Juntos en un carrusel

Dr. Michael LaitmanEl público externo son nuestras vasijas externas, son como los dos últimos niveles (las vestiduras y el palacio) de los cinco niveles del alma “raíz, alma, cuerpo, vestiduras y palacio”. Estos requieren de nosotros la “Luz de Jojma“, aunque pareciera que ellos piden “pan y circo”, como grataban las multitudes en la antigua Roma. Pero el “pan y entretenimiento”, según su entendimiento, en nuestro escenario se transforman en Luz.

Nosotros no tenemos ni pan ni entretenimiento para ellos y no se los proporcionaremos. Debemos educar al público para que ellos mismos sean capaces de llevar a toda la sociedad a la forma que los llenará a ellos. Ellos pensarán que todos tienen exactamente lo que pidieron: Pan y entretenimiento, no importa qué, lo más importante es que se sienten bien. Es como un niño pequeño: Él exige un juguete, pero ustedes lo llevan a montar en un carrusel y él se olvida del juguete.

Si nosotros sentimos los deseos del público, obtendremos un gran incentivo para conectarnos con los demás y atraer la fuerza superior porque nosotros tenemos que pasarla afuera y llenar los deseos externos. Entonces, tendremos que trabajar.

Pero sin esta fuerza externa que ejerza presión sobre nosotros, sólo nos queda el camino del sufrimiento. Seremos capaces de cambiar el camino de la Torá sólo bajo la presión gradual del mundo externo que nos obligará a atraer la Luz.

(118245 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 10 de Octubre del 2013, Escritos de Rabash)
Material Relacionado:

¿Un millón de dólares o la luz superior?
¿Qué queda de una manzana?
Danos danosdanos corrección

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta