Párense firmemente “sobre una pierna”

Dr.Michael LaitmanNosotros no estamos familiarizados con nuestra propia naturaleza y por lo tanto nos equivocamos todo el tiempo en una dirección u otra en nuestra autoevaluación, culpándonos o justificándonos a nosotros mismos injustamente. Debemos entender que no tenemos ninguna posibilidad de ver la verdad y la única salida es confiar en la Luz que Reforma.

Nuestra propia imagen, nuestras características que ahora nos parecen o no bellas, todo esto aún está lejos de la verdadera comprensión de nosotros mismos que descubriremos en la Luz del Creador, en la que veremos nuestra verdadera naturaleza. Sólo entonces podremos decidir qué es malo y qué es bueno en nosotros, ya que incluso el orgullo no es una característica inútil.

Como está escrito: “Y su corazón se elevó en los caminos del Señor…” (II Crónicas 17:06), es decir, nosotros tenemos que estar orgullosos, superar las dificultades, permanecer firmes en el camino de la verdad, y no permitir que nadie nos desvíe del camino o nos humille. En este caso, la humildad no es apropiada.

En nuestra visión de nosotros mismos y de los demás, hay mucha confusión, por lo tanto, la única solución es atraer la Luz que Reforma. Como está escrito, sólo “…en Tu luz veremos la luz” (Salmos 36:10), y, hasta entonces, sólo es necesario llevar a cabo el consejo de los cabalistas, precisamente a fin de avanzar tanto como sea posible hacia la verdadera observación de toda nuestra naturaleza y de nosotros mismos.

Hillel explicó el enfoque correcto, “lo que sea que odies, no lo hagas a los demás” (que es lo que Hillel le respondió al converso que le pidió que le enseñara toda la Torá, mientras “estaba parado sobre una pierna”). Mientras tanto, esta es la única revisión que estamos dispuestos a hacer.

Si ustedes se paran con ellos sobre este fundamento único, “en una pierna”, entonces esto es suficiente. A pesar de que la condición de ustedes es muy insegura y temblorosa cuando están ´parados sobre una pierna, si se aferran a este fundamento y nada más, manteniendo esta base todo el tiempo, “todo lo que odias, no lo hagan a los demás”, entonces pueden seguir adelante.

Nosotros no necesitamos nada más; esto es suficiente. Esta es una condición necesaria y suficiente. No se necesita nada más, excepto la conexión y debemos trabajar sólo por medio de esto todo el tiempo. La naturaleza de la acción se examina sólo de acuerdo a cuán fuerte será la conexión entre nosotros. No tomamos en cuenta todo lo que está sucediendo a nuestro alrededor en absoluto. Esto ya sería una “segunda pierna”, una “tercera”, las cuales podrían llevarnos sólo a una gran confusión en el trabajo. Por lo tanto, ustedes sólo deben preocuparse por su conexión.
(118511)
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 10/16/13

Material Relacionado:
Aquel que ora por su amigo recibe primero
Parados con un pie en el siguiente nivel
La regla de Hillel

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: