Un maestro que siempre está contigo

Dr. Michael LaitmanPregunta: Tenemos que tomar sobre nosotros el trabajo que es ajeno al ego y que está completamente por encima de su poder, y la carga del grupo para que éste haga su mejor esfuerzo. Así, al no haber logrado el resultado, pedimos llevar el asunto como ayudantes y trabajadores del Creador, y sólo entonces obtenemos el resultado.

¿Cómo podemos diferenciar al comienzo del trabajo entre la locura y la insensatez, versus coraje y consideración? ¿Dónde se encuentra este límite?

Respuesta: Aquí es necesario tener a alguien que maneje el proceso, quien pueda aprobar o rechazar “enseguida” cada detalle que los operadores necesiten saber para usarlo. Por lo que necesitan estar conectados entre sí al máximo cada vez, a fin de, no obstante, volverse hacia Él.

El mundo no puede vivir sin un “rey”, sin sus representantes, sin aquellos que son leales a él. El hombre necesita a alguien cerca de él que sepa más que él, que vea el futuro y describa las direcciones correctas. “Esto no es para nosotros, pero iremos allí, haremos lo que ustedes crean conveniente dentro de estos límites”.

Esta jerarquía debe ser constante. Entre nuestros grupos no puede haber algún tipo de grupo que haga todo lo que cree importante de acuerdo a su criterio, que en última instancia tenga éxito. Esto se debe a que el ego lo acompaña constantemente y todo el tiempo, el grupo necesita hacer nuevos discernimientos, tener nuevas etapas de aclaración.

Lamentablemente yo no creo que esta gran dependencia disminuya con el tiempo. Por el contrario, crecerá. Lo sé por mi relación recíproca con mi maestro Rabash: Cuanto más avanzaba yo, más lo necesitaba, en realidad me acerqué mucho más a él.

En nuestro mundo es precisamente lo contrario: Cuanto más crece el niño, más independiente se vuelve, hasta abandonar la casa de sus padres.

Mientras que aquí ustedes se adhieren más y más a aquellos que están más elevados, porque en esencia, ellos los unen con el Creador, ustedes simplemente no están dispuestos a seguir adelante sin Él. Y por lo tanto, yo ahora aprendo mucho más de mi maestro que lo que aprendí hace treinta años….
(117157)
De la 3° parte de la Lección diaria de Cabalá del 9/20/13, Lección sobre el tema: “Sucot”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta