Atados a las cadenas de deuda del egoísmo

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿De dónde puede obtener el público externo, para quienes difundimos, un poco de deseo espiritual, si hoy en día la gente tiene muy diversas preocupaciones? ¿Cómo podemos traducir sus peticiones en oración hacia arriba?

Respuesta: Si las personas no están insatisfechas con la vida, no se nos permite acercarnos a ellas. Es por eso que hemos estado esperando durante todos estos 3.500 años desde la salida de Babilonia. Y sólo ahora, cuando la crisis está desarrollándose en el mundo, se presenta en las personas la necesidad de un cambio.

Sus demandas no están conectadas con la espiritualidad. Incluso cuando Abraham reunió a su alrededor a los habitantes de Babilonia, él no les dijo que ahora trabajarían para un nuevo Dios especial. Él simplemente les dijo: “Mis amigos, hemos entrado en una crisis. Ya no nos entendemos, nuestra sociedad está destruyéndose y desgarrándose por el odio mutuo. Nadie sabe qué camino tomar. Cada uno tiene su propio dios: Para uno es el dinero, para otro la fama, para el tercero el poder, la política y para el cuarto la ciencia. Todo en la vida está completamente destruido: No hay familia, hijos, educación, seguridad, ni esperanza para el mañana. ¡Entonces, mejoremos nuestras vidas!”

¡Abraham les dice a las personas que él posee el secreto para una buena vida, no para algunos asuntos sublimes, sino para una vida simple! Él dice: “Ustedes sienten que su ego los ha llevado al reconocimiento del mal. ¿Ya ven que su ego es el mal que no les permite establecer una buena vida, sino que los condena a muerte?”

Algunas personas estuvieron de acuerdo con él y él los llevó con él. Pero el resto dijo que solucionaría esto sin él; lo dejaron ir y lo echaron de Babilonia. Se podría haberse quedado allí. Pero cuando él se reunió con grupo y profundizó en este trabajo, se dio cuenta que en primer lugar necesitaba preparar Galgalta ve Eynaim y luego, armado con el GE corregido, tenía que ir al AHP y corregirlo. Por lo tanto, abandonó Babilonia y fue a la tierra indicada por el Creador.

Ustedes pueden hablar con la persona sólo en su lenguaje, aceptando sus demandas. Nosotros nos volvemos solo hacia aquellos sectores de la población que sienten que están en malas condiciones. No nos dirigimos a la clase media que están bien, por el momento, sino sólo a aquellos que necesitan ayuda. Hay personas que no ven que exista un problema, e incluso si lo ven, piensan que no les afecta personalmente. Nosotros tampoco necesitamos recurrir a ellos.

Nos dirigimos sólo a los que están en crisis. En efecto, la crisis es tal que ellos no se sienten capaces de corregir la vida, después de haber perdido toda esperanza. No tienen hacia dónde ir a pedir ayuda, y sienten la desesperación y la impotencia, y no tienen esperanza en el futuro.

Por el momento, la clase media no siente estos problemas, pero a juzgar por la velocidad de la crisis, en seis meses la clase media estará en la más baja condición. La clase media desaparecerá toda junta: Existirán sólo la elite y los pobres. Entonces, podrán hablar con los que han caído.

En seis meses, máximo un año, la clase media caerá en un estado tal que estará completamente lista para nuestras explicaciones. Todo depende sólo del número de golpes que la persona reciba. Si pierde la esperanza en el futuro, entonces ya podemos hablar con ella. Y esto ocurrirá muy rápidamente.

Ellas aún no pueden oírnos, sólo aquellas que tienen el punto en el corazón. Pero estas personas son pocas y generalmente están rodeadas de una sociedad que suprime estas chispas en el corazón. La chispa espiritual de la persona está esclavizada por su egoísmo, está bajo muchas cargas: la familia, los niños, la opinión del entorno, los compromisos y las deudas.

A la persona se la ha atado deliberadamente a la deuda para que no pueda escapar. La economía actual está basada en la deuda en vez de las ganancias. Cada una le debe entre un cuarto y medio millón de dólares, incluidos los recién nacidos. Esto amarra a la persona a un sistema y no le deja libre elección. Es muy difícil liberarse de esas cadenas.
(117883)
De la 3º parte de la Lección diaria de Cabalá del 6/10/13, El Estudio de las Diez Sefirot

Material Relacionado:
Es probable que el comercio mundial permanezca inactivo por muchos años
Románticos incurables y realistas
Un pago inicial que debemos justificar

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: