“Tras la humildad viene el temor del Señor”

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Puedo ser siempre el anfitrión que recibe a los huéspedes como al Creador, o seguiré siendo siempre un invitado?

Respuesta: Ustedes nunca serán capaces de ser el primero. Sólo serán capaces de responder, agradecer y pedir, y con ello se desarrollan. No pueden elevarse por encima de Él, por supuesto, y tampoco quieren hacerlo.

Hay situaciones en las que sienten que ustedes son Faraón y se preguntan “¿Quién es el Señor para que yo lo oiga a Él?” Pero cuando alcanzan los niveles espirituales en su trabajo espiritual, ustedes mismos deciden que desea anularse y someterse.

Todas las acciones espirituales llegan después del nivel de Jafetz Jesed, otorgar con el fin de otorgar. Moisés avanza primero y luego lo sigue toda la nación, es decir, todos los demás atributos.

Debe mantenerse este orden. De lo contrario, como nos dice la Torá, surgen los pecadores uno tras otro, rebelándose contra Moisés y provocando situaciones desagradables. Así aprendemos que sólo Moisés puede guiarnos. Este estudio es necesario a fin de aclarar todos estos discernimientos: los hijos de Aarón, los espías, etc.

Todo esto es necesario para elevar aún más el nivel de Moisés, puesto él es humilde y no se engrandecerá a sí mismo. Entonces él realmente necesita esos adversarios que lo eleven. Las cáscaras emergen, y como resultado de las aclaraciones, nosotros descubrimos que Moisés está por encima de ellos, que el atributo de otorgamiento los domina a todos ellos; que éste domina por medio de su humildad, de su modestia.

Cuando completamos el nivel de Bina, aprendemos cómo usar de forma correcta nuestro deseo de disfrutar, como se nos dice: “Después de la humildad viene el temor del Señor”.
(117325)
De la 1º parte de la Lección diaria de Cabalá del 9/11/13, Escritos de Baal HaSulam

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta