Unidad fragmentada

Dr.Michael LaitmanTodos estamos unidos unos con otros, como órganos, tendones, y las células de un cuerpo. Nuestro cuerpo es un entretejido de infinitas relaciones entre diminutas partes, sistemas y células. También así es como estamos entrelazados y unidos entre nosotros. Nos encontramos aparentemente en una esfera que está completamente llena de toda clase de hilos y tipos de conexión que nos unen en uno. Hay miles de billones de uniones y cada una actúa a la “velocidad de la luz”, en realidad a una velocidad infinita.

Nosotros no necesitamos organizar y estabilizar estas uniones en nosotros mismos, éstas se revelan ya listas. Esto se nos revela desde el estado de Maljut del mundo del Infinito; pasa a través de la ruptura y estas partes se nos revelan aparentemente como si estuvieran alejadas unas de otras.

Pero, de hecho, se requiere esta distancia entre ellas para que nosotros creemos una “sensibilidad” para enfocar la “resolución”, haciendo posible que las veamos y las unamos entre sí. De lo contrario esto es imposible; podemos distinguir los detalles de la imagen con la condición de que ellas están separadas; sólo en la brecha entre ellas.

Por lo tanto, con el fin de ver a todo el sistema general y ser incluidos en éste, nosotros debemos realizar el principio de “Y amarás a tu amigo como a ti mismo”. Porque “el  amigo” no es un extraño, sino que se trata de mí. Y sin importar lo que yo vea, veo mis partes que se encuentran por fuera de mí y parecen distantes y remotas, opuestas a mí, para que de esta manera pueda descubrir mejor el concepto de la ruptura. Cuanto más fuerte trabaje la ruptura en mí, más fragmentado e inalcanzable me parece el mundo. Esta fragmentación da testimonio de la intensidad de la ruptura en mí.
(118571)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 10/18/13, Escritos de Baal HaSulam

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta