El pueblo de Israel y una corte parcializada

Dr. Michael LaitmanPregunta: En el nuevo año judío (Rosh HaShaná), llegan al poder las propiedades del juicio (Dinim). ¿Cuáles son éstas?

Respuesta: Nosotros queremos otorgar, pero no podemos. Es como si algo nos detuviera y no nos lo permitiera. Este algo es una revelación de las propiedades de juicio, una restricción.

Sentimos estas propiedades en la planificación para hacer buenas obras. Nuestras malas acciones, por el contrario, no tienen límites. Podemos ser tan malvados como queremos serlo. Sin embargo, con respecto al otorgamiento, esto un gran problema. Tan pronto como nos preocupamos con alguna buena acción desinteresada, inmediatamente tenemos dudas, cálculos, condiciones y límites. Nosotros simplemente somos incapaces de compartir o dar algo… Esto es lo que significan las propiedades del juicio.

Pregunta: ¿Cómo podemos ser librados de estas restricciones? Después de todo, en esto piensan las personas durante Rosh HaShaná y Yom Kippur.

Respuesta: Si el pueblo de Israel realmente quiere eliminar estas restricciones, ellos deben pedir la liberación de las fuerzas que les impiden realizar buenos actos y que les impiden hacer el bien y amar a sus vecinos, si nosotros hubiéramos llorado por nuestra incapacidad para vivir en un estado de garantía mutua, para mantener un ambiente de hermandad, y amar a nuestros amigos, hoy en día todo sería diferente.

Sin embargo, la situación es ésta: Nuestro pueblo es rechazado, odiado, y está rodeado de enemigos por todos lados. El mundo entero está contra nosotros y las acusaciones son vertidas sin descanso desde todos los lados. Otras naciones son perdonadas a pesar de que sus crímenes atroces a menudo ni siquiera aparecieron como titulares. Sin embargo, Israel se encuentra en el centro de un ojo vigilante, e incluso los más pequeños errores provocan gritos de indignación en todo el mundo. ¿Por qué es así?

Si el pueblo de Israel no se adhiere a las verdaderas cualidades de juicio, a ellos se los restringe. Ninguna apela a la justicia les ayudará. Por algo que otros podrían ser levemente  criticados, Israel será culpado, juzgado y castigado. Esto ocurre debido a que esta nación tiene una misión especial y en comparación con las demás es inútil.

Sin embargo, el pueblo no entiende esto. Cuando ellos oran por algo para el próximo año, ellos no piden por el otorgamiento, sino que piden buenas ganancias. Es por eso que incluso los problemas más grandes nos esperan durante el próximo año. Enfrentaremos cualidades de juicio mucho más duras que serán fuertemente agravadas por el “tiempo del Mesías”, que ya ha llegado, en el que tenemos que aspirar a la unidad y a la conexión mutua. La naturaleza (el Creador) nos obliga a unirnos y a demostrarle nuestra unidad al mundo entero. Sin embargo, en nuestras oraciones al Creador, nosotros le pedimos que llene nuestros bolsillos personales en vez de pedirle que llene nuestra vasija común. Necesitamos dinero y poder. ¿Durante cuánto tiempo más continuará esto?

Si quisiéramos otorgar pero careciéramos de esta habilidad, nosotros sentiríamos restricciones internas, nuestros propios defectos que nos impiden dar. Entonces, podríamos recibir la Luz que Reforma. La principal oración en Rosh HaShaná es ver al Creador en el trono. Sin embargo, ¿qué es “el Creador” si no es el atributo de otorgamiento y amor? ¿Realmente elevamos esta propiedad para sentarla en el “trono”? ¡Por supuesto que no! Nosotros apreciamos valores diferentes.

Este proceso toma tiempo, pero ya no podemos esperar más. Tenemos que educar e iluminar a las personas puesto que ya ha llegado el momento.

Hasta el momento, nosotros hemos aceptado los requisitos del Creador en nuestra cuenta personal. Pero, por cada día nos retiramos de ellos cada vez más…
(116238 )
De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 9/4/13, Shamati # 122

Material relacionado:
La petición de perdón antes de año nuevo
¿Qué nos depara el año nuevo?
Amar al otro no en palabras sino en hechos

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: