La sabiduría para revelar el mundo

Dr. Michael LaitmanEl hombre se originó en el mono y se ha desarrollado gradualmente, como lo dijo el gran cabalista Ari 300 años antes de Darwin. El Ari dijo que el cuerpo físico de la persona se deriva del mono, mientras que el contenido espiritual interno está determinado por una combinación de fuerzas superiores. La Cabalá trata con la persona misma y no con su cuerpo físico.

Cada persona se desarrolla gracias a su relación con su entorno, puesto que ella absorbe los atributos y opiniones de los demás. La persona no puede desarrollarse si vive sola en el bosque. Nosotros desarrollamos gracias a nuestra incorporación mutua.

Se nos dice, “Vayan y vivan unos de otros”, lo cual, en la espiritualidad, significa que cada uno incluye a todos los demás en su interior y así se desarrolla. En la medida en que la persona absorba los deseos, el conocimiento, y el código de conducta de los demás, ella se desarrolla. Nadie puede desarrollarse por sí mismo. La persona no se desarrolla debido a que se vuelva más inteligente, sino al absorber de los demás.

Según la medida en que nos hayamos enriquecido con nuestra incorporación mutua, nosotros alcanzamos nuevos descubrimientos científicos y descubrimos una nueva sociedad. No existe otro factor por medio del cual podamos descubrir la nueva realidad, tanto en el sentido corporal como en el sentido espiritual, a excepción de la cantidad de incorporación y conexiones nuestra entre las personas. Esta es la forma en que nosotros expandimos nuestras vasijas de percepción y todos nos enriquecemos gracias a los demás, y empezamos a ver un cuadro cada vez más complejo. Esto incluye la revelación de nuevas fuerzas y leyes, el desarrollo de la ciencia, y todo esto se le revela a la persona de acuerdo a la complejidad de su incorporación con todos los demás.

Vivimos en una realidad perfecta, y todo lo que debemos conocer acerca de ella, ya existe. Sin embargo, a fin de descubrir esto debemos incorporarnos y conectarnos más fuertemente con todas las piezas que se encuentran en cada uno de nosotros. Cuando empezamos a recoger estas piezas que quedaron después de la ruptura, esta conexión nos permite descubrir la sabiduría de la realidad, la verdadera forma llamada el desarrollo de la ciencia.

Nosotros descubrimos cada vez más cosas de ella, ya que cada uno de nosotros está incorporado en todos los demás. Esta complejidad, esta conexión, nos permite comprender la imagen de la realidad a pesar de la separación, al comparar el más (+) con el menos (-), al comparar las condiciones y atributos opuestos.

Entonces, incluso en cada nivel del mundo corporal, nuestro éxito depende sólo de la conexión entre todas las partes ajenas. Esto determina nuestro desarrollo mental y emocional, tanto en lo corporal como en lo espiritual, como resultado de la ruptura y su corrección.

Sólo mediante la conexión y la complementación mutua correcta, descubriremos la esencia general de la realidad llamada el Creador, la fuerza que está más allá de toda la realidad. Como está escrito: “Por Tus acciones Te conocemos”, es decir que alcanzaremos la idea original de que todo fue creado por Él como el resultado de descubrir la realidad, sus fuerzas y sus diferentes fenómenos.
(117397)
De la 1º parte de la Lección diaria de Cabalá del 9/22/13, Escritos de Baal HaSulam

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: