Aceptando la propuesta del Creador

Dr. Michael LaitmanTodo lo que tenemos en este mundo es necesario para nuestra corrección, para nuestro trabajo. No hay nada extra, nada puede añadirse o sustraerse. Todo está precisamente calibrado porque ésta viene de la vasija perfecta completamente llena con la Luz, del diseño que contiene la meta final, del estado ideal. Sólo falta nuestra participación, nuestro acuerdo con esta imagen ideal, un estado perfecto, creado por el Creador.

Pero tenemos que aceptarlo desde la oscuridad, desde el estado opuesto, desde las dudas y aclaraciones, sopesando todos los argumentos “a favor” y “en contra”. Sólo cuando la persona lo ha revisado y lo comparado todo, ella se convence de que el Creador es bueno y le desea el bien; el Creador está por encima de la creación, Él es primero, Él es último, y “No existe nadie más aparte de Él”. Entonces ella le da al Creador todos los nombres santos en gratitud por cada una de Sus acciones y la forma de control que se le ha revelado.

Antes que nada, nosotros necesitamos estudiar esta imagen que no ha sido ensamblada: entender y estar de acuerdo en el hecho de que está rota y que nuestra tarea es ensamblarla, trabajando juntos en nuestra conexión. La ruptura sucedió en nuestras relaciones, aun cuando pensemos que este mundo está roto.

Los problemas nos parecen externos: en la economía, la ecología, las relaciones humanas habituales, en el trabajo, en la familia, entre esposos, padres e hijos, en todos los niveles de la naturaleza inanimada, vegetativa, y animada. Existe caos y confusión por todos lados. Lo que necesitamos es imaginar el sistema completamente atado a la conexión entre las personas. Sólo al mejorar nuestras relaciones entre nosotros podemos cambiar el sistema en todos sus niveles: el nivel inanimado, vegetativo, animado, y más aún, en el nivel humano, en los sistemas sociales, mediante los cuales el ser humano se elevó por encima del mundo animal.

Una vez el ser humano descendió del mono, comenzó a desarrollar las relaciones públicas, la tecnología, el comercio, y la industria. Pero todo esto está basado sólo en las relaciones entre las personas. Este es el único lugar en el que podemos influir y cambiar. Al mejorar nuestras relaciones que nos acercan a la verdad: a la conexión, unidad, y garantía mutua, todos los niveles restantes de este mundo serán conectados correctamente, tomarán su lugar, y el mundo entero se calmará y logrará la prosperidad.

Para este trabajo, no es suficiente fingir ser “justos”, sin exigir aparentemente nada para uno mismo. No hay nada que podamos hacer; todos nacimos y crecimos en el egoísmo. No hay nada de qué avergonzarnos en esto, sólo necesitamos reconocer el mal y corregirlo: hacer un cálculo honesto con uno mismo, por cualquiera que sea la razón, debemos cambiar.

Todos están ocupándose de la corrección interna en este grado, como está dicho: “educa al niño de acuerdo al camino de él”, a su disposición. Pero todas las personas deben de alguna manera corregir su naturaleza. Es por eso que necesitamos trabajar en tres líneas. La línea izquierda es el mal en nosotros, que se revela cada vez más. La línea derecha es la corrección de este egoísmo mediante la fuerza de otorgamiento que atraemos desde arriba, debido a nuestra conexión.

Nosotros construimos la tercera línea a partir de esas dos líneas. El deseo de disfrutar de la línea izquierda, que es corregido mediante la Luz que Reforma, se vuelve una vasija espiritual, llamada el alma. Y en esta, de acuerdo a la equivalencia de forma, se revela el nuevo sistema integral, el nuevo llenado. Esto significa que el Creador se revela dentro de los seres creados, dentro de la conexión de las almas. El Shojén gobierna la Shejiná (Divinidad). Este es el trabajo en la línea media.

(121297De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 24 de noviembre del 2013)

Material Relacionado:

¿A quién estamos dándole placer?
Cualquiera es capaz de hacer un esfuerzo adicional
El alma general: la mía y la nuestra

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: