La promesa de la Luz

dr. michael laitmanPregunta: A fin de querer satisfacer los deseos de los demás de todo corazón, yo tengo que amarlos, o al menos ponerlos lo más alto posible ante mis ojos. ¿Cómo puedo lograr esto?

Respuesta: Hay momentos en los que las personas se ocupan de los hijos de los demás, comienzan a cuidar de ellos, y estos niños se vuelven querido para ellos, a veces incluso más queridos que aquellos con los cuales tienen una relación biológica. ¿De dónde viene esta sensación? Es producida por el cuidado, por los esfuerzos. No es casual que las personas digan “pónganle corazón y alma” a esto; esto es exactamente así: Yo le pongo mi deseo, que es el alma, entonces valoro mi creación.

En consecuencia, cuando yo cuido a la audiencia externa, también invierto mucho esfuerzo y empiezo a sentir empatía con las necesidades, los deseos, y las vidas de las personas. Esto es importante y querido para mí, sobre todo porque una y otra vez descubro que gracias a ellos puedo alcanzar la espiritualidad, y sólo al llevarles la Luz que Reforma puedo ayudarlos.

Después de todo, yo les prometo a las personas el llenado de sus deseos, pero ¿cómo puedo yo llenarlos a ellos? Alguien quiere un coche, así que ¿cómo lo consigo? Y de todos modos, ¿cómo puedo obtener todas las cosas que ellos no tienen? Sin embargo, sé que es lo principal y lo único; la corrección, que se realiza sólo por medio de la Luz que Reforma. Yo soy un “canal de transmisión” y debo asegurarme de que la Luz pase a través de mí hacia ellos. No se necesita nada además de eso.

De hecho, nosotros no nos ocupamos de los problemas materiales. Les prometemos a las personas una buena vida, pero eso no quiere decir que después de un tiempo no vengan a nosotros con quejas como: “¿Dónde está mi coche?” No, nuestra tarea es entregarles a ellos la Luz. Ustedes se la darán si cuidan de ellos. Entonces, querrán convertir en bondad sus malas cualidades egoístas, así como propiedades positivas de otorgamiento y amor. La vergüenza los animará a hacer eso porque en el caso de fallar, ellos los mortificarán a ustedes.

Por lo tanto, vayan e inviertan en ellos al máximo. Por encima de todo, no se preocupen por el futuro, la amenaza de desgracia los volteará a ustedes en la dirección correcta, “Yo debo lograr esto, delo contrario ¿qué pensarán, y qué dirán ellos? Será peor que la bancarrota, que el incumplimiento total de todas las cuentas, y vendrá la oscuridad…” La misma situación los obligará a encontrar una solución. Pero para hacer eso, deliberadamente, tienen que involucrarse en esto o nada sucederá.

De lo contrario, no serán capaces de elevar MAN, una petición por la corrección. Esta petición viene siempre del servicio a los demás; ustedes trabajan para alguien y piden por él y no por sí mismos. Por otra parte, ustedes piden la fuerza de otorgamiento.

“¿A quién quieren ayudarle?”, pregúntenle al Creador. “Por favor, yo estoy listo”.

Y ¿qué le dirán a Él?

“No, primero dame Tú a mí, entonces yo pensaré en algo…”

Esto no funcionará. Ésta no es una petición, no es MAN, si a ustedes nos les importan los demás.

Por lo tanto, aquellos que no difundan, se privan a sí mismos. Me alegra que nuestros grupos “salgan hacia las personas”. Este nos da la esperanza de que ahora entenderán acerca de qué habla la sabiduría de la Cabalá; ellos la entenderán desde dentro.

Después de todo, nosotros estamos buscando amor. ¿Cuáles son sus indicaciones? Amar significa dar regalos, traer llenado, rechazar el deseo propio y preferir el deseo del otro con el fin de llenarlo. En este caso, yo realmente amo.

La “materia” de la creación es el deseo de disfrutar. Y si en vez de mi deseo, yo prefiero llenar el de ustedes, esta es una señal de que los amo(118463)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/15/13, Escritos de Rabash

Material relacionado:
Aquel que no pide para si mismo recibe dos veces     
Nada para ti mismo todo para los otros

 

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta