Una América enloquecida

Dr. Michael LaitmanEn las noticias (de The Economist’s Club): “(…) las crecientes tasas de enfermedad mental grave (que ya han sido muy altas durante mucho tiempo) en América. La afirmación de que la propagación de las enfermedades mentales graves ha alcanzado proporciones de “epidemia”, se ha oído tan a menudo que, como cualquier otra trivialidad, ha perdido su capacidad de sorpresa. Pero las repercusiones para la política internacional de las condiciones de discapacidad diagnosticada como enfermedad maniacodepresiva (incluyendo la depresión unipolar severa) y la esquizofrenia, no pueden ser más graves”.

“Se ha demostrado que es imposible distinguir, ya sea biológica o sintomáticamente, entre las diferentes variedades de estas condiciones, lo cual constituyen así un continuum, más probablemente de complejidad, que de gravedad. De hecho, la más común de estas enfermedades, la depresión unipolar, es la menos compleja en términos de sus síntomas, pero también la más letal: se estima que el 20% de los pacientes deprimidos se suicida. …”

“Un estudio estadístico masivo, llevado a cabo desde el 2001 hasta el 2003 por el Instituto Nacional de Salud Mental de EE.UU. (NIMH), estimó la prevalencia de vida de la depresión grave entre adultos estadounidenses (edades 18-54 ) en más del 16 %. La prevalencia de vida para la esquizofrenia se estima en 1,7 %. No hay cura conocida para estas enfermedades crónicas; después de su aparición (a menudo antes de la edad de 18 años), es probable que perdure hasta el final de la vida del paciente. …”

“Todo esto sugiere que hasta un 20 % de los adultos estadounidenses podrían ser enfermos mentales graves. En vista de las disputas sobre la significancia de los datos disponibles, vamos a suponer que sólo el 10 % de los adultos estadounidenses tienen enfermedades mentales graves. …”

“Los epidemiólogos comparativos han observado repetidamente algo notable acerca de estas enfermedades: sólo los países occidentales (o, más precisamente, las sociedades con tradiciones monoteístas), particularmente los países occidentales prósperos, están sujetos a tasas de prevalencia de esta magnitud. Los países del sudeste de Asia parecen ser especialmente inmunes a la plaga de las enfermedades mentales graves; en otras regiones, la pobreza o la falta de desarrollo, parecen ofrecer una barrera de protección”.

Mi comentario: No se trata sólo de la forma de vida occidental, sino que se trata de un indicador de la forma más extrema de egoísmo, que nos obliga a corregirlo como “ayuda en contra de éste”. El egoísmo se expone a sí mismo, para mostrarnos exactamente que el problema está en él. Y también revela el método de su corrección: “La Metodología de la Enseñanza y Formación Integral” o la “Metodología del Desarrollo Integral”.

(115380) De la 1ª. Parte de la Lección diaria de Cabalá 15/08/13, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
Estudios: La depresión se extiende como infección
La depresión: La enfermedad del siglo
Cerca del cuarenta por ciento de los europeos sufren de enfermedades mentales

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: