Enlaces

thumbs_laitman_232_03_0Los sabios dijeron: “La persona debe estar  siempre involucrada en la Torá y las Mitzvot  aun cuando esto sea Lo Lishmá porque desde Lo Lishmá uno llega a Lishmá“.

En el artículo “613 recomendaciones y 613 mandamientos”, la Introducción al Libro del Zóhar nos explica que la persona está compuesta por 613 deseos y para corregirlos, nosotros cumplimos los 613 mandamientos. Después de todo, esto es lo que se nos ha ordenado hacer específicamente: corregir todos y cada uno de los deseos y usarlos en aras del bien del otorgamiento.

En general, los deseos o los mandamientos están divididos en 248 Mitzvot positivas y 365 Mitzvot prohibidas. En los deseos “prohibidos”, nosotros debemos imponer una restricción (Tzimtzum) y no usarlos. Y las 248 Mitzvot (deseos), debemos usarlas como recepción a fin de otorgar. Y así es como la persona corrige todos sus 613 deseos en aras del otorgamiento: parte de ellos a través de la acción y parte de ellos a través de la inacción.

La Luz que Reforma corrige todos los deseos. Una vez, esta fue Ohr Pnimí (Luz Interna) que llenó los deseos, y después que esta fue removida de ellos y fue dejada afuera como Ohr Makif (Luz Circundante). Ahora todos los deseos son corruptos con una intención a fin de la recepción, pero nosotros podemos unirlos con la Ohr Makif de modo que esta influya en ellos y los corrija con una intención en aras del otorgamiento en vez de tener la finalidad de la recepción. Y después de eso, según el grado en que cambie la intención de por el bien de otorgar, esa Ohr Makif  entrará dentro del deseo bajo el rol de Ohr Pnimí.

De esta manera nosotros servimos como intermediarios, como “enlaces” entre la Ohr Makif y el deseo corrupto. Este es nuestro trabajo.

(116370 – De la lección diaria de Cabalá del 8/26/13, El Libro del Zóhar, Introducción “Regocíjense en las festividades y no dar a los pobres”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: