Bajo una sombra temporal

dr. michael laitmanSucot simboliza alegría. Se trata de una maravillosa festividad, agradable, ligera y simple que a las personas realmente les encanta. La verdad es que no requiere preparación previa, pero aun así, es muy alegre. ¿Por qué?

En primer lugar, después de todas las aclaraciones posteriores a la recepción de la Torá en Shavuot, después del 9 de Av, cuando vimos cuán rotos estamos, dado que éste simboliza la ruptura de las Tablas de los Diez Mandamientos, éste también simbolizaba la división de las tablas. Entonces alcanzamos el reconocimiento del mal en el Año Nuevo Judío (Rosh HaShaná, el comienzo del nuevo año), y tomamos una decisión, que debemos ser corregidos. Y luego viene el Día de Expiación (Yom Kippur), que en términos cabalísticos se describe como el abrazo de las líneas derecha e izquierda, como la revelación de las propiedades de la corte, Dinim (juicio), y Jassadim (misericordia), que los endulza.

Finalmente, llega la festividad de Sucot, que significa correcciones especiales en las que yo ya puedo elevar mis deseos de otorgamiento. La Sucá simboliza todo este proceso. Todo es muy simple. Uso mis deseos más simples en forma de ramas y hojas para construir un hogar temporal. Estas no tienen ningún valor, pero es mediante su uso que yo construyo mi hogar temporal, una Sucá, que me proporciona una sombra sobre mi cabeza. El Sjaj (la cubierta de la Sucá) está hecho de materiales inservibles que puedo encontrar por todas partes.

Después de establecer este estado temporal, yo me regocijo en él. Por lo tanto, éste simboliza la vasija espiritual en la que recibo la Luz. El Sjaj simboliza el Masaj (pantalla), dado que yo no quiero recibir directamente la Luz, y la sombra debe ser mucho mayor que la Luz, “Su sombra es más grande que la Luz”.

Estoy feliz, porque he logrado construir un Masaj sobre mí, que me permite ocultar la abundancia superior y permanecer en la sombra. Yo, por otra parte, con la ayuda de la Luz que Reforma, por supuesto, puedo esconderme de los placeres de la vasija espiritual.

Este proceso continúa y yo me corrijo cada vez más en mis vasijas, a medida que éstas se desarrollan. Me quedo en la Sucá con ellas, es decir que puedo abrirlas y utilizarlas gracias al Sjaj.

Entonces, alcanzo Simjat Torá (la alegría de la Torá). La Torá es la Luz que Reforma que recibí en Shavuot. Yo uso esta fuerza para corregir mis vasijas y ahora salgo de la Sucá. En otras palabras, ya tengo un Masaj ilimitado y ya no tengo que preocuparme por el Sjaj (cubierta).

Salir de la Sucá (“cabaña”) simboliza que ahora soy libre para recorrer toda la realidad por el mundo entero. Ya no hay necesidad de un Masaj sobre mi cabeza, puesto que ahora está dentro de mí. Ahora estoy sentado en mi vasija corregida.

Material relacionado:
La alegría es una señal de otorgamiento
La alegría es el parámetro para el camino correcto
Me sente bajo su sombra con gran deleite

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta