Misión de combate: Agarrarla y no dejarla ir

Dr. Michael LaitmanPregunta: El texto del Libro del Zóhar, que leemos en clase, describe muchos estados. ¿Cómo podemos clasificarlos?

Respuesta: No es necesario clasificarlos; no hay necesidad de memorizar nada. Si al leer ustedes está un poco más conectado, en sintonía con la frecuencia adecuada, eso es suficiente. Piensen solamente en la Luz que Reforma que proviene del centro del grupo para que puedan darle placer al Creador. Esto es todo lo que necesitan saber.

Pregunta: No obstante, ¿cómo aparecen los estados en el camino? ¿Son generados por mi deseo, una vasija?

Respuesta: No, yo no creo nada; sólo ver que cada segundo, como invitado, tengo la oportunidad más efectiva para complacer al Anfitrión. Yo aspiro continuamente a ello, a “mantener mi nariz al viento”, y buscar la oportunidad: ¿Cómo puedo implementar esto en intención, pensamiento y acción?

En ese caso, se trata sólo de las oportunidades que yo use. Yo mismo no puedo entender todas las opciones, porque cada vez que veo un mundo nuevo ante mí, lo afronto con nuevas condiciones. Nada se repite y no sabemos nada de antemano. Nuestro camino es un sinfín de cambios, sorpresas continuas. Las diez Sefirot son las mismas, pero cada vez vienen con nuevas Reshimot.

Resulta que yo no elijo nada y felizmente acepto todos los estados como una oportunidad para llevar a cabo el otorgamiento. Todo es útil, ascensos y descensos, las líneas derecha e izquierda, las interacciones y conexiones, en este camino ondulante. No importa qué cambios hayan sido preparados para mí, son los mejor, dado que estos permiten que me dé cuenta qué tan reales son mis intenciones, si puedo mantener e incluso reforzar la adhesión sobre cualquier pico y valle, en cualquier curva.

Mi trabajo en realidad es muy simple: aferrarme como un “bulldog”  y no dejarla ir. Sostengan la intención solo en estar “enfocados” en el Anfitrión, adaptando constantemente su entorno, sus estados, a esto. Y aunque esté experimentando altibajos, yo uso estos “golpes” para aferrarme aún más fuerte.

(117112)
De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 9/17/13, El Zóhar

Material relacionado:
¿Cómo leer el libro del Zohar?
No les preguntes por la muerte a los malvados
Es posible arreglárselas sin descender en el trabajo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta