¿Cómo convertir los enemigos en amigos?

Dr.MichaellaitmanPregunta: ¿Cómo imaginamos “fuerzas impuras” (Klipot)?

Respuesta: Imaginen que hay personas “buenas” que siempre los alaban y les dan regalos y hay personas “malas” que siempre los castigan y les causan problemas.

Ahora la pregunta es ¿realmente quién les hace el bien y quien les causa daño? Todo depende de la meta que estén tratando de lograr.

Quienes les hacen daño les revelan la verdad, mostrándoles que ustedes tienen propiedades que ellos desprecian. Al hacerlo, les muestran la fuente del mal, la razón del odio de ellos. ¡Al corregir esta razón, ustedes de repente ven que estas fuerzas hostiles se convierten en amigas!

Así que, ¿inicialmente creen que son buenas o malas? ¡Deben haber sido buenas!

Y aquellas personas que sólo les dieron regalos y siempre los alabaron, nunca les dieron la oportunidad de corregir algo en ustedes. Ellas sólo llenaron su egoísmo, así que resulta que ellas son sus enemigos. ¿Cierto?

¡Es comprensible que todos queramos estar únicamente cerca de las personas “buenas” que nos alaban, pero estas buenas personas están arruinando el mundo! Y está escrito en El Zóhar: “Toda su misericordia es egoísta, es por el bien de ellos mismos”.

¡Nosotros tenemos que amar las Klipot, valorar a Faraón! Todos nuestros enemigos nos muestran nuestras partes no corregidas. Y si vemos las correcciones que podemos hacer con su ayuda, debemos estar agradecidos.

Todo nuestro trabajo en la formación y educación es de averiguar las propiedades que pueden corregirse y crecer al hacer esto.

¡El odio a las Klipot es la infancia, el “estado de pequeñez” (Katnut)! Uno debe ver la fuente de ellas, después de todo, la Luz Superior pasa a través de ellas, a través de nuestros deseos corruptos, y nos muestra estos defectos desde un costado, en forma de fuerzas impuras (Klipot) extrañas. Esto es llamado el “defecto visible”.

¡Básicamente, yo mismo estoy mirándome en el espejo y viendo mi cara que no me gusta! Así que ¿a quién culpar, al espejo o a mí? La Klipá es nuestro espejo. Todas las faltas que ésta nos muestra (al igual que el resto del mundo que nos rodea), están dentro de nosotros.

Todas las catástrofes y los problemas que encontramos, desde el más pequeño hasta el más grande, son una proyección de nuestras propiedades internas.

¡Es por esto que es imposible estar sin las Klipot! Sin ellas no seríamos capaces de alcanzar nada, no sentiríamos o distinguiríamos nada. ¿Por dónde comenzaríamos la corrección si no por las Klipot?

Es imposible corregir un defecto sin haber revelado su causa. Y el papel de las Klipot es mostrarnos nuestros defectos. ¡Esto es lo más necesario para nosotros! Sabemos que sólo podemos llegar a la fruta a través de la piel.
(28948)
De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 12/6/10, Talmud Eser Sefirot

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta