El Infinito que está por encima de mí

thumbs_arava-convention_931-01Baal HaSulam, Shamati # 3: “El asunto del logro espiritual”: Cuando le rezamos al Creador y le pedimos que nos ayude y que nos dé lo que queremos, nosotros nos relacionamos con el discernimiento del Infinito (Ein Sof). Existe la raíz de las criaturas, que quiere darles placer, y el placer, llamado “Su deseo de hacer el bien a Sus creaciones”.

Nosotros debemos ir hacia el Infinito, hacia el amor absoluto. Pero ¿por qué? ¿Parecería que es suficiente con imaginar el estado espiritual más cercano?

No.

En primer lugar, debido a que el estado más cercano ya es Infinito. El grado adyacente, más elevado es llamado “Infinito” en relación al estado previo. Hoy en día yo no puedo alcanzarlo, limitarlo, “atarlo” en mis vasijas, deseos; de algún modo puedo imaginarlo en mí mismo. Es más elevado que cualquiera de mis fantasías, que todos los impulsos.

Por lo tanto, es infinito para mí, es decir, incomprensible. Está más allá de mi percepción; opera a tales frecuencias, en tales propiedades, que yo no soy capaz de discernirlo en absoluto. No encaja con mis deseos actuales. Yo estoy privado de los medios de percepción para esto. Lo más que puedo imaginar es cierta similitud imaginaria del próximo grado.

Sin embargo, si yo no busco el Infinito con lo mejor de mi conocimiento, de acuerdo a las definiciones correctas, entonces no construyo la unidad de Israel, la Torá, y el Creador. Nosotros tenemos que recordar que Su deseo de deleitar a las criaturas es infinito, que Él desea plenamente llevarnos bien, y por lo tanto tengo que dar la misma respuesta completa y encontrarlo a Él a través del grupo.

Pues bien, en el grupo, yo empiezo a entender que tengo que yo mismo anularme por completo, absorber los deseos de los amigos, entregarme a ellos, disolverme entre ellos de modo que no haya recuerdo de mí. Tengo que trabajar con el deseo del grupo por todos los medios para llenar el deseo del Creador. Yo me expreso solamente de esta manera.

Esta es la preparación que nos permitirá convertirnos en un canal de conexión entre los seres creados y el Creador.

Sin embargo, en el grupo, nosotros no buscamos estos dos extremos de conexión, sino un punto, desde uno mismo hacia el centro del grupo y al Creador, Quien está oculto allí dentro. Aquí, no nos adaptamos a las dos direcciones diferentes, esta etapa vendrá después. Primero, organizamos un grupo, establecemos la conexión con el Creador, y luego construimos la comunicación, creamos un “modem” que conmute entre el Creador y los seres creados.

(120352 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 11/12/13, Shamati # 3 “El asunto del logro espiritual”) 

Material relacionado: 

Yo veo la meta a través del periscopio del grupo
No tengan miedo de recibir placer
Hasta que acumulen conocimiento y obtengan sabiduría

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta