El mundo está haciendo una transición de la recepción al otorgamiento

Dr.Michael LaitmanNuestro mundo está comenzando a ser cada vez más “redondo”, es decir que la unión colectivo y mutua entre todos está descubriéndose; todos influyen a todos.

Hace diez mil años ustedes habrían atacado a su vecino, lo habrían asesinado y comido. Cinco mil años después ya habrían dejado de matar a los vecinos, más bien habrían entendido que era mejor esclavizarlos.

Otros pocos miles de años pasaron y habrían atacado a su vecino y habrían hecho de él un trabajador ya que un esclavo ya no valía la pena. Todo se establece de acuerdo a lo que es útil para el deseo de recibir. Pero hoy en día las cosas ya no son como solían ser. Si hoy en día  ustedes fueran a atacar a alguien y a conquistarlo, comenzarían a alimentarlo y a estar preocupados por él. Por lo tanto, en nuestro tiempo las guerras no valen la pena.

¡Nosotros vemos cómo el mundo, sin la comprensión de sí mismo, está haciendo gradualmente una transición completa de la recepción al otorgamiento! Todos nuestros sistemas (económicos, de salud y demás) deben transformarse a fin de ser más “redondos”; no tenemos ninguna otra opción. Los gobiernos están obligados a distribuir dinero a su pueblo, de tal manera que todos tengan algo para comer. Las naciones ahora se han transformado en instituciones de seguridad social y centros de asistencia social. Lo quiera o no, cada nación debe transformarse en un sistema que esté ante todo preocupada por sus ciudadanos comunes.

Todo esto es un resultado de que nosotros estamos acercándonos a los “círculos”, a las vasijas esféricas. De lo contrario, no podemos existir en condiciones como estas. Sin embargo, en esta clase de forma, nosotros no seremos liberados de los problemas porque estos cambios los hacen los círculos desde arriba, desde el gobierno. Nosotros debemos hacer esto desde abajo, a través de la corrección de la persona, a través de la “línea recta”.

El camino de la corrección desde arriba es un camino largo de “reconocimiento del mal”.  Por muy lindo que nos parezca hoy en día que una nación se preocupe por sus ciudadanos de modo que todos obtengan todo lo que necesitan, al final esto traerá inmensa destrucción. A la larga, nosotros tenemos que descubrir que debemos comenzar la corrección desde abajo. Debe haber otorgamiento por parte de la persona que está abajo, por lo tanto nosotros debemos transformar los estratos más quebrados, cuidar de ellos y llevarlos al método de la corrección.

“Los círculos” son el descubrimiento del poder más elevado, la Luz superior, el Kli superior. Y estos se vuelven una gran amenaza sobre nosotros. Todas las fuerzas de la naturaleza se revelan en forma de un aspecto circular. La persona debe trabajar en forma de una línea recta.

La ola de un tsunami que viene no tiene en cuenta si ustedes son buenas o malas personas, si son ricos o pobres, sino que destruye todo a su paso. Así es como trabajan los círculos. Y nosotros debemos comenzar a ser una línea recta. Aunque la línea recta es opuesta al círculo, cuando ella se vuelve el dador, en realidad ésta llena los círculos. Con esto nosotros nos transformamos en una fuerza que llena al Creador. El invitado debe llenar al anfitrión, así como el anfitrión quiere llenar al invitado.  Esto es llamado alcanzar la adhesión a través de la equivalencia de forma y la equivalencia de acciones.
(121010)
De la 3° parte de la Lección diaria de Cabalá del 11/11/13, Talmud Eser Sefirot

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta