Los asuntos lógicos del gobierno superior

Dr. Michael Laitman¿Existe una diferencia entre cómo controla la fuerza superior la parte en nosotros llamada “Israel” y la otra parte en nosotros llamada “Naciones del Mundo”? ¿Cómo se relaciona e influencia la fuerza superior con estas dos partes en nosotros? No se trata sólo de un “mas” (+) y un “menos” (-), sino más bien de acciones complicadas y diversas en su formas directas y contrarias.

¿Es obligatorio que en nuestro egoísmo, en la parte que pertenece a las naciones del mundo, tengamos que atravesar por infortunios, hasta que lleguemos a ser “Israel” y nos sintamos bien? Podría ser lo contrario, y usualmente esto es lo que sucede.

Después de todo, la parte en mí que pertenece a “Israel” tiene que elevarse y surgir hacia un nivel mucho más avanzado. Por tal razón, yo necesito sentir las dificultades y problemas en la parte de Israel en mí. Si recibo apoyo en esta parte entonces podría sentir solamente los beneficios egoístas y entonces nunca crecería. Con el fin de avanzar a la parte de Israel en nosotros, sólo tenemos que sentir una presión creciente. Es por esto que la Guerra de Gog y Magog y la presión que precede a la llegada del Mesías tiene que ser extremadamente poderosa y fuerte, sin precedentes en la historia.

Al mismo tiempo, la parte de mí que pertenece a las naciones del mundo tiene que experimentar placer en vez de sufrimiento. Después de todo, si esta parte siente alegría, estaríamos permanentemente confundidos y no tendríamos la oportunidad de diferenciar entre lo correcto y lo incorrecto como en la ciudad de Shushan, la capital del reino de Babilonia, donde ellos no podían decidir quién estaba en lo correcto, Mordejai o Hamán.

Entonces, esto significa que el gobierno del Creador sobre todos lo que aspiran al avance, es totalmente ilógico. Es por esto que nuestro filósofo interno no pude dejar de oponerse a ello. Incluso Rabí Shimon continúa haciendo preguntas. En este nivel, no hay filósofos, dado que los filósofos no entienden esta etapa. Sólo aquellas personas que están involucradas en el trabajo espiritual pueden preocuparse de estos asuntos.

Los filósofos explican todo de una forma muy fácil, puesto que son conducidos por los beneficios de sus bolsillos, estómagos y mentes… Ellos actúan dentro de un deseo de recibir directo. En este punto, surgen otras preguntas: ¿Cómo rige el gobierno superior a la persona que está involucrada en el desarrollo espiritual? Resulta que el gobierno superior actúa totalmente opuesto a todos nuestros deseos (tanto el de recibir como el de otorgar) y es contrario tanto a las naciones del mundo como al Israel dentro de nosotros. Es tan “irracional” que no podemos darnos cuenta cuán diferente es esto. Nosotros tendemos a juzgar constantemente estos fenómenos de forma directa porque nuestros deseos aún no están corregidos.

Yo siento un fracaso completo en mis deseos de otorgamiento, mientras que en mis deseos de recibir simplemente estoy bien. Me siento de esta manera, dado que mi nivel aún está corrupto, y es por esto que me parece que vale la pena apegarme a mis deseos egoístas y no vale la pena seguir mis deseos de otorgamiento. En los deseos de otorgamiento yo siento constantemente que soy un completo perdedor; al mismo tiempo cuando estoy en mis deseos de recibir, siento que puedo ganar.

Esto es lo que ve nuestro juez interno, ya que “uno juzga de acuerdo a lo que sus ojos ven”. Sólo cuando se despierta el punto en el corazón, podemos agregarlo a nuestro entorno, por consiguiente implementamos nuestro libre albedrío y lo apegamos a nuevos valores de otorgamiento. Entonces podemos profundizar dentro de nosotros mismos y aclarar nuestros deseos, intenciones y pensamientos de forma correcta. Este es el trabajo que estamos realizando.
(117318)
De la 2º parte de la Lección diaria de Cabalá del 8/18/13, El Zóhar

Material Relacionado:
Una doble petición y una doble respuesta
La física y el lirismo del mundo espiritual
El consejo en el que se esconde la luz

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta