Un pago inicial que debemos justificar

Dr.MichaellaitmanEl mundo está dividido en dos partes con respecto al ascenso espiritual. Una parte son las personas en quienes el punto en el corazón ya se ha despertado (la parte amarilla del dibujo), entonces ellas sienten un anhelo por el ascenso espiritual.

Ellas están interesadas ​​en el significado de la vida, en el deseo de alcanzar directamente su fuente.

kabalah

Estas personas vienen a nosotros. Algunas se quedan con nosotros y algunas se van y vuelven después de un tiempo.

Ambas son sacudidas constantemente ya que sin eso, ellas no pueden avanzar.

Al igual que una bomba que bombea aire de un lugar a otro, como un pistón en un coche, así avanzamos en nuestro movimiento hacia adelante, vamos hacia atrás y hacia adelante, atrás y adelante.

Esto no quiere decir que nos vamos hacia cualquier parte. Nosotros nos movemos un poco más arriba y un poco más abajo mientras nos elevamos cada vez más.

De tal manera que siempre avanzamos, “recogemos” el ego de abajo, lo elevamos, y lo corregimos; lo recogemos aún más profundamente, lo elevamos y lo corregimos. Por lo tanto, avanzamos gradualmente, como en una espiral, pero esta espiral se ensancha poco a poco hacia arriba y hacia abajo, arriba y abajo.

La persona que no desciende no tiene nada que sacar; mientras estudiamos en la sabiduría de la Cabalá, se ha producido una ruptura del deseo del ser creado, y todos los deseos se han dispersado en lo que se llaman los mundos de Beria, Yetzira y Assiya, incluyendo nuestro mundo.

Entonces, todas las personas que tienen un punto en el corazón (Maljut de Atzilut) deben descender y elevar la vasija, y luego descender de nuevo y sacar una vez más una vasija aún mayor, y repetir así esta acción una y otra vez.

kabalah 2

Todo esto son todos nuestros Kelim (vasijas), nuestros deseos. Entonces, hasta el final de la corrección (Gmar Tikkun completo), siempre habrá el movimiento hacia abajo que comienza y se detiene de manera alternada y vuelve gradualmente al lugar donde están los Kelim sin corregir (vasijas), es decir que siempre habrá un menos (-) opuesto al más (+).

Por lo tanto, nosotros atraemos los deseos. Los elevamos, y los corregimos. Corregimos la mayor parte de los deseos que hay abajo, sin siquiera saberlo.

En cada persona en el mundo ocurren diversos cambios, y nosotros estamos constantemente ocupados con la corrección.

Todos los cambios, todo lo que ocurre en este mundo y en cada persona, suceden sólo gracias al descenso y al ascenso, un decente y un ascenso.

Por lo tanto, todas las personas en el mundo inconscientemente trabajan por la corrección, lo quieran o no.

Nosotros estamos trabajando conscientemente, ya que tenemos el punto en el corazón, que ya pertenece a la vasija superior. Cuando salimos de ella, comenzamos nuestro recorrido hacia abajo y hacia arriba, abajo y arriba, constantemente, como una espiral.

Hay una gran diferencia entre el trabajo consciente y el trabajo inconsciente. Después de todo, aquellos que trabajan inconscientemente experimentan dolor. Ellos son empujados hacia delante por la presión proveniente de atrás y no sienten que estén avanzando. Ellos simplemente deben moverse bajo la influencia de las diferentes circunstancias de la vida, del dolor y el sufrimiento.

Nosotros no. Nosotros tratamos de hacer esto de manera consciente y mucho más eficaz. Después de todo, tratamos de añadir la fuerza positiva que nos empujará desde el principio a este vector negativo, más allá de los sufrimientos que nos empujan desde abajo como empujan a todos los demás.

A fin de avanzar con la ayuda de la fuerza positiva, nosotros debemos conectarnos en un grupo. Además, tenemos que estudiar juntos y crear de antemano en el grupo todas las condiciones que existen en el mundo superior.

Los reglamentos del grupo, todas las leyes de grupo, son las leyes del mundo superior, que estamos tratando de cumplir al menos hasta cierto punto, mientras que aún estemos en nuestro egoísmo. Entendemos que todo esto es un juego.

Nosotros sólo actuamos como si nos amáramos unos a otros, y anheláramos a los demás, la unidad y la conexión. Jugamos un juego, y no tenemos nada de qué avergonzarnos. Algunas personas dicen: “Si esto no es verdad, no lo haré”. Esto está mal. Miren a los niños. Jugar es una cosa muy seria para ellos. Cuando yo trato de formar el mundo espiritual en mi contacto con los demás, este es un asunto muy serio.

En la medida en que anhele eso, yo desarrollo en mí un nuevo vector (la flecha roja en el dibujo), y comienzo a sentir la atracción hacia adelante, no bajo la presión de atrás. Yo no espero que las diversas circunstancias me empujen, como la crisis que empuja al mundo hacia adelante y de la misma forma que los diferentes problemas personales empujan a cada uno de nosotros. Estoy equipado con el poder del grupo y éste atrae sobre sí mismo una gran Luz desde arriba.

Esta gran Luz crea realmente una estructura espiritual de nosotros, y, esta vez, es real. Cuando todos nosotros nos convertimos en uno, nos volvemos iguales a la Luz, dado que ella también es una.

La Luz entra en nosotros de acuerdo a la conexión de los atributos, a la equivalencia de forma, y recibimos la revelación del mundo superior, el siguiente estado, el siguiente nivel, la siguiente dimensión. Esta es la diferencia entre las personas que reciben el deseo de avanzar por sí mismas y al resto de la humanidad.

La primera parte (la parte amarilla en la figura 1) somos nosotros, las personas con el punto en el corazón, mientras que la otra (la inferior) es el resto del mundo.

En estos días, se revela la interdependencia de estas dos partes, puesto que la segunda parte se ha atraído inconscientemente en esta y así, inconscientemente, ha corregido muchos de sus deseos a lo largo de la historia humana.

Las personas sin un “punto en el corazón” han pasado por diferentes estados a lo largo de la historia y por lo tanto han llegado al punto en que hoy se conectan a nosotros. Recibimos un movimiento hacia arriba, un tirón hacia arriba, y ellas están muy cerca de nosotros, a nuestro alrededor, y todos juntos estamos en una crisis. Esta es exactamente la misma crisis, la crisis de la ausencia del Creador, de la ausencia de la revelación de la Providencia Superior. Sin embargo, para nosotros, esta deficiencia de la Providencia Superior es un asunto serio, y somos atraídos hacia adelante, al desear descubrirlo a Él. Para ellos, sin embargo, se trata de un empujón muy desagradable desde atrás, puesto que vemos en qué condición está el mundo en la actualidad.

Esta es exactamente la única oportunidad para todas las personas que sienten la atracción hacia la meta de la creación, la revelación de la Luz en la vasija. Su ventaja es que, si trabajan para la corrección de la parte del mundo que no tiene ninguna conexión con la Luz, ellas tendrán la oportunidad de acercarse rápidamente a la Luz dado que la Luz pasa a través de ellas hacia los demás.

¿De qué manera cada uno de nosotros es especial? ¿Qué cosa especial hemos hecho en la vida? ¿Qué atributos especiales tenemos? No hay nada especial en nosotros, ni en mí. Hemos recibido un punto en el corazón, el deseo de revelar la Luz Superior, como condición previa, como pago inicial. Si trabajamos para el resto de la humanidad, con toda certeza la Luz Superior se nos revelará, de tal manera que pasará a través de nosotros hacia toda la humanidad.

Por lo tanto, podemos entender cuáles son las condiciones: “Ama a tu prójimo como a ti mismo” y “como un hombre con un corazón”, alcanzar la conexión entre nosotros, y así sucesivamente. Estas son las condiciones exactas para la revelación de la Luz, para la corrección de las vasijas, pero se expresan en un lenguaje diferente.

Los cabalistas de las generaciones anteriores adaptaron la sabiduría de la Cabalá a la corrección de ellos y la describieron en sus libros a fin de prepararla para nosotros, se tal forma que seamos capaces de utilizarla ampliamente en todas partes. Por lo tanto, sus escritos están destinados a nosotros, ya que en todas las generaciones anteriores sólo hubo unos pocos cabalistas, en realidad sólo unas pocas docenas. El Arí, por ejemplo, un gran cabalista del siglo XVI, tenía sólo seis o siete estudiantes. Más tarde, en Padua, Italia, hubo otro gran cabalista, Ramjal, que también tuvo sólo unos pocos estudiantes.

Hoy en día, miles de personas por todo el mundo están interesadas ​​en la sabiduría de la Cabalá y la necesitan, dado que, sin ella, la vida no es más que una vida corporal. De hecho, yo no creo que haya muchas personas que estudien la Cabalá, un pequeño grupo de diez a veinte personas en relación a toda la humanidad.

La Cabalá es la sabiduría de atraer la Luz sobre nosotros mismos. Para hacer eso, debemos aprender la estructura del mundo superior y cómo están organizadas todas sus partes, cómo se elevan los deseos egoístas a la corrección de Maljut de Atzilut y cómo se incorporan y luego se elevan a los Partzufim de YESHSUT, Abba ve Ima, Arij Anpin, Atik, y así hasta llegar al mundo de Ein Sof.

Sin embargo, esto es así para nosotros. Necesitamos la sabiduría de la Cabalá con el fin de atraer la Luz Superior, y trabajar mutuamente con ella, volvernos hacia ella, y recibir de ella.

Las masas no necesitan la sabiduría de la Cabalá a fin de recibir la Luz Superior, puesto que ellas no trabajan mutuamente entre sí con la Luz, sino que todavía tienen que unirse. Ellas deben entender que hay un estado de unidad en el que se desharán de todos los problemas que los presionan por todas partes. Ellas sólo tienen que saber una cosa: Nos desharemos de todos nuestros problemas, de todos los estados negativos (-) si estamos unidos.

La sabiduría que está destinada a las masas se llama educación integral. Ésta habla acerca de la necesidad de la unidad para que la fuerza que neutraliza los efectos negativos se revele en ellas. Por lo tanto, las masas también necesitan un grupo, pero un grupo de un estatus diferente, de una forma diferente, de un estilo diferente, un anhelo distinto, simplemente, de la unidad de las personas.

Esto sucederá cuando entiendan que, si se unen, ellas se sentirán mejor, y todos los diferentes efectos negativos desaparecerán. Esta es la diferencia entre la sabiduría de la Cabalá y la educación integral.

En general, se trata de dos partes de la misma sabiduría de unidad de todos los pueblos de la tierra; ellos hablan de la misma cosa. Sólo las personas que pueden atraer la Luz Superior y trabajar mutuamente con ella porque tienen un punto en el corazón, pueden explicar la estructura, el trabajo mutuo, el mundo superior, los niveles por los que se eleva su demanda por la Luz y desciende la Luz. Ellas necesitan esto a fin de estimular la Luz Superior sobre sí mismas.

Los demás no necesitan eso. Ellos simplemente tienen que saber que sólo por medio del anhelo de unidad, adquirirán la paz y la buena vida. Esto es lo que ellos sienten en sus deseos. Con el tiempo, ambos alcanzarán el mismo estado, puesto que todos los deseos que están bajo la Parsa se elevan, es decir que están incorporados en la Luz que está por encima de la Parsa (figura 2).

Esta es nuestra existencia futura, nuestra siguiente dimensión, el mundo superior. De esta manera la humanidad está dividida en dos partes, y cada parte tiene su propio método de conexión.

Por una parte, es el método de unidad el que aumenta el anhelo hacia arriba con el fin de atraer la Luz Superior y descubrir claramente la Luz Superior, al Creador. La otra parte de la humanidad que simplemente anhela una vida mejor y escapar de los sufrimientos, debe disponer de un método de unidad que ésta pueda cumplir, para que las dos partes lleguen a un todo.

Entonces, la unidad, la aceptación del método integral y el cumplimiento de él, es muy importante para el mundo de hoy. Nosotros debemos entender cuánto lo necesita la humanidad y difundir las partes más destacadas de la sabiduría de la Cabalá que sean adecuados para las masas. Debemos enseñarles de la misma manera que enseñamos a los niños. Después de todo, nosotros no les enseñamos a los niños la sabiduría profunda, sino dándoles ejemplos, nosotros les mostramos qué es bueno para ellos, según la medida en que puedan entenderla y utilizarla.

El método de la unidad de la creación está destinado a que el Creador sea revelado en ésta. Él se revelará en las masas a través de nosotros.

Es a través de nosotros (flechas rojas en la figura 1) que la Luz Superior será transmitida a ellos. Esto es lo que nos dice el “Prefacio al Libro del Zóhar”.

La difusión del método integral también es necesaria en Europa, un continente que ha atravesado tanta tensión,  puesto que está más desarrollado que otras partes del mundo, y la presión de la crisis multilateral se siente muy en serio en esta.

Si somos capaces de corregir la crisis aquí y de alguna manera promover la sabiduría de la unidad humana de una forma adecuada para las masas, es decir en forma de educación integral y de cooperación integral, ésta, en primer lugar, nos ayudará a avanzar.

Por lo tanto, nosotros le daremos gran contento al Creador, ya que corregiremos sus vasijas rotas, y Aquel que es la meta de la creación podrá revelarse en estas vasijas corregidas. Entonces, el método integral es muy importante para todos. Nosotros lo desarrollamos para niños, adultos y personas mayores. Damos cursos y hacemos talleres, y diferentes eventos para el público en general. También creemos que es muy importante para nosotros, dado que si no nos involucramos en ella, a nosotros, a Bnei Baruj, no se nos permitirá avanzar, ya que sólo la hemos recibido como pago inicial, a condición de que pensemos en el resto del mundo.
(104591)
De la 2° lección de la Convención Europea en Alemania del 3/22/13

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta