En la interminable corriente de Luz

Dr. Michael LaitmanPregunta: Si quiero ser un socio del Creador en el trabajo, ¿qué debo hacer para que Él acepte esto?

Respuesta: Si ustedes aceptan esto, significa que ya son Sus socios. No tienen que hacer nada más, el Creador siempre acepta.

Sin embargo, ustedes lo eligen a Él no porque Él sea el socio más poderoso, inteligente y rentable. Ustedes desean ser Sus verdaderos ayudantes, es decir caminar por el mismo camino hacia la meta que Él definió de acuerdo a Sus reglas. Esto significa que ustedes ya están en otorgamiento (Jafetz Jesed).

Si voy con el Creador y le pido ser Su socio, esto significa que he superado todo mi ego y he entrado plenamente en el estado de otorgar a fin de otorgar. Yo dejé los deseos del mundo corporal al nivel de las necesidades vitales y me elevé por encima de ellos con mi punto en el corazón. Junto con esto, creció toda una montaña de odio (Monte Sinai), mi ego, y la ascendí con mi punto en el corazón.

Ahora, yo estoy parado en la cima como Bina perfecta, Jafetz Jesed, y después de haber alcanzado este punto, puedo decirle al Creador que quisiera ser Su socio. Yo estoy listo. ¡Ahora, dame un trabajo! Y Él dice: “¿Quieres un trabajo? ¡Aquí tienes! Tomaremos toda esta montaña de odio y empezaremos a escoger los deseos de ella y a utilizarlos para otorgarles a los demás”.

Dr. Michael Laitman

Ser socios del Creador significa anhelar ser como Él. El Creador me da la Luz y me dice: “Utiliza tu ego para otorgarles la Luz a los demás, y serás como Yo, y Yo elevaré tu deseo, lo expandiré para que te eleves hacia Mi exaltada posición de otorgarles a todos como Yo lo hago. Entonces, serás un socio en todo”.

Los deseos les pertenecen a los demás, pero la Luz es mía. Por lo tanto, yo debo abandonar mis deseos de complacerme yo mismo, involucrarme en los deseos de otros, y usar el mío exclusivamente para llenar los de ellos. Una madre tiene sus propios deseos y todo está a su disposición. Ella es la dueña del mundo entero, pero lo utiliza sólo con el fin de otorgarle a su hijo como lo dicta el deseo de él.
(29276 )
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 9 de Diciembre del 2010, Escritos de Baal HaSulam

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: