Las dos verdades

Dr.MichaellaitmanLa naturaleza única del trabajo espiritual descansa en el hecho de que la persona tiene que acostumbrarse a estar en estados opuestos. Y a pesar de su polaridad, ella tiene que poder vivir en ambos, discernir uno del otro como un “beneficio de la Luz que proviene de la oscuridad” y así avanzar.

Esto es muy difícil de entender para el principiante. Después de todo, en el mundo corporal, nosotros actuamos basándonos sólo en nuestro deseo egoísta con el fin de sentir placer,  aquí no hay deseo de otorgar y por lo tanto hay sólo una verdad. Y todo lo que se opone a esto, nosotros lo consideramos falso.

En la espiritualidad, es al revés. Ya que nosotros ensamblamos al Creador basados en el ser creado, entonces ambos extremos de la escalera espiritual son la verdad. Y cuanto mayor sea la inclinación al mal, el ego del hombre, más alto puede ascender; una vez el será malvado y otra vez será justo. Y cada vez estos estados, tan distantes uno del otro, surgen en la persona.

Por lo tanto, nosotros debemos ver estos dos estados correctamente, tanto los ascensos como los descensos: Nosotros debemos elevarnos por encima de ellos. En otras palabras, existo yo y existe mi estado del ser. Este puede ser un descenso o un ascenso pero nada tiene que ver con mi “yo” porque “yo” es el punto donde deseo lograr la adhesión con el Creador. Y yo debo percibir todos los estados sucesivos como necesarios.

Yo “no les presto atención a” mis sensaciones o ahondo en ellas, más bien valoro cuán efectivo es el estado dado, si yo me elevo por encima de este, en cuanto al logro de la meta final.
(29716)
De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/10/10, Escritos de Rabash

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta