La única transformación que les da vida

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo puede ser que Rabí Shimon llorara al decidir si debería revelar o no el secreto oculto en El Libro de El Zóhar? ¿Se le puede confiar a un cabalista tan enorme secreto por medio del cual podría hacernos daño?

Respuesta: Rabí Shimon no era una persona ordinaria de carne y sangre escondida en una cueva, sino que es todo un sistema, una parte del mundo superior en quien se inviste el Creador y recibe todo lo que Él tiene, de acuerdo a la equivalencia de sus propiedades con las de Él. Al mismo tiempo, él contempla cómo arreglárselas para pasar esta Luz a las otras almas que es necesario que nazcan y se desarrollen.

Y para lograr esto, él emplea un sistema espiritual más, Rabí Abba, quien hace posible que esta Luz pase hacia abajo. Con Rabí Abba y la asistencia de los otros 9 discípulos, cada uno de los cuales representa una de las 10 Sefirot y está compuesto de 10 sub Sefirot, es decir que estos contienen todo un grupo de 100 Sefirot, después del ocultamiento y la reducción de la Luz en este mecanismo específico, la Luz puede adaptarse a las almas de nuestra generación.

Esta Luz está designada específicamente para nuestro tiempo y no para los contemporáneos de ellos y para los periodos de exilio. Esta es una corrección única, como aquella que llevaron a cabo los sabios del Talmud a nuestro favor para que nosotros no tuviéramos que atormentar nuestros cuerpos para encontrar la espiritualidad, como se había escrito en esos tiempos: “Coman pan con sal, beban agua, duerman en el suelo, y estudien la Torá, entonces tendrán éxito”. Pero después del tiempo del Talmud, tales restricciones no son necesarias y es suficiente simplemente con estudiar la Torá interna (Cabalá) sin ninguna limitación corpórea.

Esto se hizo posible porque los cabalistas de aquel tiempo insertaron una adición necesaria dentro del sistema espiritual, adaptándolo de este modo a nosotros. Y además, este corresponde con la forma tan cercana en que nos aproximamos a esto gracias a la evolución de nuestra voluntad de recibir (deseo, ego). Ellos (Rabí Shimon y los 9 discípulos) acercaron a nosotros las Luz, mientras nosotros también nos hemos acercado a esta (al evolucionar en la dirección contraria incrementando nuestro ego), y ahora nos hemos acercado tanto unos a otros, que el efecto de la Luz sola es suficiente para nuestra corrección. El sufrimiento corpóreo ya no es necesario.

Todo esto ocurrió gracias a las correcciones hechas en el sistema superior construido por los cabalistas previos. Estos sabios son parte de los mundos superiores y de la parte más interna de este; ellos están relacionados con las almas. Cuando ellos llevan a cabo correcciones, añaden al sistema colectivo tales elementos reformados que lo reviven. ¡Por ellos, este tiene vida y empieza a trabajar pasando la Luz hacia abajo, hacia nosotros!

(30098De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 14 de diciembre del 2010, Escritos de Baal HaSulam)

Material Relacionado:

El llanto de rabi shimon
El secreto del libro del zohar
¿Estás anticipando la llegada de la luz?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: