Si no hay meta, no hay alegría en la vida

Dr.MichaellaitmanPregunta: Ahora está absolutamente claro para los doctores que un ser humano no está compuesto sólo de sistemas fisiológicos del cuerpo y de la mente, sino también del deseo por un propósito. Pero nosotros sabemos que este es el nivel espiritual de la persona. Entonces está obligada a construir relaciones entre ella misma y la meta, su entorno, y también su cuerpo.

Recientemente, nos enfrentamos al hecho de que las personas han estado relacionándose con sus cuerpos de forma negligente e incluso con desprecio y por consecuencia están sujetas a enfermedades. Entonces ¿Cómo debería uno relacionarse con el cuerpo?

Respuesta: Como resultado de miles de años de desarrollo, la persona ha alcanzado un estado en el que no está feliz de estar viva. Subconscientemente no queremos vivir. Todo es en vano: la angustia, el sufrimiento; la vida ¿Qué es todo esto? ¿Necesito sentir que estoy feliz, contento? Pero no lo estoy.

Si logro algún tipo de satisfacción, lo alcanzo a través de esfuerzos injustificados, entonces, si pasa muy rápidamente o en algún momento, este se transforma en el opuesto. De tal manera que las personas realmente no quieren vivir. Por consiguiente, el desprecio por el cuerpo solo es una pequeña consecuencia de la actual condición. La persona siente secretamente que sería más feliz si no existiera en absoluto.

En el pasado no había nada como esto, dado que todavía no habíamos evolucionado a esta consciencia. Hoy en día tenemos un enfoque consciente de la vida, de la inutilidad de nuestra existencia, de la falta de productividad, de la degradación. Entendemos nuestra naturaleza, nuestra vacuidad. Nadie nos preguntó si queríamos nacer, ser educados en esta sociedad, o en otra sociedad. No entendemos qué, dónde o cómo.

Hubo un tiempo en el que teníamos metas definidas. Todavía no estábamos desarrollados, entonces íbamos detrás de cualquier cosa que parecía permanente, construyendo cosas, anhelando algo. Uno anhelaba el capitalismo, algo de comunismo, y otros anhelaban explorar el espacio. Queríamos probar algo, luchar, y alcanzar algún tipo de autoafirmación. Hoy en día no existe nada de esto; todo simplemente ha desaparecido y  permanece un “sumidero vacío” por donde se ha drenado toda el agua. Ya no tenemos nada más que nos llene.

Por consiguiente, incluso vemos los cuerpos con desprecio. Esto explica la atracción hacia las drogas, los antidepresivos, y el suicidio. Además, esto no se ve sólo en países desarrollados, sino por todas partes, en América Latina e incluso en África, en aquellos lugares donde la gente era suficientemente feliz en el pasado a pesar de su miserable existencia. Hoy en día ya no existe esto. Debe haber algún tipo de propósito para la persona, para que ella se involucre consigo misma, con su apariencia, en deportes, etc.
(118495)
Del Kab.TV “A través del tiempo” del 10/20/13

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: