entradas en '' categoría

Lección diaria de Cabalá – 10.10.13

Preparación para la Lección

Video: Descargar

Audio: Descargar 

Escritos de Rabash “Igrot”, Carta 8

Video: Descargar

Audio: Descargar 

El Libro del Zóhar, Introducción

Video: Descargar

Audio: Descargar

Escritos de Baal HaSulam, “600.000 almas”

Video: Descargar

Audio: Descargar

No opriman al extranjero

thumbs_laitman_741_02 (1)La Torá, “Éxodo” Mishpatim, 22:20: Y no maltratan al extraño, ni lo oprimirán, porque extranjeros fueron ustedes en la tierra de Egipto.

Incluso cuando descubren que aparece en su “tierra” más y más deseos nuevos en aras de la recepción, es decir, cuando ustedes están en su estado corregido y aparecen deseos que no corregidos todavía, no es necesario que los barran, haciendo intencionalmente una contracción en ellos y que no los acepten. Más bien es todo lo contrario. Es necesario que les ayuden a recuperarse. A esto se le llama un “extraño”.

La Torá, “Éxodo” Mishpatim, 22:21-22:23: No opriman a la viuda y al huérfano. Si lo oprimen, [tengan cuidado], porque si él clama a mí, Yo ciertamente oiré yo su clamor. Mi ira se encenderá, y los mataré a ustedes con la espada, y sus mujeres serán viudas y sus hijos quedarán huérfanos.

Una “viuda” y un “huérfano” son Kelim inacabados, vasijas avance sin terminar, deseos completamente sin corregir de los cuales ni siquiera la mitad han sido corregidos. No hay contacto con ellos para el ascenso.

“No oprimirás” significa que en cualquier caso ustedes no deben abandonarlos y más bien deben ayudarlos a fin de conectar todos los deseos juntos. Esto nos habla de que la persona conecta todos sus deseos, sus intenciones, sus características, dentro de sí misma en un todo llamado el alma en la cual revela el mundo espiritual.

(114789 – Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 5/27/13)

Material Relacionado: 

La profundidad de las leyes de la torá
El poder oculto de la torá
El comando espiritual

Nosotros y el resto del mundo

thumbs_laitman_575El hombre no es libre de elegir nada su vida. Él es llevado a un grupo y es llevado lejos de él. No tiene control sobre esto. Lo que depende de nosotros es cómo construir un entorno que haga que cada uno de sus miembros sea un instrumento útil, parte espiritual.

Por lo tanto, se nos dice que la única actividad libre que depende de nosotros es la elección del entorno. La llegada de la persona a un entorno no depende de ella, puesto que ella es llevada allí. Y la elección del entorno significa que en cada momento, yo elijo mi máxima integración en éste. ¿Tiene el resto de la humanidad, las personas sin un punto en el corazón, la libre elección? No, no lo tienen.

Sólo para nosotros existe el libre albedrío relativo con respecto a la construcción de un entorno adecuado y a la correcta organización de la humanidad. Por lo tanto, tenemos la responsabilidad, tanto por nosotros como por ellos. Esta responsabilidad es muy dura. Si no construimos un entorno adecuado para los siete mil millones de personas tanto como sea posible, entonces nosotros no podemos avanzar porque somos la parte superior dentro de la estructura espiritual, llamada Galgalta ve Eynaim (GE), y la humanidad es la enorme parte inferior de la creación llamado AHP.

Sin título

La parte superior, GE, es nuestra parte en particular, llamada nuestro grupo, y su parte inferior es el AHP. Ésta no nos pertenece, sino que es algo que desarrollamos, el método de educación integral e información, diversos cursos, y así sucesivamente.

Depende de nosotros el desarrollar el tema, actuar como adultos, como maestros en lo que respecta al resto del mundo, y de acuerdo al desarrollo del mundo, depende de nosotros el llevarle a éste el método integral e informativo con preocupación y atención.

Todo el resto del mundo tendrá que aceptarlo porque, a pesar de todo, la Luz tiene una influencia en todos nosotros de tal forma que no hay lugar hacia el cual escapar. Ésta influye en el mundo entero y lo empuja con la ayuda del sufrimiento, porque el AHP es su opuesto (el mundo es menos (-) grande, egoísta), y cuando la Luz influye en él, despierta en él aún más sensaciones negativas, crisis y sufrimientos.

En última instancia, la humanidad busca entender qué hacer, pero no va a encontrar nada, además de la Luz que les transmitiremos a ellos como resultado de la educación integral. Nosotros tenemos que crear y construir todo esto para ellos.

Por lo tanto, además del trabajo del grupo consigo mismo, éste también debe hacerse cargo de todo lo demás en la medida necesaria para despertar a la humanidad, la cual es despertada a una pregunta seria, no sobre el significado de la vida en aras de un objetivo noble, sino sobre el sentido de la vida con el fin de ser liberados de los sufrimientos, de las crisis. Esto es suficiente para que empecemos a cuidar de ellos.

Cuando ellos descubren su impotencia absoluta, confusión e incapacidad para resolver los problemas terrenales comunes, y hay una conciencia mundial que ellos no tienen soluciones prácticas, entonces nosotros podemos salir confiadamente al mundo y comenzar a buscar de forma correcta a quién y cómo llevar nuestro método.

Después de todo, el mundo ya requiere esto de manera inconsciente, a pesar de que es como un niño que aún no entiende dónde, qué y cómo. Él no siente que ésta sea la clave para una vida diferente, para una nueva realidad, para una nueva dimensión, ya que la mayoría de la humanidad no tiene el punto en el corazón, y nosotros sí, y sentimos que aquí debe ocurrir algo. Aquí hay algún tipo de solución. Nosotros sentimos esto ligeramente, sólo en el grado en que la Luz brilla sobre nosotros, y la Luz no tiene ninguna influencia sobre ellos.

¿Qué significa “ella no tiene influencia”? Todos estamos en el campo de la Luz, pero ellos no tienen ningún detector interno que pueda determinar la existencia de algún tipo de iluminación, que detecte que hay algún tipo de cambio. Nosotros sí tenemos este detector; es el llamado “Sexto sentido”. Por lo tanto, todo depende sólo de nosotros.

Nosotros somos responsables de todos. Además, hemos recibido la oportunidad de avanzar espiritualmente, sólo con el fin de llevar al mundo entero hacia esto, y si no transmitimos la Luz Superior a través de nosotros ni transmitimos nada a través de nosotros, entonces sentimos sólo una iluminación de minutos, en otras palabras, sólo un estado de expectación, un punto muerto, y nada más que esto. Por lo tanto, nos corresponde a nosotros tomar esto en cuenta.

Podría ser que hay grupos con una buena preparación interna. Sus miembros estudian de manera seria, llegan a todas las conferencias y lecciones, pero que no quieren salir a la calle. En última instancia, estos grupos se transformarán en una barrera para la Luz espiritual, porque están unidos a nosotros, nos agobian y nos dañan a todos.

Por lo tanto, debemos ser cuidados, pero aun así obligarlos, estimularlos y animarlos suavemente, tratando de explicarles y atraerlos hacia este trabajo. Después de todo, esto es lo que se necesita de un sistema integral global.

Si se trata de un sistema cerrado, entonces ustedes no tienen derecho a abandonar una parte de él (aunque no sea una parte pequeña sino aproximadamente el 99,99 % de éste). Incluso si fuera sólo un 1%, aun así usted no tiene derecho a abandonarlos porque si hay una parte sin corregir de un sistema integral, analógico, cerrado, entonces no ha sido corregido todo el mecanismo. Así que si se descubre una necesidad de corrección en el mundo, ustedes deben pensar en todos los siete mil millones de personas que lo requieran y activar de alguna manera el mecanismo.

El principio de la formación de todos nuestros grupos, o del grupo mundial, también debe incluir a toda la humanidad, porque ha llegado el momento de descubrir y revelar la relación general entre nosotros.

Antes de Abraham, sólo cabalistas aislados tuvieron alcance espiritual. De Abraham en adelante lo tuvieron ciertos grupos y desde los tiempos de Baal HaSulam y en adelante, es toda la humanidad.

Baal HaSulam escribió en los años veinte del siglo pasado, que toda la humanidad es una sola familia. Esto sugiere que nosotros debemos considerarlos como parte de nuestro grupo. Por lo tanto, los principios y fundamentos para la construcción de un grupo deben incluir este componente: cómo podemos nosotros interactuar con el mundo entero.

(113798 – De la Convención en St. Petersburgo “día dos” del 7/13/13, Lección 4) 

Material Relacionado: 

Un pago inicial que debemos justificar
Ustedes mismos son responsables de su propio nacimiento
Los obstetras de la humanidad

Cultiven el verdadero deseo

thumbs_laitman_936Rabash, Carta N º 8: Y una vez que yo haya adquirido estas vestiduras antes mencionadas, las chispas de amor comienzan rápidamente a brillar dentro de mí. El corazón comienza a anhelar unirse con mis amigos, y me parece que mis ojos ven a mis amigos, mis oídos escuchan sus voces, mi boca les habla a ellos, mis manos los abrazan, mis pies danzan en un círculo en el amor y gozo juntos con ellos, y yo trasciendo mis límites corporales. Me olvido de la gran distancia entre mis amigos y yo, y la tierra extendida por muchos kilómetros no se interpondrá entre nosotros.

Es como si mis amigos estuvieran parados justamente dentro de mi corazón y vieran todo lo que sucede allí, y yo me avergüenzo de mis actos mezquinos contra mis amigos. Entonces, simplemente salgo de las vasijas corporales y me parece que no hay realidad en el mundo, excepto mis amigos y yo. Después de eso, incluso el “yo” se cancela y me sumerjo, me mezclo, en mis amigos, hasta que me paro y declaro que no hay realidad en el mundo, sólo los amigos.

Aspiraciones como ésta llevan a las personas a un estado en el que su último deseo desesperado es el anhelo por la cercanía, construir un mundo en el que puedan existir en otras condiciones de contacto entre ellas. Cuando llegan a un verdadero deseo de este tipo, la Luz lo transforma en una realidad.

Hay muchas personas en el mundo a quienes el poder para el trabajo espiritual no se les ha dado, incluso en su forma más simple, aun de forma egoísta no intencional como preparación. ¡No se le dio! Vemos esto con respecto a miles de millones de personas en el mundo, y nosotros tuvimos el mérito de que el Creador nos diera deseos y pensamientos que nos permiten, al menos en parte, participar en el trabajo espiritual, incluso en el grado más simple.

Si la persona está preparada para apreciar este regalo, entonces, según la medida de importancia que ella le atribuya al trabajo espiritual cuando construye un mundo nuevo (en este caso sólo cambian las sensaciones entre nosotros), en esa medida, ella tiene que agradecerle al Creador.

Ustedes ven, la verdad es que nosotros no estamos preparados para apreciar la importancia del hecho de que a veces se nos permite incluso que hagamos la más pequeña acción espiritual. Por lo tanto, la persona siente grandeza y felicidad en su corazón y alaba al Creador a quien ella sirve y agradece y, en consecuencia, se eleva aún más.

La persona debe atesorar la oportunidad que se le da de servirle al Creador y realizar Su voluntad.

La “voluntad del Creador” significa que la persona construye un modelo del mundo superior a partir de sus relaciones con otras personas.

De la misma forma en que juegan los niños como si fueran adultos, las niñas juegan con muñecas y los niños con los coches o a la guerra, así también nosotros debemos jugar, entonces maduramos.

En nuestro mundo, un adulto es el que deja de jugar. Él deja de desarrollarse, de crecer. Esto sucede con nosotros de forma automática, porque primero la naturaleza nos empuja para que crezcamos y, luego, cuando aparece en nosotros la libre elección, la naturaleza ya no nos empuja, y nosotros dejamos de desarrollarnos.

Por lo tanto, aquellas personas que deciden que depende de ellas el seguir desarrollándose, debe seguir jugando esos juegos de la infancia, pero en otro nivel, es decir, construir sus vidas futuras. Ellas simulan lo que imaginan en sus fantasías, discuten entre sí en un grupo, en círculos, y construyen de tal manera que puedan empezar a sentir el mundo al cual están acercándose.

Cuando la persona ve un ejemplo del mundo futuro y construye las relaciones altruistas correctas con sus amigos, pero no tiene éxito, ella pide y exige, entonces le llega la ayuda. Sin embargo, esto sólo ocurre cuando anhela esto realmente. Aquí no ayudará el gritar y llorar únicamente.

(114613 – Desde la Convención en St. Petersburgo “día tres” del 7/14/13, Lección 6) 

Material Relacionado: 

Aprendiendo a amar el otorgamiento
La cirugía no puede realizarse sin el consentimiento del paciente
La dialéctica del desarrollo y el problema de la responsabilidad