¿Dónde encuentran ustedes derechos de igualdad?

dr. michael laitmanPregunta: ¿Hay alguna diferencia entre el camino de los hombres y el de las mujeres en la sabiduría de la Cabalá?

Respuesta: En nuestro mundo hay una gran diferencia entre hombres y mujeres en cuanto a la forma de pensar, en el enfoque de la vida, en la comprensión de la realidad y en la toma de decisiones. Nosotros somos realmente muy diferentes. La diferencia no es sólo en las características sexuales. Se trata de dos mundos: una mitad masculina y una mitad femenina de la naturaleza. De hecho, en la naturaleza inanimada, vegetativa y animada hay una división en partes masculinas y femeninas, y las diferencias en el ser humano son aún mayores.

Pero cuando nosotros empezamos a buscar al Creador, entonces, en el nivel físico, las diferencias de género con respecto a las propiedades físicas se aplican en un grupo y en la conexión dentro del grupo, mientras que en el mundo espiritual no es así. Las mujeres que se acercan al Creador tienen las mismas oportunidades que los hombres, especialmente en nuestro tiempo.

Yo creo que la sabiduría de la Cabalá es la única área de la actividad humana en la que la mujer es igual al hombre. Esta es una paradoja interesante. Tienen absolutamente los mismos derechos.

En ninguna otra implicación física pueden ser iguales a los hombres: en algunas cosas ustedes son mejores y en algunas cosas ellas son mejores. Denme el nombre de un famoso pintor, de un músico famoso, de algún famoso director de orquesta o chef. ¡Mencionen el nombre de por lo menos una mujer, no hay ninguna!

En nuestro mundo hay una clara distinción en ciertas habilidades de hombres y mujeres, porque estamos separados. Y en el mundo espiritual, donde todos juntos nos dirigimos hacia la conexión, y nuestro componente espiritual es lo que se creó como resultado de la unificación, entonces no hay ninguna diferencia, más bien un todo único. Por lo tanto, en el mundo espiritual no hay alma masculina o femenina, grupo femenino o masculino. Todo se mezcla en una sola unidad.

Estamos alcanzando esto gradualmente. No se trata de un camino sencillo, dado que todavía tenemos mucho por hacer. Pero al final del asunto, al descubrir al Creador en nuestra unidad común, veremos que no hay diferencia entre las fuerzas masculinas y femeninas; todos nuestros esfuerzos se vuelven compartidos.

Ahora estamos todavía en la fase preliminar del desarrollo de nuestra alma. Y es una para todos. Ninguno de nosotros tiene un alma propia. ¡Se trata de ese órgano, Kli singular, en el que se revela el Creador, un deseo singular, la “Maljut del mundo del Infinito”!

(120198)
De la Convención en Bulgaria “Amanecer de un nuevo mundo” día dos del 11/2/13, Lección 3

Material relacionado:
Las diferencias entre los niveles de alcance
Un tiempo para la desunión y un tiempo para ensamblar la unidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta