De otra manera la naturaleza no tiene el derecho a existir

Dr.Michael LaitmanTodas nuestras leyes y acciones: “Háganles a los demás lo que les gustaría que les hicieran a ustedes”, “Amen a su prójimo como se aman a sí mismos”, los 613 mandamientos están incluidos en la ley común de la garantía mutua. Esto se debe a que esta ley es un sistema complejo que consta de una multitud de detalles en la cual cada detalle tiene que ser su parte integral y trabajar por el bien de todo el sistema. Esta será su vida. Ella sólo tiene que basarse en cómo beneficia al el sistema entero.

Estos sistemas, en los que opera la ley de la garantía mutua, también existen en nuestro mundo.

No hay la libertad de elección en la naturaleza inanimada, vegetativa y animada. El hombre tampoco tiene esta libertad. Pero una vez que nos elevamos por encima de nuestra naturaleza egoísta y vemos estos sistemas naturales de una manera real, independientemente  de nuestro ego, veremos que operan de acuerdo a la ley de la garantía mutua. De lo contrario la naturaleza no tiene el derecho a existir.

Y sólo las personas cuyo punto en el corazón ha sido revelado, adquieren la oportunidad de salir de esta ley común y universal de la garantía mutua, la cual observan inconscientemente, y pueden alcanzar el nivel en el que empiezan a observarla por su propia voluntad, con sus propios esfuerzos. Más tarde, toda la humanidad recibirá esta oportunidad.

Ocurre lo mismo que en un organismo humano, el más importante soporte de la vida existen conscientemente en los sistemas de garantía mutua, mientras que otros órganos y células simplemente se anulan a sí mismos y observan la garantía mutua como una ley, concuerdan con él; de la misma manera la humanidad comenzará gradualmente a aplicar esta ley.

La creación entera observa la ley de garantía mutua en toda su extensión. Sólo las personas se despiertan gradualmente de forma individual, de acuerdo a un proceso y orden específico, a fin de darse cuenta de su participación en el sistema común, conocido como “el cuerpo de Adam“, con su libre elección.

Por lo tanto, uno no debe pensar que el mundo carece de algún tipo de ley. Simplemente, en relación a nosotros, esto se revela como una oportunidad para tomar conciencia sobre la observancia de la ley de la garantía mutua.
(24396)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/15/10, “Arvut” (Garantía mutua)

Material Relacionado:
La simple ley de garantía mutua
El propósito del Universo
El amor como ley de la Naturaleza

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: