La oración es lo más importante

Dr. Michael LaitmanMAN es una oración, un acto que proviene del deseo, no de la mente. Éste nace por medio del deseo de actuar juntos de Bina y Maljut. Nosotros necesitamos elevar esta oración, es decir, decidir que esto es lo más importante para nosotros y le llamamos “elevación”.

Después de todo, toda la escala de medición está dentro de mí. Una gran cantidad de diversas demandas, deseos, que de alguna manera yo ordeno por prioridades, considerando más importantes a algunos de ellos y a otros menos importantes, viven dentro de mí. Sin embargo, por encima de todo, debe estar la fuerza de la unidad en la que yo quiero revelar al Creador para darle contento a Él.

Si yo arregle todas mis acciones, deseos e impulsos para que esta unidad se vuelva lo más importante, esto significa que yo elevo MAN. Es decir, yo sitúo la necesidad de la unidad, de la corrección, y de la revelación del Creador (para Su placer) como lo más importante, por encima de todo. A esto le llamamos un “ascenso”.

Yo no le envío esta petición por correo o a través de SMS a una estrella distante. Todos los mundos están en el interior de la persona. Allí, todo empieza, se realiza, y termina en su conciencia. Es por eso que tengo que organizarme para concertar todos mis deseos en una línea, de acuerdo a una escala de prioridades clara, estrictamente material: comida, sexo, familia, riqueza, honor, y conocimiento, y también aquellos que están un poco desconectados de este mundo. En la parte superior de esta escala de prioridades, debe estar mi deseo de darle placer al Creador a través de nuestra conexión al darle a Él la oportunidad de revelarse en nosotros.

MAN es “Mei Núkvin” (aguas femeninas). Agua es Bina, y la mujer, Nukva, es Maljut. Por lo tanto, yo uno a Bina y a Maljut en una oración, es decir, pego los deseos juntos, partes de Maljut, con el agua, la misericordia (Jesed), la propiedad de Bina. Quiero que éstas existan juntas de esta forma. Yo elevo esta petición y quiero conectarme con los demás a través de la propiedad de misericordia, Bina, el atributo de otorgamiento.

Es por eso que mi petición se llama aguas femeninas, MAN. Yo lo elevo. Es decir, yo considero que éste está por encima de todo en cuanto a su importancia, y trato de mantener este deseo en mi corazón, si trato de despertarlo por todos los medios en su mayor profundidad, entonces es llamado una oración, elevar MAN.

Según la medida de mis esfuerzos para lograr esto, la Luz que Reforma me afecta y despierta varios estados en mí: pensamientos y sensaciones a favor y en contra de la conexión, a favor y en contra del otorgamiento. De esta manera, estos tratan de sacudirme y de hacer que navegue por diversos estados para que yo entienda, sienta más, adquiera experiencia. Por lo tanto, gradualmente me vuelvo consciente de qué es la verdadera oración, MAN.

En este camino, yo tengo que pasar a través de la frustración, la impaciencia, el temor de no tener éxito, y el fracaso, para entender qué tipo de éxito estoy esperando: para mí o para complacer al Creador. Aquí ayuda el imaginar, al universo entero, toda la naturaleza inanimada vegetativa, animada, y a las personas, como mis propios deseos que se separaron de mí debido a la ruptura y han caído de mi conciencia.

Ahora, estos aparecen ante mí y yo debo agregarlos a mí a través de mis propios esfuerzos, aunque me parezca como si estuvieran por fuera. Debo tratar de relacionarme con ellos como si existieran dentro de mí. Entonces, mis esfuerzos también serán llamados oración, MAN.

Por lo tanto, al trabajar en mi correcta percepción de la realidad y conectar todas sus partes entre sí por medio de la propiedad de la misericordia, yo retorno crecientemente la vasija común a su forma original, en otras palabras, al estado corregido como un todo.
(118505)
De la 2º parte de la Lección diaria de Cabalá del 10/15/13, El Zóhar

Material Relacionado:
Los dos componentes esenciales de una oración
Desesperación y confianza: los componentes de una oración
Avanzando a través de los puntos de adhesión

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: