El único problema que requiere solución

Dr. Michael LaitmanPregunta: Nuestro grupo se desintegró después de la convención de San Petersburgo y sólo una o dos personas llegan ahora a la lección matinal. ¿Qué ha pasado con el grupo? Cada uno de repente tiene problemas personales graves. ¿Cómo podemos superar esta situación?

Respuesta: Seguimos olvidando que nada sucede por casualidad y que todo lo hace el Creador. Todo lo que recibimos es controlado por el sistema de providencia general. Este sistema es tanto general como individual.

De repente, los amigos del grupo se sienten mal y tienen algunos problemas externos e internos. Cada uno tiene sus propios problemas personales privados o familiares. Ellos no entienden que en realidad no hay problemas. ¡Sólo hay un problema y es la conexión con el Creador! Todo lo demás es sólo un reflejo externo de esta conexión. ¡No existe nada además de eso!

Su conexión con el Creador es ilustrada por la regla de “para bien o para mal” y se revela en los diferentes eventos que se les representan en el trabajo, en la casa, en la familia, con los niños, o con ustedes mismos cuando se trata de su salud, o de diferentes sensaciones o de diversos estados de ánimo. El Creador hace todo eso para poder lavarlos completamente en los diferentes estados, retorcerlos como un trapo, y mostrarles lo que valen.

Él lo hace de una manera controlada, de acuerdo con el estado de ustedes, con la intención de que siempre tengan la oportunidad de elevarse. Si no pueden elevarse por encima de todos los estados en los que se encuentran, por encima de todos los problemas, significa que no han cumplido la condición de que se les dio.

¡No hay estados sin salida! Todos son medidos cuidadosamente de antemano y proceden del Creador con la intención única y exclusive de elevarlos muy alto, no que se queden abajo. Este estado no es parte del plan de la creación. Incluso si ustedes están abajo, en su transición hacia el estado más bajo, aun así, el estado superior ya es preexistente. ¿Qué significa un estado de bajeza? Es el estado superior, que ustedes sienten en las vasijas no corregidas y, por lo tanto, a ustedes les parece inferior.

Un descenso es el deseo del siguiente estado, y aunque todavía no estén corregidos, éste ya es el siguiente estado. ¡Por lo tanto, no hay descensos y ascensos! ¡Nosotros siempre nos elevamos de acuerdo al módulo!

¿De dónde surge el vacío, el miedo, el nerviosismo y la apatía total, que yo siento ahora, y todo lo que sentimos durante un descenso? Surge de mi creciente ego y de las demandas y sensaciones que han crecido, las cuales ya son mi próximo estado que se revela en su forma no corregida, no en la Luz.

Por lo tanto, un día comienza a partir de la noche. La noche es la preparación para la Luz. Estudiamos en El Estudio de las Diez Sefirot, que la preparación para la corrección de las vasijas ocurre durante la noche. Entonces llega la mañana, y no según el reloj, sino de acuerdo a la corrección de las vasijas, de los deseos.
(115819)
De la Lección diaria de Cabalá del 8/25/13, Preguntas y respuestas con el Dr. Laitman

Material Relacionado:
Reabasteciendo el tesoro del egoísmo
Una ruptura por el bien de la unidad
Todos para uno y uno para todos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta