Mirando el mundo desde el segundo piso

Dr. Michael LaitmanLos deseos del público, es como si estuvieran en la primera planta, donde hay una relación simple entre el deseo y su llenado. Y nosotros tenemos que estar en el segundo piso, donde hay una relación entre el receptor y el dador; esa es la intención.

Yo puedo ir a un restaurante, pagar el dinero y obtener placer a cambio. Y puedo ir a visitar a un amigo y no pagar dinero por ello. Después de todo, le pago con mi actitud y él también me da placer con su actitud. Es decir, ya estamos en el segundo piso.

El restaurante tenía un solo piso; yo obtuve placer y compensé por él con dinero, di placer al mismo nivel, en la misma planta. Pero no es así con un amigo: Yo recibí un regalo de él, pero no tuve que pagar por este con dinero y disfruté de su relación hacia mí más que del trato mismo.

En el segundo piso, el llenado es nuestra relación con los demás. Sin importar qué trato recibí de ustedes, sólo una taza de café, pero su actitud hacia mí puede ser mil millones de veces más valiosa.

Nosotros le damos placer al Creador por medio de lo que hacemos en el segundo piso. Yo no me siento llenado en el 1° piso, solo se trata del llenando del estómago, y no me importa de quien lo obtenga. Las herramientas de la segunda planta son relaciones personales.

Siento el dolor de los demás en la primera planta; esto es llamado “empatía con el sufrimiento de la sociedad”. Pero luego me siento recompensado con el “placer de toda la sociedad” Y ¿por qué estoy haciendo esto? Para deleitar al Creador.

Yo salgo hacia ellos como el propietario de un restaurante hacia los visitantes hambrientos y les digo que tengo la comida que recibirán. Pero inmediatamente empiezo a enseñarles y a invitarlos a la 2° planta. Les digo que nos unamos, que creemos conexión entre nosotros lo cual nos dará una fuerza especial, con la que no dependeremos de nadie, de ningún gobierno ni de los funcionarios. Nosotros mismos pondremos nuestro mundo en orden.

Ustedes no pueden decirles solo esto a las personas de una vez; ellas no lo creerán. En primer lugar, deben hacer que ellas sientan que esto es posible en algún taller. Entonces podemos decirles: “Por favor, tenga en cuenta: Debido a esta fuerza que ahora revelamos entre nosotros, podemos corregir toda nuestra vida”.

Podemos obtener esta fuerza sólo mediante la conexión con el grupo, con el maestro, con los libros. Incluso en la primera planta, nosotros no podemos tener éxito sin su ayuda. Vemos que el mundo no puede vivir sin esto. El mundo es abundante, pero las personas no pueden vivir una buena vida porque no tienen ningún poder de unidad.

Su fuerza de conexión es negativa porque todos quieren usar a todos los demás. Por lo tanto, la mitad del mundo tira la comida sobrante a la basura y la otra mitad del mundo se muere de hambre. Esta brecha crecerá día a día. Después de todo, tenemos que entender que la razón es la mala conexión entre nosotros que no podemos corregir, pero todo depende de ésta. Y mientras tanto, la división entre nosotros crece cada vez más.

El mundo ha cambiado por completo en 30 o 40 años, todos están en conflicto entre sí. En los países árabes, primero estaban unidos por una idea, y ahora que estalló la guerra, están en conflicto y batallan entre sí. Después de todo, el manejo superior busca revelar claramente que no tenemos las conexiones correctas entre las personas, y que ésta es la causa de todo el mal en el mundo.

Las personas ya entienden esto. Cuando ustedes les hablan de esto, ellas concuerdan rápidamente. Es decir, tal vez sean suficientes un par de frases para llevar a alguien a la conclusión de que nuestra buena vida depende de una buena relación entre nosotros. Pero de inmediato dice que esto imposible corregir esto.

Ustedes no debe discutir aquí, sólo tienen que invitarlo a un taller para que experimente esto por sí mismo y compruebe si es posible hacerlo o no. No en vano se nos dice que “No hay nadie más sabio que el que tiene experiencia”.
(115702)
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 8/26/13

Material Relacionado:
El mundo es un niño en nuestras manos
Todos aquellos que sientan los dolores del público merecen consuelo
El mismo método pero con un enfoque diferente

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta