De animal a hombre

Dr.Michael LaitmanCuando estudiamos la sabiduría de la Cabalá, tenemos que entender que estamos en el nivel animado; como está escrito: “Todos somos como animales”. Los niveles del inanimado, vegetativo y animado existen en nosotros. Y el grado del nivel humano que necesitamos construir dentro de nosotros, es un grado de similitud con el Creador.

Hasta ahora yo no sé cómo es el Creador, dado que carezco de propiedades similares a las de Él, a través de las cuales sería capaz de reconocerlo e imaginar quién es Él. Es por esto que aún se considera que estoy en el nivel animado. Después de todo, ¿En qué difiero de un animal? ligeramente soy un poco más desarrollado en cuanto al egoísmo. Y el nivel “humano” significa “similar al Creador” (“hombre”, Adam viene de la palabra “similar”, “Adamé”).

El Creador es la cualidad de otorgamiento, la fuerza de otorgamiento, mientras que yo soy un receptor absoluto. Es por esto que no tengo nada de Él, excepto una diminuta “chispa de arriba”, esta está enraizada en cada hombre desde el nacimiento. Cuando esta despierta, uno empieza a sentir una extraña inquietud, un deseo por algo más elevado que el nivel animado.

Entonces yo llego al grupo donde las personas estudian Cabalá y empiezo a escuchar que existe la posibilidad de volverme humano, como el Creador.

Este es un cambio muy drástico que podemos hacer en nosotros. Imaginen la diferencia entre un animal y un humano en nuestro mundo. La vida de un hombre es mucho más difícil que la vida de un animal, digamos que la de un gato. Además de las necesidades de un animal como comida, sueño y sexo, el hombre también tiene deseos por la educación, la cultura, y un desarrollo exhaustivo. El gato no conoce nada de estas cosas.

Pero para que nosotros desarrollemos algo similar al Creador, necesitamos de la razón, las sensaciones y las fuerzas que no tenemos. Después de todo la diferencia entre un animal y un humano en nuestro mundo, no es más que una pequeña diferencia en el desarrollo de dos seres egoístas.

Mientras que el Creador y yo somos dos formas opuestas, y yo no tengo ni la menor idea de qué más necesito a fin de llegar a ser como Él. Ni siquiera puedo imaginar qué es ser cómo Él, elevarme por encima del tiempo, movimiento, espacio y toda nuestra realidad.

Resulta que nosotros necesitamos adquirir ciertos poderes, entendimiento, razón y experiencia que todavía no tenemos. Hasta ahora yo existo como un animal. Pero existe en mí una “chispa de arriba” y yo puedo desarrollarla para descubrir eventualmente todas estas distintas propiedades, razón y sensaciones en ella, la cual todavía pertenece al nivel del Creador, al nivel del hombre (Adam) en mí. Esta chispa se desarrolla con la ayuda de la Luz Superior.
(27075)
De la Lección diaria de Cabalá del 8/10/10

Material Relacionado:
Penetrando
Humanos salvajes y animales pacíficos
El mundo entero es como una pirámide

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: