Cómo crece el alma

dr. michael laitmanEl desarrollo espiritual está en las sensaciones, porque la materia de la creación es el deseo de disfrutar. Y nosotros podemos usar la mente solo con la condición de que nos ayude a corregir el deseo. De lo contrario, ésta puede dañarnos.

Por lo tanto, se nos dice que “no hay nadie más sabio que el experimentado”. Es decir, primero tienen que pasar por todo tipo de sensaciones e impresiones en su deseo de disfrutar y después de esto ustedes obtienen la sabiduría. No podemos trabajar en la mente con lo que no hemos experimentado en nuestro deseo, a eso se le llama filosofía, la cual no tiene ninguna base real. Después de todo, todo está basado en la materia del deseo.

Los estados cambian cada segundo, porque, si un estado no cambia, entonces el tiempo no se mueve. Cualquier estado cambia debido al hecho de que primero nos cancelamos a nosotros mismos ante la influencia de la Luz. Todo el trabajo lo realiza la Luz: La Luz es primordial. Ella crea un deseo, lo afecta y lo cambia. Nosotros sólo estamos obligados a aceptar la acción de la Luz, a dejar entrar, a expresar nuestro consentimiento, una plegaria, una oración, a persuadirla para que haga su trabajo.

Todo depende de nuestro estado: ya sea que exijamos como bebés o que pidamos como adultos. Hay muchos tipos de relaciones entre la Luz y la persona, o más bien, el deseo por la Luz, que pide que la Luz lo influya y haga alguna acción en él.

¿Por qué es necesario que el deseo se vuelva hacia la Luz y le pida que actúe? Porque a través de esto, el deseo entiende lo que la Luz va a hacer y está de acuerdo con esto. Éste adquiere inteligencia, cabeza, y se vuelve similar a la Luz. Él no puede realizar la acción en sí misma, la acción se refiere al trabajo del Creador, pero debido a esto, el deseo crece hasta que volverse igual a la Luz. Mi tarea es atraer a la Luz en todas las acciones que deseo que haga a mí, y la Luz lo realiza todo.

Cada plegaria como ésta comienza a partir de auto anulación: Yo quiero haya un cambio mí, pero no sé exactamente cual. Después de todo, este será un nuevo estado, no puedo reconocerlo o verlo de antemano. Es imposible hablar de algo que aún no he alcanzado, entonces necesito auto anulación, y le pido al superior que haga esta acción en mí para salvarme.

No sé qué hará Él y en qué me convertirá, en qué estaré convertido en un momento; incluso si la cabeza y el cuerpo cambian, es decir, el pensamiento y la acción, todo, de tal manera que yo no reconozca a mi antiguo yo como estaba hace un segundo, hasta el punto de que me convierta en una nueva creación. No me importa en qué me convertiré, es más importante para mí entregarme a la Luz para que ésta pueda llevar a cabo su acción.

Yo tengo que estar preparado para esto y deseo más que nada cortarme de todo el pasado para que no quede nada de él, y no ver una sola propiedad antigua en mí e incluso que haya transición entre el pasado, presente y futuro. Sólo entonces estaré preparado para el impacto de la Luz sobre mí.

Esto no debe provenir del deseo de escapar de la situación previa. Yo estoy pidiendo cambiar, no porque me sienta mal. Yo no pido que se me salve de los problemas, dado que eso sería una petición egoísta en vez del avance hacia el siguiente nivel espiritual. Pido una cosa: Ayúdame a ser como la Luz, a convertirme en algo similar a ella, a volverme un dador para alguien.

Todo lo que puedo aclarar está sólo en el grupo, en relación a los amigos, a la humanidad. Por lo tanto estoy preparándome para la verdadera oración. Estoy buscando esto porque no sé cómo debería ser esa sensación. Por lo tanto, busco, trabajo, estudio, difundo, hago todo lo que puedo. Ustedes deben ser sensibles a lo que se le da para avanzar hacia la explosión de la verdadera oración, la cual conduce hacia la respuesta a ella desde arriba.

Así llego a la auto anulación, a la sensación de alegría, solidaridad, lealtad hacia la Luz, llamada la devoción del alma. Sé que todo esto hará que yo esté en lo correcto. Y no porque quiera huir de los problemas ni porque no tenga ninguna otra opción, por el contrario, yo estoy bien y no tengo escasez de nada. Me falta sólo una cosa: entregarme yo mismo a la Luz e incluirme en el atributo de otorgamiento para que éste pueda gobernar sobre mí y me permita no pensar en mí mismo, sino únicamente ser leal a esa propiedad.

Esto es llamado la oración correcta, la plegaria para la primera acción de la Luz, que es el comienzo del embrión espiritual. Después de eso, la persona comienza a sentir su conexión con la Luz en la medida en que se sienta como una gota de semen espiritual que debe cancelarse a sí misma dentro de la propiedad de otorgamiento.

Así comienza un largo proceso de crecimiento espiritual del embrión que ocurre en constante auto anulación en relación a la Luz, que cada vez le pasa más propiedades de otorgamiento al embrión. Todo el camino espiritual, toda la escalera, nacimiento, amamantamiento, y madurez, es la adquisición de propiedades de otorgamiento adicionales en cuanto al estado anterior. Así crece el alma.

(117039)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 9/16/13)

Material relacionado:
No hagan ningún trabajo que no sea el de ustedes
A salvo como en los brazos de una madre

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta