Aquel que levanta a los necesitados del muladar

Dr. Michael LaitmanRabash, “Entonces Ezequías volvió su rostro hacia la pared”: La parte principal de la oración debe ser con respecto al hecho de que la Divinidad está en el polvo. Esto significa que trabajar con el fin de otorgarle al Creador es bajo y vergonzoso y nosotros le pedimos al Creador que ilumine nuestros ojos y quite la oscuridad que está ante nuestros ojos. Esto es lo que pedimos (Salmo 113) “Quién levanta del polvo al pobre, y al menesteroso lo levanta del muladar, “la Divinidad es llamada “pobre y necesitado”, y ella está en el polvo, “y levanta al necesitado del muladar” se refiere a aquellos que quieren adherirse a ella y sienten que están en un estado de bajeza y que no se ve nada en la realidad que pueda ayudarles a salir de este lodazal. Entonces ellos le piden al Creador que los levante, donde el cuerpo está de acuerdo, lo cual está basado en el deseo de recibir, puesto que ellos no saben nada de otorgamiento y por lo tanto su trabajo lo realizan en el sentimiento del orgullo.

Resulta que en todos los estados en los cuales nos encontramos, no tenemos otra opción y no hay nada que podamos hacer aparte de rezar y agradecer por el estado en el que estamos. No importa si creemos que este estado es bueno o malo, un ascenso o un descenso, en tanto que seamos conscientes de que estamos en un estado determinado y que es el Creador quien lo ha dispuesto para nosotros. Esto significa que somos conscientes de que existimos.

Entonces, sin importar lo que pase, si somos conscientes del hecho de que esto es lo que el Creador ha dispuesto para nosotros y estamos agradecidos por ello, todo lo que recibimos ya lo recibiremos de Él. ¡Nosotros tenemos que agradecer por el punto de reconocimiento del bien o del mal, por el momento de consciencia! Es como un enfermo que vuelve en sí y eso ya significa que está vivo.

La pregunta es ¿hacia dónde vamos a partir de este punto de conciencia? No hay un estado por el que no podamos estar agradecidos por lo que hemos recibido, y no importa en qué estado nos encontremos. Esto es debido a que el Creador ha elegido este estado como el mejor estado desde el cual podemos avanzar hacia la meta de la creación. Él crea las condiciones óptimas en cualquier punto a lo largo de mi camino.

¡Además de la sensación de gratitud, yo también tengo que pedir! “No existe nadie más aparte de Él”, quien me creó en el estado anterior, y me llevó a la situación actual y me ha dado la oportunidad de pedirle que me lleve al siguiente estado.

No sé qué es el siguiente estado en el que debería estar. Pero yo le pido que mi oración, mi petición, sea idéntica al deseo del Creador, a su plan. Mi corrección está en el hecho de que veo que cada estado está organizado por el Creador y que yo debería ser capaz de estar agradecido por ello de acuerdo a la regla de “haz que tu deseo sea como Su deseo”.

Entonces no nos queda más que pensar o preocuparnos y no hay nada más que debamos hacer, sino, adherirnos y aferrarnos constantemente y con firmeza, en cualquier punto a lo largo de nuestro camino, a la Providencia superior, tratar de adherirnos a ella para estar agradecidos.
(117511)
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 9/29/13

Material Relacionado:
Todo el trabajo debe terminar con una oración
En aras de la meta final
Cuando las oraciones se transforman en canción

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: