Mi casa es de arena, ¿y mi castillo?

Dr. Michael LaitmanNo sólo debemos enseñarle a la persona ser bien educada, sino que realmente necesita cambiar su naturaleza. De lo contrario se repetirá la historia de los gatos que fueron entrenados para ser camareros y llevar un traje. Según la fábula jasídica, en el momento en que los gatos vieron a los ratones, tiraron las bandejas que llevaban y los persiguieron.

Esto significa que nosotros podemos enseñarle a la persona a comportarse educadamente, pero en el momento en que cierto placer brille para ella, ella tirará todo lo que se le han enseñado y huirá. ¡Tenemos que cambiar la naturaleza de la persona! Por lo tanto, tenemos que ser muy realistas y entender si tenemos o no el poder para hacerlo. Si no lo tenemos, entonces no debemos molestar a las personas y debemos permitir que disfruten la vida tanto como les sea posible: en un bar con los amigos con un vaso de cerveza o en un campo de fútbol comiendo un bocadillo.

El punto es que si ustedes tienen la intención de corregir el mundo con la Luz, o si solo están haciendo que las personas pierdan el tiempo con sus ideas. Para tener la Luz que Reforma tienen que organizarse como una vasija espiritual, una vasija llamada garantía mutua. Esto es lo que deben cuidar en primer lugar porque de lo contrario no tiene sentido salir al público.

Si salimos hacia el público, equipados con la fuerza de la Luz, significa que hacemos posible que el Creador luche en nuestro lugar. Después de todo, ¿qué podemos hacer por nosotros mismos? Por experiencia ya hemos descubierto que el Creador rompe en pedazos todos los intentos de la gente por sí misma hace para establecer una sociedad próspera. Todavía tenemos que ver en el futuro cómo se derrumbará y se desintegra totalmente la economía estadounidense y la magnitud del impacto que esto tendrá en el mundo entero.

¡Es hora de que la Luz opere! Sin la Luz de todo caerá en pedazos. Una vez hubo un gran ego que sostenía juntos los granos de arena y nosotros pudimos construir todo este mundo como niños que construyen castillos de arena en la playa. Pero hoy en día esta conexión se ha ido, el ego ha desaparecido y ya no sostiene juntos los granos de arena. Ya no le queda combustible, ni llenado que pueda alimentarlo.

Qué puede hacerse con una persona que no quiere nada y está dispuesta a pasar el resto de su vida viviendo con su madre, que no quieren trabajar, y que se sienta a la edad de 20 años a soñar con una pequeña pensión para sobrevivir de alguna manera. El ego no está funcionando hoy en día, puesto que no ve ningún beneficio en ello. Así que ¿con qué podemos construir algo? Vemos que todo está desmoronándose y la crisis está por todas partes, en todas partes del mundo. Naciones fuertes tales como Siria están tan destruidas que tardarán en el mejor de los casos entre 30 y 50 años para reconstruirla.

Los países florecientes están convirtiéndose en desiertos, dado que ahora la Luz tiene que venir y revivir las vasijas. ¡Esto sólo depende de ustedes! Entonces ustedes tendrán que salir hacia el mundo y llevarles a ellos el método. Si no les llevan el método que tiene que pasar a través de ustedes, todos los culparán y sentirán que ustedes son responsables de todos los problemas del mundo y ellos lo exigirán de ustedes. Esta es una situación grave. Ustedes no pueden solo vivir el día, todo puede ponerse de cabeza en un momento.

(117772)
De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/01/13, Shamati # 38 “El temor a Dios es su tesoro”

Material relacionado:
Salir al público es un primer paso hacia el Creador
Todo el mundo está en el exilio, la tierra entera es Egipto
Convirtiéndonos en la Luz para las naciones

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta