El futuro está en la integración con la naturaleza

Dr. Michael LaitmanPregunta: Si todos formamos un sistema, entonces, ¿cómo puede el ser humano, siendo parte inseparable de él, cometer errores y violar sus leyes?

Respuesta: El hecho es que la persona ya está conectada con él como un bebé. Los adultos cuidan del bebé y le dan un grado ligeramente mayor para que pueda comenzar a integrarse en él, para evolucionar, para conectarse y ver cuánto puede armonizar con él, cuánto beneficio o daño le trae él.

Sólo en nuestro tiempo se manifiesta finalmente estos mecanismos: Nosotros estamos dañando el mundo y éste responde a tal punto que nuestra propia existencia se ve amenazada. Los riesgos ambientales de hoy son tales que la humanidad con toda su historia puede desaparecer de la faz de la Tierra que ya no puede soportar esto. Nosotros mismos causamos la extinción de especies vegetales y animales y de repente nos encontramos en la misma lista. Además, una guerra mundial es suficiente para acabar con la civilización, incluso antes de que la ecología lo haga.

La conclusión es que si nosotros no aprendemos de la naturaleza, es decir, del sistema general, la correcta integración en él, entramos en conflicto con él y llegamos a un final desagradable.

Pregunta: El problema es que si la persona se encuentra cara a cara con un sistema firme que es más fuerte que ella, entonces, en algún punto ella levanta los brazos: “Que pase lo que pase …”

Respuesta: Así es, hoy en día una persona se siente impotente y no sabe qué hacer. Ella no lo sabe, porque es incapaz de comprender el mundo, de sentirlo de manera correcta, de tomar la decisión correcta, y lo más importante, de realizar esto correctamente.

Es por eso que los cabalistas, los sabios, vienen a nuestro mundo. Ellos también son parte del sistema general. Y al parecer, sin importar cuántos de ellos aparezcan, el mundo no necesita más. Después de todo, las personas todavía necesitan que se les dé la libertad de elección para garantizar la realización del mal; ellas tienen que ser llevados a su propia decisión de unirse a esos sabios o no.

Resulta que el mundo tiene una oportunidad, proporcionada también por el sistema. Y esta oportunidad somos nosotros, la organización mundial de Bnei Baruj. En el marco que se nos dio, nosotros estamos obligados a actuar sin escatimar esfuerzos, para que todos sepan de qué depende su buen futuro.

Un “buen futuro” es la correcta inclusión en el sistema de la naturaleza. Si no violamos sus leyes, las condiciones establecidas por éste, estaremos bien. Si yo juzgo el bienestar sobre la base de mi egoísmo, entonces me comporto como un niño pequeño que no quiere escuchar a los adultos.

De cualquier manera, al estar en el sistema general, yo no puedo elegir sus leyes de acuerdo a mi gusto. O yo estoy en contra de la naturaleza y sigo en impotencia el camino del sufrimiento, o estudio las leyes de la naturaleza para asociarme con ella y avanzo por el buen camino, que atrae las fuerzas naturales que son útiles para mi avance.

(115770De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 28 de agosto del 2013, Escritos de Baal HaSulam)

Material Relacionado:

El futuro está en la integración
El mundo nunca volverá a ser el mismo
La naturaleza es indivisible

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta