro veces más y tuve que esperar una semana entera!

Para acortar la historia, cuando vamos más allá de los límites de las comunidades naturales, nosotros nos ocupamos de los problemas no resueltos. Somos incapaces de pegarnos a la categoría de verdad y necesitamos criterios adicionales que la apoyen. Después de todo, si ésta cae podría causar el caos en la sociedad. Es por eso que hacemos “muletas”: diversos programas sociales, fondos de seguridad nacional, hospitales y planes de pensiones, educación gratuita, etc. No confiamos en nuestra capacidad para implementar la categoría de la verdad en la vida, puesto que sabemos que las personas no harán nada al respecto. En lugar de ello, nuestros países se encargan de compensarlo, y nos permiten permanecer en el aire y flotar no muy lejos de las costas inalcanzables que aún no podemos alcanzar.

Nosotros no tenemos ninguna posibilidad de llegar a la orilla, dado que cambiamos los lazos familiares por relaciones comerciales basadas en los principios de mentiras mutuas. Nuestra sociedad se encuentra en un conflicto enorme con esta categoría: el atributo de verdad. Como consecuencia de no obedecerlo, nosotros sufrimos y no sabemos qué hacer a continuación. Al obedecerla, todavía reconocemos que hay algo falso en ella.

Esta situación instiga una confrontación eterna entre las masas y las elites. De acuerdo a la categoría de verdad, todos somos iguales, sin embargo, las elites quita una gran parte de la riqueza, dejando pobres a las masas. Todo gira alrededor del problema original.

¿Hay una salida? ¿Podemos establecer criterios auténticos? Por eso, nosotros debemos sentir a los demás como nos sentimos a nosotros mismos. La categoría de verdad, simplemente no puede basarse en nada diferente a eso. Tenemos que sentir cuán intensos son los esfuerzos de los demás y compararlos con nuestros propios esfuerzos. Esta comparación nos permitirá reponer nuestras relaciones.

Si pudiéramos medir cuánto ha recibido cada uno de nosotros de la naturaleza, cuán saludable es, cuan capaz de hacer diferentes tipos de trabajo es cada uno de nosotros y cuál es exactamente el resultado real de nuestros esfuerzos, entonces, posiblemente podríamos distribuir los recursos de una manera más correcta. Sin embargo, en la realidad, nuestros cálculos siempre están equivocados, y nunca distribuiremos la riqueza de manera justa, honesta y correcta debido a la interferencia del Creador. ¡Él deliberadamente estropea todo para que nos acerquemos a Él, puesto que Él es la verdad!

Subsecuentemente, el problema no es la distribución justa y basada en el mérito, sino nuestra intención altruista de otorgar. Los cálculos son correctos sólo con la condición de que nosotros actuemos únicamente para establecer una conexión con el Creador. Sólo entonces podremos distribuir las cosas de acuerdo a la categoría de verdad.

Esto explica por qué fracasó el “experimento socialista” en Rusia. Sus organizadores no se aferraron a la clave: una conexión con la Luz Superior. A pesar de habérseles dado la oportunidad, al final, el gobierno superior convirtió esto en un ejemplo negativo.
(110960 )
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 6/27/13, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
Grupos fusionados
La crisis nos esta llevando de regreso a la teoría de Marx
Todos somos una familia

La aspiración a la felicidad como un denominador común

Dr.MichaellaitmanBaal HaSulam, “Paz en el mundo”: Esta es la clave para entender la debilidad de los reformadores del mundo a través de las generaciones. Ellos consideraban al hombre como una máquina que no funciona correctamente y necesita reparación, es decir, eliminar las partes dañadas y sustituirlas por las buenas…

Pero debido a que el Creador vigila meticulosamente sobre todos los elementos de Su creación, no permitiendo que nadie destruya una sola cosa de Su dominio, sino sólo que lo reforme y lo vuelva útil y bueno, todos los reformadores del tipo antes mencionado desaparecerán de la faz de la tierra y las malas inclinaciones no desaparecerán. Ellos viven y cuentan los grados que aún deben recorrer hasta que completen su maduración.

Cada vez, los reformadores del mundo cometen reiteradamente un gran error al tratar de actuar de forma independiente, sin buscar la ayuda de la Luz. Como resultado, todos sufren, incluidos ellos.

La crisis mundial comenzó hace cinco años y estas personas brillantes inventan constantemente recetas para saber cómo combatirla. Psicólogos, políticos, economistas y especialistas financieros, todos participan en esta noble tarea, y todos ellos están seguros de que están haciendo lo correcto. Estos reformadores del mundo están sentados por todas partes. Ellos discuten cosas en los gobiernos, enseñan a los niños en las escuelas, y tratan de mejorar las relaciones familiares. ¿De dónde sacan la confianza en sí mismos para pensar que son capaces de cambiar las cosas para mejorarlas?

Nosotros debemos avanzar con la Luz. Por la mañana, al salir de la casa, debemos decir: “Si no lo hago por mí mismo, entonces quién lo hará”, como si no existiera fuerza superior alguna y como si el día que está ante nosotros dependiera exclusivamente de nosotros. Por la noche, cuando llegamos a casa, tenemos que decir: “Sólo debido a la fuerza superior pude arreglármelas para hacer lo que logré hoy”.

En nuestro deseo de corregir al mundo, ¿actuamos realmente de tal manera que el Creador y la creación se complementen entre sí? ¿Hacemos que se adapten entre ellos? ¿Orientamos todos nuestros esfuerzos hacia el hecho de abrir el camino para que la Luz lo corrija todo?

Pregunta: Este enfoque parece totalmente místico. ¿Podemos sugerir que las personas se queden en casa y no hagan nada, que sólo pidan que la Luz descienda y las corrija? ¿Habla usted en serio?

Respuesta: Tienen razón. Por eso se nos dice: “Si no lo hago yo mismo, ¿entonces quién?” Digamos que mi coche se averió. ¿Debería invitar algunos amigos a orar en el garaje? ¿Debo resolver de esta manera cualquier problema? Por supuesto que no.

Por otra parte, ¿cómo podemos lograr una corrección genuina en vez de fingirla? Vemos que sin acciones espirituales, nuestros esfuerzos sólo hacen que este mundo sea un lugar peor en vez de hacer que sea mejor. Sí, nosotros todavía podemos encontrar soluciones a muchos problemas, pero no nos damos cuenta de que cada detalle es una parte de todo el sistema. De una u otra forma, todo lo que no sea corregido por la Luz no funcionará. Esto sólo expone y demuestra el egoísmo que se esconde en nuestra actitud y nos obliga a corregir nuestras perspectivas. Sólo cuando podamos afrontarlo obtendremos la corrección, pero de una manera nueva y verdadera.

Pregunta: ¿Cómo podemos explicarles esto a los demás en el marco de la educación integral?

Respuesta: Más allá de cualquier otra cosa, la educación integral es una parte de la sabiduría de la Cabalá. Nosotros estamos hablando de los distintos niveles de la misma enseñanza que explican la metodología de la corrección del mundo con la ayuda de la Luz que Reforma. Abrimos camino para la luz, y Ella nos corrige a nosotros y a toda la sociedad. La meta siempre es la misma: establecer una buena conexión entre nosotros, alcanzar la unanimidad y armonía que se corresponden con la Luz. Entonces, la Luz descenderá y nos corregirá.

Ustedes pueden darle diversos nombres a la Luz: el poder del grupo, inteligencia colectiva, el vigor de la unidad integral. La esencia sigue siendo la misma. Nosotros somos iguales, somos como un hombre con un corazón, y la Luz Circundante influye en todos nosotros, sin importar si les enseñamos a otros la metodología de la educación integral o simplemente estudiamos.

Nos decepcionamos completamente de este mundo y encontramos la sabiduría de la Cabalá. Sin embargo, otras personas también lidian con los mismos problemas. Ellas también quieren vivir una vida mejor. Las palabras bonitas que usamos sólo ocultan una aspiración general común por la felicidad.

Pregunta: ¿Esto quiere decir que la definición de la felicidad varía? Para nosotros, la felicidad significa una cosa. Para otros, significa algo más.

Respuesta: Cuando dicen que para ustedes la felicidad está en el otorgamiento, éstas son sólo palabras. Sus deseos los mantienen donde están. Simplemente toleran un mensaje que es repugnante para su egoísmo. Nosotros debemos pasar el mensaje sobre el otorgamiento y la unidad, a pesar de que deberíamos estar haciéndolo de una forma mucho más suave. Debemos hacer que parezca que estamos compartiendo la metodología para establecer buenas relaciones con los demás que posteriormente les permitirá tener éxito a todos.

De hecho, el principal obstáculo en nuestro camino hacia la felicidad es la felicidad misma. No hay monstruos externos que nos impidan ser felices. El monstruo está dentro de nosotros. Es por eso que seguimos hablando de establecer una actitud buena y amable hacia los demás. Este es un remedio universal. No depende del nivel de nuestras demandas. Al unir nuestros intereses, metas y problemas generales, al compartir una visión común del mundo, cada uno adquiere algo que quiere, independientemente de los nombres que ellos utilicen para identificar su unidad.

Entonces, les ofrecemos una solución unificada y eficaz.

Más tarde, cuando logran la unidad, las personas experimentarán nuevos fenómenos psicológicos. Sentirán internamente la energía y el poder de su interconexión. Tendrán una mejor sensación con respecto a los demás. Los bellos lazos que hay entre ellas se harán más fuertes, el aire se volverá más denso, aparecerán respuestas claras a las distintas acciones y pensamientos, y todos comenzarán a trabajar con el sistema entero, independientemente de si lo realizan o no. Incluso ahora, nosotros tratamos de utilizar esta estructura correctamente. Sin embargo, cuando nos unamos, este sistema finalmente adquirirá características realistas y saldrá desde la niebla a la superficie.

Al final, ¿realmente importa qué es exactamente lo que hacen las personas se unan? Las razones que harán que la unidad adquiera un nuevo valor mayor ante los ojos de todos variarán. Lo que importa es que la unidad se volverá mucho más importante que cualquier otra cosa. Detrás de múltiples hilos y poderes, la gente reconocerá una sola fuerza de amor y otorgamiento. Cada uno de nosotros puede llamarla de otra manera: valores de salud, familiares, bienestar, etc. De hecho, todas estas palabras son los nombres del Creador.

Pregunta: Entonces, ¿esto quiere decir que el Creador es una reacción o una inspiración que sentimos cuando estamos conectados con los demás?

Respuesta: Sí, podría decirse que sí. Todo lo que sentimos dentro de un deseo es llamado el Creador.

Pregunta: ¿Yo conservo esta inspiración constante?

Respuesta: Cuando ustedes avanzan, encuentran que la red general y la fuerza que se oculta en ella no están conectadas con la herramienta que los a trajo a ustedes hacia ella. El instrumento que los empujó a perseguir la meta es ilusorio y engañoso.

Pregunta: ¿Podemos compararlo con la electricidad que no puede identificarse directamente, más bien, es necesario detectarla porque vemos sus efectos si estamos capacitados para hacerlo? De lo contrario, el circuito eléctrico sólo existe potencialmente.

Respuesta: Sí, es cierto. Hoy en día, las personas no permiten que una corriente eléctrica fluya y por eso no la ven.
(109784 )
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá 6/11/13, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
Baños de sol bajo los rayos de la luz que reforma
Educación integral ¿Con o sin  Cabala?
Ciencia: El momento de la verdad y las limitaciones

De la barbarie a la prosperidad

Dr.MichaellaitmanPregunta: Después de la Primera Guerra Mundial, la crisis llevó al desempleo. La masa de desempleados, quienes estaban en el nivel animado, no se preocupó por descubrir el propósito de la vida, lo cual probablemente fue el caldo de cultivo perfecto para la Revolución Rusa. En esa época había muchos trabajadores desdichados, descontentos, en condiciones de trabajo difíciles, y hambre.

En este momento, nosotros estamos frente a una situación similar en la que masas de personas han perdido sus puestos de trabajo. No es claro si las personas de los países del Medio Oriente tienen suficientes recursos para vivir. Un fósforo es suficiente para encenderlas, cualquier fanático puede convertirse en su líder. ¿Qué probabilidades hay de que grandes masas de personas elijan el camino de la iluminación y la educación en vez de cometer el mismo error que se cometió a comienzos del siglo XX?

Respuesta: Desafortunadamente, esta situación es muy posible. Yo no niego que la forma sangrienta es posible, que el mundo puede sumergirse en una terrible catástrofe mucho peor que a principios del siglo XX. Podemos encontrarnos en una picadora de carne terrible mucho más sofisticada que la humanidad que mostrará ejemplos de una barbarie sin precedentes.

Durante el tiempo que ahora llamamos de los “bárbaros”, los invasores lanzaban alimentos por encima de las puertas de la ciudad sitiada para que los sitiados pudieran sobrevivir y los guerreros pudieran luchar contra ellos en un combate honesto. Incluso durante la más atenuada Edad Media, así como más tarde en la historia, se consideraba “noble” que los caballeros o samuráis contendieran con los demás abierta y decentemente. ¡En nuestros días no hay nada como eso!

El siglo XX se convirtió en un punto de inflexión; todo transcurrió en una dirección diferente. Esto puede seguir así, o también hay una posibilidad de cambiarlo. Ahora nos encontramos en una encrucijada.

El mundo puede llegar a una guerra, no sólo una guerra nuclear, sino a una guerra con armas biológicas terribles, y la humanidad morirá de infecciones horribles. Al final, sólo una pequeña parte de la humanidad permanecerá con vida; puede que sean sólo varios millones de personas los que queden vivos. Ellos reconocerán la necesidad de elevarse a un nivel de existencia superior y sin duda lo alcanzarán.

Por lo tanto, nosotros no estamos hablando de un número específico de personas en transición hacia un nivel superior, sino de la certeza de que la humanidad alcance este nivel a cualquier precio. Hace unos cien años, sólo había 3 mil millones de personas sobre la faz de la Tierra; antes de eso, hubo incluso menos personas que vivían en este planeta. Posteriormente, por un lado, no se trata de la cantidad de personas.

Por otro lado, la humanidad avanza como resultado de la modificación de los deseos humanos. Si este desarrollo sólo hubiera sido influenciado por factores externos, entonces, por supuesto, no tendríamos nada, sino solo la ley material pura de la “negación de la negación”, sin embargo, en cierto sentido, esta es la ley espiritual que trabaja aquí. Lo cierto es que nuestros deseos cambian. Entonces, sin importar cuán fanática sea nuestra sociedad, aunque fuera llevada hacia manifestaciones, propaganda, y revoluciones, ellos perderán repentinamente el interés en esto. El deseo de existir de esta manera desaparecerá; la gente no querrá vivir así.

Inesperadamente, ellos sentirán asco. Ellos ya no van a querer puestos de trabajo, puesto que habrán perdido el incentivo para trabajar. Muchas personas en el mundo se sentirán deprimidas. Muchas de ellas no sentirán la necesidad de trabajar, y ya no tendrán el deseo de gritar “¡Dame un trabajo!”

Las personas serán conscientes del hecho de que hay suficiente potencial científico y técnico acumulado en el mundo, y que todos podemos proporcionarnos todo lo que necesitamos sin aplicar esfuerzos físicos. Esto dependerá exclusivamente de la correcta interacción entre nosotros.

Desperdiciamos el 40 % de nuestro suministro de alimentos. Si lo distribuyéramos de manera correcta, entonces nadie tendría escasez de alimentos. Tiramos hasta el 90 % de los “bienes de consumo” en vez de permitir que estos encuentren su camino hacia todos los consumidores. Si pudiéramos distribuirlos correctamente, entonces la gente ya no tendría esas necesidades insatisfechas.

Casi, como si se tratara de una impresión en una fotocopiadora, podríamos construir casas, ciudades y ofrecerles a todos todo lo que necesitan. Hay una base sólida para ello, dado que tendremos una sensación interna de que no deberíamos estar trabajando sólo para comprar cosas y tirarlas a la basura, nuestras vidas no deben ser desperdiciadas. La sensación de inutilidad de la vida no debe llevarnos a la destrucción, sino más bien a la realización de los fundamentos de la vida, a sus raíces y esencia.

Espero que podamos encontrar un grupo de sabios poderosos en este mundo, y crear un foro que cuente con el apoyo del público en general, de la comunidad científica, del gobierno, e incluso de multimillonarios. Si ellos entienden que la ruta alternativa está asociada con enormes sufrimientos, entonces dirigirán nuestra sociedad hacia una meta alternativa.

Para eso, necesitamos que la educación integral se generalice y sea comprendida por todos los principales fabricantes, por la industria bancaria, y todos los sectores financieros, los más altos segmentos de la sociedad.
(108916)
Del Kab.TV “A través del tiempo” del 3/18/13

Material relacionado:
El nuevo mundo depende de ustedes
Se expande la geografía de las protestas antiamericanistas
Estamos a un año de los disturbios globales por alimentos

Lección diaria de Cabalá – 09.08.13

Preparación para la Lección
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

Escritos de Baal HaSulam “Los significados de la concepción y el nacimiento”, Lección 12
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

El Libro del Zóhar, Introducción “Los mandamientos de la Torá”, ítem 191, Lección 69
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

Talmud Eser Sefirot, volumen 3, parte 9
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar

Escritos de Baal HaSulam “La Paz”
Vídeo: Descargar
Audio: Descargar