¡Sin esto no hay vida!

Dr. Michael LaitmanSi la Luz viene de arriba y le da su poder a la parte inferior (AHP) del nivel superior que está bajo la segunda restricción (Tzimtzum Bet) para regresar a la primera restricción (Tzimtzum Alef), ésta comienza a operar. Entonces, esta Luz también entra en la parte superior (GE) del nivel inferior y lo corrige. Resulta que el AHP del superior se adhiere a GE del inferior y ellos se convierten en un todo.

 Dr. Michael Laitman

La Luz los opera a ellos al proporcionarles a cada uno un Masaj (pantalla) y a ambos los convierte en una estructura completa de diez Sefirot. Por lo tanto, todos los niveles están conectados como en una cadena, ya que cada uno entra en el otro con su parte. De lo contrario, no estarían en condiciones de conectarse.

La absorción es cuando cada parte entra en la otra, como dos piezas de metal que entran una en la otra, o dos líquidos que se mezclan. Hay diferentes tipos de conexión, ya que cada parte le da a la otra y recibe de ella, y por lo tanto crean algo nuevo. ¡Sin esto no hay vida!

De hecho, es muy difícil y complicado entender porque esto en realidad es la esencia de la vida. Cada parte entra en la otra y se anula a sí misma. En el punto en que uno se anula es que puede sentir, percibir y recibir al otro. Éste busca el lugar en el que el otro se ha anulado con el fin de penetrar en él. Esta es una penetración interna mutua y profunda, que es muy compleja y, como resultado, cada lado se complementa a sí mismo: uno por medio de GE y el otro por medio del AHP.

Así, los niveles superior e inferior adquieren un nuevo Partzuf en común. Dos seres creados pueden crear entre ellos un tercer Partzuf en común.
(116458)
De la 3° parte de la Lección diaria de Cabalá del 9/08/13, Talmud Eser Sefirot

Material Relacionado:
Despertando una nueva vida
Ustedes mismos son responsables de su propio nacimiento
El nacimiento de algo nuevo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta