entradas en '' categoría

Cálculos espirituales en tiempo real

thumbs_laitman_571_03Pregunta: Si comparamos nuestros esfuerzos con una carrera que es de cien kilómetros de larga, nosotros no vamos a ver ningún rastro de nuestra llegada al final del camino hasta que alcancemos la línea final. ¿Por qué?

Respuesta: Se nos dice: “No hay déficit en la espiritualidad“. Como ejemplo, usemos la partícula de onda de la teoría de la dualidad  de este mundo. Existe tipos de niveles de energía, por ejemplo: Con el fin de generar un rayo láser, la energía tiene que elevarse a cierto nivel y luego el proceso toma inmediatamente el carácter “explosivo”.

Todo tiene una medición presente. Este hecho se deriva de las cuatro fases de Luz Directa. Nada puede medirse con gran precisión si las medidas están en un modo lineal cien por ciento. De hecho, nosotros siempre estamos midiendo la brecha entre ciertos valores, así creamos una imagen del mundo discreta, “digital”, intermitente.

Es por esto que durante la “carrera”, observamos “de pronto” saltos de un punto de control a otro en vez de ver cambios graduales ligeros. Es así como estamos construidos: Nuestra percepción tanto en este mundo como en el espiritual soporta un carácter “paso a paso”.

Mientras exploramos la naturaleza, llegamos a entender que este camino está más allá de nosotros. Entonces, ¿no hay necesidad de “hacerle reclamos” al universo? Esto no ayudará. Por el contrario, tenemos que estudiar sus leyes y usarlas.

Hoy en día, ustedes están indignados sólo porque el Creador juega con ustedes. Él deliberadamente les da razones válidas para que se molesten con Él, de tal manera que eventualmente entendamos que aún somos pequeños bebés.

Pregunta: Y aun así, se nos dice que “muchos centavos acumulan una gran suma”. Al menos muéstrenme esto a mí…

Respuesta: Si ustedes han visto cómo se acumulan los centavos en una alcancía, entonces deberían ser más pacientes y no precipitarse, dado que deberían saber que sus días no pasan en vano. Esto es malo para ustedes.

Por el contrario, cuando sienten que su tiempo desaparece entre sus dedos y que no ven resultados más adelante, esa es la salvación, el regalo, sin el cual no aspirarían a seguir avanzando.

(108172 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/27/13, Escritos de Baal HaSulam) 

Material Relacionado: 

Jugando por una nueva verdad
La espiritualidad tiene sus propias matemáticas
La redención llegará en las manos del Creador

Entonces el estudiante debería comenzar a ser el hijo del maestro

thumbs_Laitman_165Cuando yo era estudiante del Rabash, él pudo contestar cada pregunta que yo le hacía pero sólo en la medida que fuera posible revelar las cosas. Si ustedes revelan más de lo que la persona puede comprender, pueden dañarla.

Un maestro sabe exactamente qué puede revelarse y qué debe permanecer oculto, sólo en la medida en que la persona sea leal a ustedes, pueden revelarle algo a ella. Esto generalmente sucede entre familiares, con un hijo o con un yerno. Esto es interesante ya que ellos valoran el buen nombre de ustedes.

No pueden ser más importantes que cualquier otro estudiante de lo que él por sí mismo es. ¡Esta es la esencia de nuestra naturaleza! Entonces deberían ocultarse de ellos de modo sientan que hay algo que deberían superar aquí.

¿Qué nos indican nuestras dificultades corporales para acercarnos? Si sus seguidores son un hijo, un yerno o un hermano, ellos los valoran, sin importar nada. Aun así, si ellos descienden al nivel corporal, defenderán el buen nombre de ustedes, dado que también este es su nombre. Un estudiante, por otro lado, pierde contacto con ustedes cuando desciende al nivel corporal y deja de ser estudiante de ustedes.

Esto no es culpa de la persona. Así es cómo están organizadas las conexiones entre nosotros naturalmente y por lo tanto no pueden darle a un estudiante lo que ustedes le dan a un hijo, un yerno u otro familiar.

Esto es muy significativo durante las primeras fases. Un estudiante puede ser como un hijo para ustedes sólo si él está espiritualmente conectado con ustedes. De lo contrario, ¿qué otras conexiones tienen con él? Ustedes tratan de llevarlo al nivel espiritual pero la pregunta es hasta qué punto puede él hacerlo.

Esto se trata de atributos corporales interesantes y cómo entran ellos en contacto con la espiritualidad, mientras tanto, a través del simple ego. Si nosotros hablamos acerca de un cierto nivel de lealtad que viene de un hijo o de cualquier otro familiar, este existe en alguna medida, ya que está basada en el egoísmo. Pueden decirles algo más a ellos y ellos nunca lo usarán en contra ustedes. Es posible revelarles un poquito más que a los demás en un  mínimo nivel.

Pero esta vara tiene dos extremos. El estudiante puede crecer a un nivel en el cual él trata al maestro como a un padre a pesar de su resistencia interna. Aquí se crea un atributo opuesto y el estudiante puede hacer más que un hijo. A fin de hacerlo entonces, ambos tienen que trabajar seriamente.

 (116861 – Del Kab.TV “Secretos del Libro Eterno” del 7/29/13)

Material Relacionado: 

Los guías de la última generación
Las tentaciones de la línea izquierda
Una actitud misericordiosa del padre de uno

¿Cuándo llega la salvación?

thumbs_laitman_236_01Pregunta: En uno de los artículos de su blog decía: “Después que las personas están en total desesperación sobre todo lo que han intentado, podemos hacerles saber que tenemos un método que les dará salud, control, respeto, dinero y así sucesivamente. Ellas tendrán todo lo necesario en este mundo, un Jardín del Edén en la Tierra, pero para ello, ellas tienen que conectarse”.

¿Cómo podemos explicar esto, si, a pesar de todos nuestros esfuerzos para conectarnos, todavía no tenemos nada?

Respuesta: La persona no puede hacer ninguna acción espiritual si no está “en completa desesperación con respecto a sus propios actos” y no le grita al Creador cuando ella está en el último nivel y con un poco más, caerá de allí a un abismo. Sólo entonces le llega la salvación del Creador. De lo contrario, ella no tiene una “vasija” (recipiente) que esté listo.

¿Cómo podemos lograr esto en este mundo? Si no hacemos nada, entonces el Creador nos enviará golpes, la Luz brillará sobre nosotros todo el tiempo y nos sentiremos cada vez más opuestos a Él, es decir, en estados cada vez peores. Este es el camino del sufrimiento. Hasta que no lleguemos a un estado terminal de muerte por este camino, no podemos apartarnos de él. Pero podemos alcanzar conscientemente un estado de necesidad de recibir ayuda del Creador, sin llegar a un estado de impotencia. ¿Cómo lo alcanzamos conscientemente? Cuando yo me siento opuesto a la Luz.

Todo depende de las condiciones en las que la persona se encuentra. Supongamos que yo nací en un pueblo pobre en África y me dan media taza de arroz y cien gramos de pan por día. De repente, llega un grupo de personas de las Naciones Unidas y comienza a distribuirles a todos un kilo de pan y una botella de leche, diciendo que si los niños se portan bien, entonces ellos les darán alimentos. Y aquellos que coman bien también verán una película. Es decir, se revela un mundo completamente diferente, condiciones completamente diferentes.

¿Puedo yo obtener condiciones como estas? Cuando vivía en una aldea en África un kilo de pan por día me parecía como el Jardín del Edén. Pero si yo me encontrara en alguna nación avanzada, entonces, si el día no termina con una visita con amigos a un restaurante, este es un día perdido. Me encuentro aún más deprimido que durante el tiempo en que sólo tenía un kilo de pan por día en el pueblo africano.

Es decir, todo depende de las condiciones en las que la persona se encuentra. Por lo tanto no hay un significado absoluto de los sufrimientos.

Yo soy una persona común, está bien. De repente me gano un millón de dólares en la lotería. Reviso los números diez veces, todo está en orden, todo está de acuerdo a lo que aparece en el periódico. Me “salen alas”. Al final de la semana ellos entregan los premios, yo llego y me informan que hubo un error en el periódico. ¿Qué puedo hacer? Me encuentro en la desesperación absoluta, pero esto es artificial, porque antes yo no tenía nada. La desesperación apareció como resultado de la idea de que gané la lotería, pero se me explicó que esto fue un error.

Es decir, nosotros podemos llevarnos a un estado como éste artificialmente, en el que yo estaré sumamente deprimido porque anhelaba mucho alcanzar la Luz Superior y no la tengo. ¿Cómo puedo hacer esto? Con la ayuda del entorno. ¡Con la ayuda de los amigos con los que puedo acelerarme tanto yo mismo, que grito que quiero esto ahora y de inmediato! Y junto con esto alcanzo una clara conciencia de que no obtuve nada más que “un puñetazo en la boca”.

Depende de nosotros el hacernos esto a nosotros mismos. No es fácil. Ciertamente tenemos que volvernos un poco infantiles, ¡pero llegaremos a un estado de gran deseo y, en consecuencia, a un estado de inmensa desesperación de nuestras “propias fuerzas”, y le exigiremos al Creador que aquí Él debe ayudarme! ¡Él no tiene otra opción, porque yo estoy exigiéndole esto! Depende de nosotros el hacerlo realmente y el querer y desesperarnos verdaderamente. Entonces todo será exitoso.

(116703 – De la lección diaria de Cabalá del 8/25/13, Preguntas y respuestas con el Dr. Laitman)

Material Relacionado: 

¿Por qué tenemos todas estas dificultades?
Corrección mediante las tres líneas: Una concesión sublime y complementaria

Pidiendo perdón por el esfuerzo que no hice

thumbs_laitman_562_02Rabash, “Shlavei HaSulam”, 1985-1986, artículo 36: “Qué es la preparación para el perdón”: Cuando la persona viene a pedirle al Creador que la perdone por el error en su contra y por un defecto en su respeto por el Creador, bendito sea Él, la persona tiene que tener pensamientos acerca de lo que fue su error con respecto al Creador.

Yo pido perdón no por los defectos con los que nací, que se encuentra desde el comienzo en mi naturaleza. No me relaciono con ellos (Génesis 8:21)”… porque la imaginación del corazón del hombre es mala desde su juventud….” Yo no me relaciono con la inclinación al mal en sí misma, más bien sólo con mi esfuerzo: ¿Podría ya haberme elevado por encima de mi inclinación al mal para construir “pantallas” y adquirir la relación de otorgamiento, amor y conexión por encima de la inclinación al mal? ¿Podría haber actuado de acuerdo con el principio “el amor cubre todas las transgresiones”, (Proverbios 10:12)?

Específicamente si he sido negligente en este esfuerzo, tengo que expresar remordimiento y pedir perdón, y debo llorar por esto. El “dolor de la Shejiná” no es que Ella haya preparado para nosotros el estado roto, el defecto, sino que nosotros no tratamos de levantarla a Ella del polvo, de acuerdo a las condiciones con las cuales es posible que lo hagamos.

La Luz que Reforma llega acuerdo a mi esfuerzo. Si ésta no llega con la conexión a él, esto me muestra la ruptura general, que hizo el Creador. En contraste con esto, cuando la Luz que Reforma llega de acuerdo al esfuerzo que hago o no hago, esto me revela sólo mí parte, el esfuerzo que no hice y que podría haber hecho.

No es necesario que me arrepienta por haber nacido sin éxito en algo, por ejemplo, por no ser fuerte físicamente, ni lo suficientemente sabio, o sin una buena memoria y capacidad de aprendizaje, no hay necesidad de que me queje por esto. Si no me dan algo, esta es una señal de que no lo necesito. Si no tengo habilidades particulares y tengo dificultades debido a esto, es obvio que tengo que trabajar en estas condiciones durante toda mi vida.

Mis rasgos de personalidad no dan testimonio de que yo sea bueno o malo. Podría ser que nací perezoso, derrochador, altivo, y así sucesivamente. En esencia, el hecho de que yo hubiera nacido con estas características ya es un signo de que no necesito relacionarme con esto. No depende de mí el corregirlas. Depende de mí el corregir mi participación en lo que ellas me revelan más allá de mi naturaleza. Si, más allá de esto, soy perezoso, entonces tengo que hacer un sacrificio con respecto a esta pereza, y a esta falta de participación, tengo que llorar en el Día de la Expiación (Yom Kippur). Pido perdón no por mis malas características con las que nací, sino por aquello que realmente podría haber corregido cuando recibí la oportunidad del Cielo y no realicé.

Por lo tanto, aquel que no hace un esfuerzo, no revela el mal que se encuentra en él. Y quien hace un esfuerzo descubre que él es malo, y esto es sólo en la medida en que podría haber hecho una corrección y no la hizo.

No somos responsables de corregir todo lo que los sistemas espirituales han dañado antes que nosotros. Este es un daño en el sistema general. En vez de ello, nosotros corregimos lo que se nos impone, entonces, será corregido el sistema completo. Ustedes ven, éste fue dañado puesto que entró en él un componente llamado Adam. Por lo tanto, cuando corregimos la participación de la persona en el sistema, lo corregimos todo.

Pregunta: ¿Qué tiene que ver el arrepentimiento con la relación entre los amigos?

Respuesta: Como está escrito, Yom Kippur no corrige los errores de la persona en relación a su amigo. Yo debo arrepentirme por aquello que aparentemente causé y al mismo tiempo recordar que esto también fue hecho por el Creador. De cualquier manera yo no me arrepiento de descubrir que soy malo. Me arrepiento porque la sensación de distancia entre el Creador y yo, todavía se encuentra en mí. Entonces la corrijo.

Y esto nos habla de que incluso en el descubrimiento del mal, yo debo sentir alegría.

Pregunta: No hay nadie que no le haya hecho algo malo a otra persona, incluso sin intención. ¿Cómo puedo expiar esto? ¿Cómo pido perdón?

Respuesta: La persona hace esto al alcanzar la conexión. Esta es su compensación. No hay necesidad de ello y ninguna acción puede expiar lo que hice. Todo el mal que yo hice causó separación. Todo el bien que puedo hacer: Esto es sólo para causar unidad. Las formas y las maneras del mal y del bien no son importantes, lo principal es específicamente la unidad o la separación. Si lo hacen así, no cometerán errores.

(116727 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 9/13/13, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

Si así lo quiero, castigo; si así lo quiero, perdono
Una reprimenda es peor que una multa
El descubrimiento del mal, no hay razón para lamentar