Libertad de los caprichos del destino

thumbs_laitman_742_03Pregunta: ¿Hay alguna conexión entre el libre albedrío y la suerte?

Respuesta: Por un lado, la suerte parece estar determinada desde el momento en que la persona nace. Cada uno nace en diferentes condiciones y con diferentes atributos, es decir con su propio destino. Si yo he nacido con ciertos atributos, entonces mi destino y mi camino ya han sido determinados hasta el final de la corrección. Esto depende del lugar de nacimiento y de otros factores que no dependen de mí.

Pero tratemos de dejar a un lado las diferentes condiciones que están más allá de nuestro control y que puede variar en cada individuo, como las células en un cuerpo en el que cada uno tiene su propio propósito y destino. Si examinamos que nos falta, la pregunta es si podemos afectarlo de alguna manera, si podemos hacerlo con la libertad de elección, con la opción de corregirme yo mismo, ¿puedo yo llegar a ser totalmente igual a todos?

Uno nace inteligente y otro estúpido, uno nace en una familia rica y otro en una familia educada, y otro puede ser el hijo de un zapatero obligado a seguir la línea de trabajo de su padre, etc. Cada uno es totalmente diferente, pero si a la persona la despiertan desde arriba, lo cual significa que su punto en el corazón es despertado, ella puede igualarse a sí misma con todos los demás.

Aquellos que no han recibido el punto en el corazón son muy diferentes: como un gato y un león, como un ratón y un gato. En los niveles de la naturaleza inanimada, vegetativa y animada, cada persona es diferente, pero el nivel hablante iguala a todos los seres humanos, incluyendo la naturaleza inanimada, vegetativa y animada que están incorporados en un ser humano, y por lo tanto también alcanzan la igualdad.

Todo esto se hace por medio del libre albedrío que se le da al hombre, y con esto, ella neutraliza su destino, que fue predeterminado por la naturaleza. Desde la perspectiva de este punto del libre albedrío, todos tienen el mismo trabajo específico, que es relativamente igual. Nadie tiene ventaja sobre los demás en este sentido

Puede parecer que algunas personas tienen que hacer muy pocos esfuerzos para entrar en el mundo espiritual y hay aquellos para quienes nada es suficiente. Pero todo depende de las condiciones que son desconocidos para nosotros. No podemos tomar en cuenta nuestras reencarnaciones anteriores o la historia de la persona, las cosas que le han ocurrido y las que le ocurrirán. Todo esto ya está en el estado corregido en el mundo de Ein Sof (Infinito), pero nosotros simplemente no lo sabemos. Por lo tanto, nos es difícil medir el trabajo de todos.

Así que se nos dice simplemente: “¡Hagan todo lo que esté en sus manos!”

(118395 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/13/13, El Zóhar)

Material Relacionado: 

La época del libre albedrío
Derramando la Luz sobre el mundo
El mundo no puede esperar para ver la belleza de la novia

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: