De la bajeza a la grandeza

thumbs_laitman_236_01 (1)De acuerdo al propósito de la creación, nosotros debemos ascender a la altura del Creador. Sin embargo, nuestro deseo egoísta no es capaz de hacerlo. Este aparentemente quiere crecer, llegar a ser grande porque es “algo de la nada”. Tiene un grano de “algo”, es decir, de la Luz que lo produjo, pero por su naturaleza, por su esencia, proviene “de la nada”.

Esta es la base de la contradicción inherente a nuestra naturaleza: por un lado, aspira a la grandeza, y por otro lado, no puede lograr nada. Esto lo vemos en la evolución, a partir de la historia del desarrollo humano. En el deseo de recibir, es imposible obtener algo en forma de una realización permanente o llenado creciente. Al final, la única posibilidad para una aplicación exitosa del egoísmo es revelar la maldad inherente en él.

Por lo tanto, es muy importante mostrar la bajeza propia. Si la persona actúa como investigador en un laboratorio, a fin de revelar la propiedad de la bajeza en el deseo de recibir, esto es bueno, verdadero, y es el camino más corto para revelar al Creador.

Aquí nosotros estamos obligados a trabajar en abnegación. Dentro de su marco, cada uno debe elevar la meta ante sus ojos y ante los ojos de su amigo y recibir del grupo ejemplos de devoción, amor de amigos, amor por el Creador. Todo esto es para que eventualmente él revele su bajeza. Se nos dice que sólo quien es pequeño verá al Creador.

(119831 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 11/06/13, Shamati # 26)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: