“¿Los científicos rezan? Respuestas de Einstein a la pregunta de una pequeña niña acerca de ciencia vs. religión”

thumbs_Laitman_083En las noticias: (de Brainpickings): “Una pequeña niña de Nueva York llamada Phyllis escribió una carta al gran Albert Einstein en 1936:

“Iglesia Riverside

19 de enero 1936

Mi querido Dr. Einstein,

En nuestra clase de la escuela dominical nos hemos planteado la pregunta: ¿Los científicos rezan? Ésta comenzó al preguntarnos si podíamos creer tanto en la ciencia como en la religión. Nos dirigimos a los científicos y a otros hombres importantes para tratar de tener respuesta a nuestra pregunta.

Nos sentiremos muy honrados si usted responde a nuestra pregunta: ¿Los científicos rezan, y qué piden?

Estamos en sexto grado, en la clase de la señorita Ellis.

Atentamente,

Phyllis”

“Sólo cinco días más tarde, Einstein le contestó, ¿no es adorable cuando los gigantes culturales responden a la curiosidad sincera de los niños?, y su respuesta hablaba en la misma calidad espiritual de la ciencia que ensalzó Carl Sagan décadas más tarde y Ptolomeo miles de años antes. Seis años antes, Einstein exploró ese mismo tema, en un lenguaje y en una retórica alucinante mucho más complicados, en su conversación con el legendario filósofo indio Tagore.

“24 de enero 1936

Estimada Phyllis,

Trataré de responder a su pregunta de la forma más simple que pueda. Aquí está mi respuesta:

Los científicos creen que cada cosa que ocurre, incluyendo los asuntos de los seres humanos, sucede debido a las leyes de la naturaleza. Por lo tanto, un científico no puede inclinarse a creer que el curso de los acontecimientos puede ser influenciado por la oración, es decir, por un deseo sobrenatural manifiesto.

Sin embargo, debemos reconocer que el conocimiento real de estas fuerzas es imperfecto, de tal manera que al final de la creencia en la existencia de un espíritu fundamental definitivo, reposa en una especie de fe. Tal creencia sigue siendo generalizada, incluso con los logros actuales de la ciencia.

Pero, además, todos los que están seriamente involucrados en la búsqueda de la ciencia, se convencen de que en las leyes del universo se manifiesta un espíritu, uno que es muy superior al del hombre. De esta manera la búsqueda de la ciencia lleva a un sentimiento religioso de un tipo especial, que sin duda es muy diferente a la religiosidad de alguien más ingenuo.

Saludos cordiales

Suyo, A. Einstein”.

Mi comentario: Esta es una visión verdaderamente cabalística de la existencia de la fuerza más elevada en el mundo, la cual no quiere ser adorada, sino revelada.

(116247) 

Material Relacionado: 

Albert Einstein: “Un ser humano es una parte del todo”
Conexión con Dios: ¡No cuelgues!
Einstein habla sobre la naturaleza de la humanidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta