Todo está en nuestras manos

thumbs_laitman_601_02Pregunta: Podría suceder que una persona que participa de la vida de una sociedad integral durante algún tiempo, pierda repentinamente el interés en ésta. La falta de interés es temporal; pero la persona puede no sobrevivir a esto, y nosotros la perdemos a ella de forma permanente. ¿Cómo podemos ayudarla en este estado?

Respuesta: Yo creo que la sociedad integral se transformará gradualmente en un criterio eficaz no sólo en el plano espiritual, sino también a nivel físico. La persona no sólo debe recibir calidez, estimulación, inspiración y emociones positivas, sino también apoyo físico. Para ello, tenemos que unirnos en ayuda mutua y cada uno debe sentir que esto es realmente lo que le da la unidad con los demás en la práctica.

Después de todo, nosotros todavía vivimos en este mundo. Entendemos que en una sociedad integral, será más fácil para nosotros. Seremos más saludables, menos susceptibles a las enfermedades, y toleraremos mejor todo tipo de problemas y golpes del destino. Sin embargo, ¿es posible añadir una actitud mental como ésta por medio de un acuerdo material?

Aquí llegamos a la siguiente etapa: ¿Podemos crear sociedades como éstas, en la que realmente se ayuden unos a otros? Para ello hay varias posibilidades, dependiendo de las condiciones.

Cada uno de nosotros trabaja en lo es experto, en algún área en particular, ayudémosles a los demás proporcionándoles atención especializada.

Pregunta: ¿Podría haber un estado como este en el que las personas dependan unas de otras en el nivel físico, entonces esto las mantendría en una sociedad integral?

Respuesta: No, lo que las mantendría es la sensación de la creación de una nueva sociedad fundamentada por encima de nuestro ego, no sobre una base competitiva, sino más bien sobre la base de conexión.

Pregunta: ¿Dónde está la línea divisoria entre la ayuda mutua integral y el proteccionismo como lo hubo en la Unión Soviética? Si usted tiene conexión, es un hombre. Usted tiene un dentista, gente en una tienda, una comunidad mutua que no es no pública.

Respuesta: En una sociedad integral, nosotros no estamos encerrados en nosotros mismos. Queremos que todos sean así. Cuanto mayor sea nuestro número, tanto más seremos capaces de prestarles atención a los demás, de ayudar a los otros.

Somos una organización sin beneficio alguno para sí misma, totalmente voluntaria, que entiende cómo educar a los niños de hoy, cómo mantener el marco familiar, cómo estar en un buen estado de ánimo, y no deteriorarse en el alcoholismo y las drogas, y cómo mantenernos a nosotros mismos en el espíritu correcto. Ya que ustedes están vivos, al vivan más cómodamente, en un buen entorno. Esto puede hacerse sin ninguna inversión material, incluso con lo que hay hoy en día. Podemos alcanzar estados como éstos en los que, en nuestra unidad, de repente veamos un beneficio material.

Si nos unimos y declaramos que somos un solo organismo (tenemos poder de adquisición común, necesidades comunes, reservas comunes de compras), entonces podemos ahorrar en esto. Para los círculos particulares de la población, esto es muy importante. Ustedes pueden establecer un almacén de cosas innecesarias que pueden ser de uso común. Esto es muy eficaz. Es posible organizar grupos para nuestros hijos sin costo alguno. Sin inversiones especiales, es posible hacer cosas como estas que de otra manera costarían muchos de nuestros medios. Todo esto está en nuestras manos.

(118000 – Del programa “A través del tiempo” del 9/15/13)

Material Relacionado: 

La compensación de la dimensión superior
Libertad de los caprichos del destino
Convirtiéndonos nuevamente en amos de nuestro destino

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta