El conductor con superconductividad de amor

dr. michael laitmanPregunta: Yo no entiendo cuando usted explica que nosotros debemos ser un canal de transmisión, una “tubería” entre el Creador y la humanidad. ¿Esto significa que no sentiré absolutamente nada?

Respuesta: La “tubería” es amor. Yo no tengo nada, pero quiero darle a mi amada el mundo entero. A esto se le llama una tubería, un ducto. Conectaré un extremo a mi amada con todo mi poder de amor y el otro extremo al Creador.

Pero por el Creador, siento un tipo de amor diferente. Quiero que Él se revele en el lugar que yo estoy cuidando, donde Él preside entre Sus creaciones y por el que se complace. Resulta que me interesa que el Creador se revele dentro de los seres creados, que esto haga que los seres creados y el Creador se sientan bien. Pero yo mismo sólo quiero ser un ducto que los conecta. Disfruto del hecho de que esto haya sucedido.

Quiero que Él se revele en el lugar que yo cuido, reinando entre sus creaciones y obteniendo placer de ellas. Resulta que me preocupo por que el Creador se revele en el trabajo, para que esto le haga bien a las criaturas y al Creador.

Esto es llamado una fe perfecta. La Luz de Jassadim se revela en mí, y dentro de ésta, la Luz de Jojma, y todo esto en aras del otorgamiento.

(118943)
De la charla durante la comida del 10/23/13

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: