Todo depende de la preparación

Dr. Michael LaitmanLa peor cosa, con respecto a nuestro estado físico y espiritual, es la frivolidad. No hay nada peor que esto. Una pequeña mueca, movimiento, o un acto de falta de respeto, y ya está. Todo lo que tengo dentro de mí se cae. Es terriblemente necesario temerle a esto, con ello, ustedes se hacen responsables de dañar a un amigo, pero dañarse a sí mismos muchas veces más.

Es necesario estar siempre en “alegría seria” pero desde el corazón. Incluso si su condición es la peor, pero la emoción viene desde el corazón, esto ayudará. De ninguna forma o manera debería haber ningún alarde a menos que estén jugando intencionadamente así para animar a un amigo. Es muy necesario mantener nuestro nivel y preocuparnos constantemente por elevarnos cada vez más alto todo el tiempo. No se olviden de lo más importante: la preparación.

Yo les aconsejo a aquellos que tienen la oportunidad de conectarse a la transmisión en vivo de nuestra lección de la mañana; aunque yo diga que no hay diferencia cuándo la ven, también es posible observar luego, pero si pueden, este es el tiempo real. Hay importancia psicológica en esto para la persona. La energía espiritual que existe en el mundo, se encuentra aquí.

Pero cuando la persona siente que ahora no hay ninguna necesidad de aprovechar esta situación y teme que esto pase, es decir, que ella está en un estado relajado, se levanta, pausa el computador, toma café, y así sucesivamente; ella no está pegada a la pantalla.

Por lo tanto, los insto encarecidamente a ustedes, les recomiendo, si es posible, que por lo menos vean parte de la transmisión de la lección en vivo, y no pierdan nuestra conexión y unidad en la noche del domingo.

Ustedes mismos ven cuál es el significado de la preparación: Todos nosotros estamos preparándonos para el estado de finalización de la corrección, de la plena adhesión de todos juntos, junto con la Luz. Toda nuestra vida, toda nuestra elevación espiritual, es llamada “preparación”, por lo tanto, tiene que preceder a todas nuestras actividades. Antes de la lección, yo tengo que levantarme al menos un cuarto de hora antes para poder leer algo. Tengo que hacer algo conmigo mismo. Necesito escuchar algo en el camino hacia la lección.

Lean Salmos o algunos pasajes de nuestra literatura, algo que no esté conectado con nada, que los mantenga sintonizados en el camino correcto. Un violinista o un violonchelista afinan su instrumento sin importar que melodía vayan a interpretar más tarde. Por lo tanto, nosotros también necesitamos afinar nuestros “instrumentos”, entonces, en la lección la interpretaremos.

Yo no me imagino que pueda llegar a la lección sin afinarme yo mismo para ella. No es importante que yo sepa qué voy a hacer con ustedes. Créanme, me senté ahora, miré el tema de la lección, y empecé. ¡Esto no hace ninguna diferencia para mí, pero yo tengo que ajustarme a mi mismo antes de eso!

Antes de la lección de la noche, Rabash daba un paseo por la calle durante media hora. Yo me levantaba una hora y media antes de la lección a pesar de que sólo tenía que caminar cincuenta metros o menos. Tenía que tomar una ducha caliente, levantar el ánimo, leer algo de su material que no desviara mi atención de la lección, sino que por el contrario, me sintonizara correctamente.

A veces sucede que leen algún material, y después de eso, es difícil que puedan reagruparse y venir. Ustedes llegan y de repente, se ha preparado un tema completamente diferente. ¡Esta es una responsabilidad, porque ante mí hay decenas de miles de estudiantes que se sientan en todo el mundo!

Así debe sentirse cada uno de nosotros, porque estamos trabajando en un Kli común, vasija. Yo no estoy sintonizado con nada en particular. Me sintonizo con la conexión que ustedes pueden darme en cualquier momento, y si no pueden, entonces incluso la lección es insuficiente.

A veces, el estado, la conexión de ustedes, me abre tanto, que las palabras realmente fluyen libre y elocuentemente, y esto no depende del número de personas. Más bien depende de la calidad de la conexión. A veces tienen éxito, entonces aparece material maravilloso. Por lo tanto, es necesario tomar todo esto en cuenta y ser buenos hijos.
(114029)
De la Convención en St. Petersburgo “día dos” del 7/13/13, Lección 4

Material Relacionado:
Piensen qué les quedará
El recolector de almas rotas
La preparación terminó, el ataque en la reunión ha comenzado

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: