No opriman al extranjero

thumbs_laitman_741_02 (1)La Torá, “Éxodo” Mishpatim, 22:20: Y no maltratan al extraño, ni lo oprimirán, porque extranjeros fueron ustedes en la tierra de Egipto.

Incluso cuando descubren que aparece en su “tierra” más y más deseos nuevos en aras de la recepción, es decir, cuando ustedes están en su estado corregido y aparecen deseos que no corregidos todavía, no es necesario que los barran, haciendo intencionalmente una contracción en ellos y que no los acepten. Más bien es todo lo contrario. Es necesario que les ayuden a recuperarse. A esto se le llama un “extraño”.

La Torá, “Éxodo” Mishpatim, 22:21-22:23: No opriman a la viuda y al huérfano. Si lo oprimen, [tengan cuidado], porque si él clama a mí, Yo ciertamente oiré yo su clamor. Mi ira se encenderá, y los mataré a ustedes con la espada, y sus mujeres serán viudas y sus hijos quedarán huérfanos.

Una “viuda” y un “huérfano” son Kelim inacabados, vasijas avance sin terminar, deseos completamente sin corregir de los cuales ni siquiera la mitad han sido corregidos. No hay contacto con ellos para el ascenso.

“No oprimirás” significa que en cualquier caso ustedes no deben abandonarlos y más bien deben ayudarlos a fin de conectar todos los deseos juntos. Esto nos habla de que la persona conecta todos sus deseos, sus intenciones, sus características, dentro de sí misma en un todo llamado el alma en la cual revela el mundo espiritual.

(114789 – Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 5/27/13)

Material Relacionado: 

La profundidad de las leyes de la torá
El poder oculto de la torá
El comando espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: