Compensación a través del amor

Dr.MichaellaitmanLa Torá, “Éxodo” Mishpatim, 23:08: Ustedes no podrán aceptar un soborno, porque el soborno cegará a los que ven claramente y corrompe las palabras correctas.

Esto es relevante hoy en día en lo que respecta a todos, desde los simples trabajadores hasta los jefes de los gobiernos.

Desde un punto de vista espiritual, “sobornar” significa tentar a la persona por medio de su ego. Cada llenado que recibe nuestro ego es llamado aceptar un soborno.

Pregunta: Entonces resulta que todos estamos sobornados en este mundo.

Respuesta: No es que estemos sobornados, sino que somos rateros. La persona sobornada recibe algo que no merece, pero ella no lo toma de los demás por la fuerza. Somos ladrones ya que les robamos a los demás, a veces por la fuerza. Incluso podemos ser llamados ladrones, aunque no lo sintamos así, puesto que este es un comportamiento normal para nosotros.

Resulta que todas las leyes de este mundo son leyes de rateros, dado que el mundo entero está basado en el ego. Así es como funciona el ego. No estamos hablando sobre el hecho de que una persona se encuentre un millón de dólares en la calle y no le devuelva el dinero a nadie, sino sobre el hecho de que conscientemente robamos y disfrutamos del robo.

No se trata sólo de recibir, sino, como está escrito, “El agua robada es dulce”. Recuerdo la historia de la princesa italiana que se sentaba en el balcón en un día caluroso de verano, comía helado, que decía: “¡También me gustaría que hubiera un poco de lo prohibido!” Esto significa que la sensación de robo endulza el ego, ya que esto es lo que consideramos dulce.

Si se trata sólo de comida, si me da la gana, me lo tomo. Sin embargo, cuando tomo lo que les pertenece a otros, intencionalmente y sin permiso, ¡entonces esta es una sensación totalmente diferente! Si me tomo algo, no hay nada de especial en ello, pero si lo robo, me elevo por encima de todos. Yo debo sentir un vacío que se crea en ellos por medio de eso y su llenado dentro de mí. Así yo me elevo por encima de ellos, y el ego se siente superior.

Arkadi Raikin (un comediante ruso durante el régimen soviético) solía decir: “Si usted no deja cierta deficiencia, entonces los inspectores de impuestos simplemente seguirán siendo ingenieros”, es decir que debe haber un cierto placer en sentirse superiores.

La mayor superioridad es, por supuesto, ser más inteligente, más sabio que los demás. Sentirse superior es una cosa terrible en la espiritualidad, y sólo el amor puede corregir esto.

Cuando ustedes se hacen cargo de las demás personas como si fueran niños pequeños, ellas de hecho son más pequeñas que ustedes, pero ustedes deben cubrir su actitud hacia ellas con amor. Entonces no son más pequeñas sino mayores que ustedes, dado que ustedes dependen de ellas, entonces ellas parecen mayores que ustedes de la misma forma en que el bebé mira a sus padres.

Pregunta: Sin embargo, la sensación de que ustedes son más inteligentes que el bebé permanece.

Respuesta: ¡No hay diferencia! Dado que él controla la mente de ustedes, es decir que ustedes son sus siervos. Por lo tanto, ustedes compensar su superioridad.

Estos estados pueden existir entre un maestro y sus alumnos, o entre amigos, ya que las personas son diferentes. Nosotros debemos mantener constantemente el equilibrio y compensar cualquier sensación de superioridad a través del amor.
(115277)
Del Kab.TV “Secretos del Libro Eterno” del 5/24/13

Material Relacionado:
¿Qué podemos esperar si estamos con los ojos vendados?
Acepto las reglas del juego
Una carnada para el egoísmo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta